jueves, 9 de marzo de 2017

Microsoft presenta Windows Server para ARM: tiembla Intel

Microsoft desveló hace dos meses su interés en que los procesadores ARM fueran compatibles con Windows, y para ello demostró cómo Windows 10 puede funcionar sin problemas en un procesador móvil como es el Snapdragon 820, pudiendo ejecutar incluso Photoshop sin problemas de rendimiento. Sin embargo, el primer procesador en contar con este soporte de manera oficial será el Snapdragon 835, y todos creíamos que era sólo para desarrollar el Surface Phone. Al final, parece que Windows tenía otros objetivos cuando anunció el nuevo enfoque hacia procesadores ARM: Windows Server para ARM.

Intel cuenta en la actualidad con más del 90% de cuota en el mercado de los servidores. Ha tenido históricamente batallas con otros fabricantes, pero ha ganado casi todas. Eso parece que va a cambiar en 2017, ya que en dos días se han abierto dos nuevos frentes. Primero ha llegado AMD con los procesadores Naples, que le darán un buen mordisco en el segmento de servidores de más baja potencia. Ahora, también van a llegar procesadores ARM a este campo de la mano de Qualcomm.

Para hacer funcionar Windows en estos procesadores, Microsoft ha presentado Windows Server para ARM en el Open Compute Project Summit en Santa Clara, California. En este evento, Microsoft mostrará su software de virtualización de Windows Server funcionando en servidores con chips ARM. El nombre de estos chips es Qualcomm Centriq 2400, diseñados por Qualcomm para servidores en la nube, con 48 núcleos, fabricado en un proceso de 10 nanómetros, y que cabe en un chasis 1U para servidores.

Desde Microsoft afirman que llevan meses realizando pruebas de rendimiento comparándolas con los procesadores x86, y están muy contentos con los resultados. Las IPC (instrucciones por ciclo) de los procesadores, su gran cantidad de núcleos e hilos de ejecución, unido a las opciones de conectividad, almacenamiento e integración que ofrece el ecosistema ARM hacen ver que es un camino muy interesante para seguir de cara al futuro.
Son muchos los fabricantes que ofrecen opciones viables en el campo de los procesadores ARM, mientras que en x86 es Intel prácticamente la única opción. La colaboración entre Microsoft y Qualcomm es cada vez más grande, y no sería nada raro ver dispositivos de Microsoft equipando procesadores Qualcomm este año más allá del rumoreado Surface Phone, como puede ser una tablet de gama de entrada.

La propia Microsoft desmintió en 2011 los rumores de que estaban desarrollando Windows Server para ARM. Seis años después, Windows Server se abre a otros procesadores que no sean de Intel o AMD. De momento, Windows Server para ARM sólo estará disponible para uso interno de Microsoft, y todavía no ha hecho pública cuándo va a estar disponible para otras empresas. Los planes de futuro de Microsoft pasan por utilizar los Centriq 2400 para sus servicios en la nube de cara a los próximos años.




Publicar un comentario