martes, 7 de marzo de 2017

Situs Inversos: Cuando los órganos del cuerpo están invertidos

¿Qué tienen en común el cantante Enrique Iglesias, el jugador de la NBA Randy Foye y la actriz Catherine O'Hara, famosa por ser la madre de Macaulay Culkin en Solo en Casa?


En apariencia, nada pero estos tres personajes pertenecen al pequeño porcentaje de los seres humanos que presentan Situs Inversus, una rara enfermedad que provoca que sus órganos vitales estén invertidos.

La dolencia, que afecta a 1 de cada 20.000 personas (un 0,01% de la población) es una condición genética en la que uno o varios órganos están colocados en modo espejo. El corazón y el estómago en el lado derecho o el hígado en el izquierdo, por ejemplo.

Se han dado casos hereditarios de situs inversus a través de los genes recesivos. En estos casos, los dos padres son portadores del gen que provoca la patología aunque no la paden pero pueden transmitirla a sus hijos.

Por otro lado, también se puede producir el situs inversus en los llamados “gemelos espejo”, donde uno de los hermanos presenta la malformación porque el óvulo fecundado se ha dividido más tarde de lo habitual. Por último, el situs inversus también puede ser un signo de otras enfermedades, como la poliesplenia o el Síndrome de Kartagener.

Pese a lo extraño de la patología, la gran mayoría de las personas no se dan cuenta de que lo padecen y muchos se percatan solo cuando se dan complicaciones médicas. Una de esas complicaciones pueden ser las malformaciones cardíacas, que tienen lugar sobre todo en el caso de la dextrocardia (cuando el corazón está invertido).

Afortunadamente, esas malformaciones solo afectan al 3,5% de los pacientes con esta enfermedad y se producen de dos maneras. La más común es la transposición de los grandes vasos, por el cual la aorta y la arteria pulmonar están intercambiados. Eso provoca color azulado en la piel o dificultad para respirar. En otros casos, las estructuras dentro del corazón crecen en el lado equivocado, aunque el órgano se encuentre en la parque izquierda del cuerpo.

Además de las complicaciones cardíacas, se pueden presentar problemas a la hora de diagnosticar otras enfermedades porque los síntomas se presentan a la inversa. En el caso de los infartos del corazón, duele el brazo derecho. O en la apendicitis el dolor se ubica en el lado izquierdo en vez de en el derecho.

Otro problema asociado al situs inversus tiene que ver con los trasplantes. En este caso, la operación será más compleja, ya que los órganos del donante no están preparados para conectarse con estructuras del revés.




Publicar un comentario