sábado, 1 de julio de 2017

¿Cómo se forman los extraños agujeros gigantes en el suelo de las ciudades?

Cada cierto tiempo vemos en las noticias el caso de un agujero gigante que aparece de la nada en algún lugar del mundo. Casi siempre, estos accidentes se producen por una erosión subterránea del terreno, pero ¿cómo tiene lugar esta erosión? 

El culpable de esta erosión no es otro que el agua. A veces proviene de tuberías rotas a cierta profundidad, como en el reciente agujero de Japón que se tragó una calle entera. Otras veces simplemente es agua proveniente de las lluvias o de alguna fuente natural que va fluyendo poco a poco por el terreno.


La rapidez con la que este proceso tiene lugar depende de muchas cosas, pero sobre todo de los materiales. Algunas rocas carbónicas son solubles en agua con el paso del tiempo. Los terrenos abundantes en partículas pequeñas como la arena o la arcilla también se disuelven con mas facilidad.

Con el paso del tiempo, el agua forma cavidades. En cuanto tiene espacio para fluir, el proceso se acelera, formando un hueco cada vez más grande. Eventualmente, el peso del terreno sobre esta cavidad es excesivo y toda la sección colapsa y se derrumba, abriendo un espectacular agujero que se traga todo lo que haya sobre él en ese momento.



Publicar un comentario