viernes, 17 de marzo de 2017

El ibuprofeno aumenta un 30% el riesgo de un ataque cardíaco

Si eres de los remedian cualquier ligero dolor de cabeza tomando un ibuprofeno, quizá deberías contenerte antes de que se traduzca en un paro cardíaco. Un estudio danés publicado en European Heart Jounal ha concluido que los populares fármacos antiinflamatorios incrementan un 31% el riesgo de sufrir un ataque de corazón.


Los ibuprofenos, que se dispensan sin receta en farmacias y en algunos países, como Estados Unidos, hasta en supermercados, no están exentos de efectos secundarios. Investigaciones anteriores ya los habían asociado con un mayor riesgo de insuficiencia cardíaca y una presión arterial alta.

Tras revisar las ventas de antiinflamatorios no esteroideos (AINE) en las farmacias danesas desde 1995 y los registros médicos de casi 30.000 personas que sufrieron un paro, el equipo de científicos Dinamarca ha podido concretar el peligro. Descubrieron que 3.376 personas con habían sufrido un ataque habían ingerido los antiinflamatorios 30 días antes del suceso.

Entre los fármacos antiinflamatorios, el más escandaloso por el daño que causa fue el diclofenaco, medicamento que detectaron que aumenta un 50% el riesgo de padecer un ataque cardíaco.

"Permitir que estos medicamentos se puedan comprar sin receta y sin ningún consejo o restricción, transmite al público el mensaje de que son seguros", señala Gunnar Gislason, autor principal del estudio. "No creo que se deban vender donde no hay asesoramiento profesional sobre cómo usarlos".

Gislason y su equipo señalaron que la gente no debería tomar más de 500 mg de naproxeno o 1.200 mg de ibuprofeno al día. El consejo no es dejarlos de ingerir radicalmente, si no consumirlos con responsabilidad y en las dosis seguras pertinentes. En otras palabras: no abusar de las pastillas.



Publicar un comentario