lunes, 6 de marzo de 2017

¿Conocías estas 10 curiosidades sobre Saturno?

Todos lo conocemos por esos impresionantes anillos que lo rodean, pero como verás a continuación eso no es ni mucho menos lo único que lo distingue y que lo hace interesante.

  • Saturno es muy grande, ¿pero sabes cuánto? El planeta de los anillos es el segundo más grande de nuestro sistema solar, ya que sólo Júpiter tiene un tamaño mayor que él. Esto nos dice mucho pero al mismo tiempo muy poco si no profundizamos y hablamos de cifras concretas. Según los últimos datos recopilados Saturno tiene un diámetro de 120.537 km, diez veces mayor que el de nuestro hogar, y en él podríamos “introducir” aproximadamente 750 planetas como la Tierra. Como dato curioso en el Sol cabrían unos 1.600 planetas como Saturno.
  • Un año en Saturno dura casi tres décadas El año en Saturno, entendido como el tiempo que tarda dicho planeta en dar una vuelta completa al Sol, dura 10.759,22 días terrestres. Si hacemos un calculo sencillo vemos que eso equivale a 29,4 años terrestres, una cifra impresionante que le permite superar a Júpiter, aunque queda por detrás de Urano y Neptuno.
  • Sus anillos se descubrieron antes de lo que imaginas Quizá no lo sepas pero Saturno se puede ver con el ojo “desnudo” y es posible estudiarlo de forma “aceptable” incluso con telescopios arcaicos y de corto alcance. Esto hizo posible que el planeta se descubriera por pueblos tan antiguos como los babilonios, y que sus anillos fueran identificados en el siglo XVII. Sin embargo hay que destacar que pueblos muy antiguos ya teorizaban con la presencia de algo alrededor de Saturno, e incluso llegaron a conocerlo como “el planeta rodeado por una banda”.
  • Saturno es muy frío y presenta tormentas de auténtica pesadilla En el gigante anillado se registran temperaturas de hasta 212 grados bajo cero, mínimos mucho más extremos que los de la Tierra, donde el récord sigue fijado en 129 grados bajo cero. Pero esa gélida temperatura no es lo más extremo de Saturno, ni mucho menos. Como todo planeta gaseoso está sujeto a tormentas constantes y su atmósfera se mueve a 1.800 kilómetros por hora. En la Tierra el tornado más rápido registrado alcanzó los 483 kilómetros por hora. Las tormentas en Saturno también producen mega-relámpagos con una potencia mil veces mayor que los de nuestro planeta.
  • Está formado mayoritariamente de hidrógeno y es ovalado Al contrario de lo que pueda parecer por las recreaciones que hemos visto Saturno no es circular, sino que tiene una forma más bien ovalada y de hecho es el planeta más plano de todos los que se encuentran en el sistema solar. Esto se debe a su baja densidad y alta velocidad de rotación, lo que hace a su vez que su día (rotación completa) dure 10 horas y 34 minutos. Como anticipamos está formado mayoritariamente de hidrógeno distribuido en capas que se van solidificando hasta convertirse en metal conforme nos acercamos al núcleo del planeta, algo posible debido a la enorme presión que soporta.
  • Tiene el mayor cuerpo de anillos del sistema solar Saturno no es el único planeta del sistema solar que tiene anillos, pero sí que puede presumir de ser el tiene la mayor cantidad de ellos. Esos anillos están hechos de miles de millones de partículas que van desde pequeños granos similares a una mota de polvo hasta otros enormes que llegan a tener el tamaño de una montaña. En su mayoría están formados de restos de hielo y roca procedentes de cometas y diferentes cuerpos espaciales, como cometas y asteroides. Miden unos 282.000 kilómetros de longitud.
  • Saturno tiene 150 lunas y minilunas Además de unos anillos impresionantes Saturno también está rodeado por una enorme cantidad de satélites, que podemos clasificar deforma simplista en lunas y minilunas (aquellas de tamaño muy pequeño). Todos sus satélites son mundos helados verdaderamente únicos, y entre ellos podemos encontrar algunos tan interesantes como Titán, que está formado de hielo y roca y cuenta con una atmósfera rica en nitrógeno. Dicha luna ha sido considerada por los científicos como una de las que más posibilidades tiene de albergar restos de vida unicelular.
  • Desprende el doble de calor del que recibe del Sol A pesar de que a simple vista parezca una enorme bola de gas helada y con anillos el núcleo de Saturno alcanza temperaturas de 11.700 grados, casi la misma que tiene el Sol en su superficie. Esto es posible por el proceso continuado de hundimiento del hidrógeno de las capas superiores del planeta en el hidrógeno líquido que se encuentra en las capas más profundas del mismo. Por su lejanía respecto al Sol y su particular composición el calor que Saturno recibe de aquél es mínimo, y además el astro rey se ve diez veces más pequeño desde dicho planeta comparado con la Tierra.
  • Es menos denso que el agua De todos los planetas que forman el sistema solar Saturno es el menos denso, lo que significa que podría flotar en el agua si tuviéramos una “piscina” lo bastante grande como para darle cabida. Por contra planetas como Mercurio y la Tierra, ambos encuadrados en el grupo de planetas rocosos, serían los que más rápido se hundirían debido a su alta densidad.
  • Su color amarillo es sólo fachada A pesar de que Saturno nos parece una enorme bola de gas amarillento la realidad es que ese color es sólo fachada, una especie de capa externa producida por la presencia de pequeños cristales de amoniaco. Debajo de esa primera capa se encuentran zonas en las que encontramos enormes cantidades de agua helada y otras mezclas curiosas, como azufre e hidrógeno helado.


Publicar un comentario