viernes, 10 de marzo de 2017

¿Caben (sin derramar) 2 tazas llenas de azucar en una taza llena de agua?

La respuesta rápida a que si caben dos tazas de azúcar de idéntico volumen en otra taza también del mismo volumen pero lleno de agua es sí, pero ¿cómo es posible?

Originalmente, hemos llenado una taza de azúcar, lo lógico sería suponer que no podemos llenar una taza de agua con dos de azúcar.

Diferentes medios
La idea de disolver 5 kg de azúcar en una bolsa en un recipiente con capacidad para 2,5 kg es muy contraintuitiva.

Pero disolver azúcar en una taza de agua no es lo mismo que hacerlo en una taza vacía, por una razón muy simple: las moléculas del azúcar pueden estrujarse e introducirse en los intersticios que hay entre las moléculas del agua.

Es decir, que el azúcar en agua ocupa menos espacio que el azúcar sin agua. La razón la explica así Robert L. Wolke, en La ciencia de lo cotidiano:

Las moléculas del azúcar son mucho más pesadas y aparatosas que las del agua, de modo que en una taza o medio kilogramo no contendrá un número tan elevado de ellas. Asimismo, el azúcar presenta una forma granulada y no líquida, y sus granos no se asentarán en la taza adoptando una configuración tan abigarrada y prieta.

En otras palabras, en una taza de azúcar en realidad hay más aire que azúcar, o más espacio vacío que azúcar. En realidad, en una taza de azúcar solamente hay una vigésima quinta parte del número de moléculas presentes en una taza de agua.

Eso significa que en una solución compuesta por dos tazas de azúcar y una de agua, solo hay una molécula de azúcar por cada doce moléculas de agua.




Publicar un comentario