sábado, 29 de julio de 2017

Hablarte en tercera persona reduce el estrés y las emociones negativas

Hablarte en tercera persona, te puede ayudar a mantener tus emociones bajo control, basado en una investigación que tiene como objetivo encontrar formas simples y efectivas de reducir el impacto del estrés y otros sentimientos negativos.


El estudio encontró que unas pocas palabras en silencio sobre ti en tercera persona utilizan el mismo esfuerzo mental como hablar de un “yo”, pero es mucho más eficaz para mantener las emociones equilibradas.

De acuerdo con el equipo de la Universidad Estatal de Michigan, todo se trata de obtener algo de perspectiva y verse a sí mismo como alguien más podría verte. En otras palabras, realizar ese cambio mental puede evitar cambios de humor más extremos.

"En esencia, pensamos que referirse a ti mismo en tercera persona lleva a la gente a pensar en sí mismos más similar a cómo piensan acerca de los demás, y se puede ver pruebas para ello en el cerebro", explicó uno de los investigadores, el psicólogo Jason Moser.

Eso ayuda a las personas a obtener un poco de distancia psicológica de sus experiencias, que a menudo puede ser útil para regular las emociones.

Durante el estudio, científicos descubrieron que la autoexpresión en tercera persona condujo a una menor actividad en las regiones del cerebro relacionadas con referencias emocionales personalmente dolorosas, alrededor de la corteza prefrontal medial.

Los autores del estudio aseguran que se requiere un estudio más profundo para establecer un vínculo más claro entre hablar a sí mismo en tercera persona y la regulación emocional, pero los primeros signos son buenos: conseguir que la gente hable consigo mismo de cierta manera no requiere equipo costoso, ni una formación especializada.



Publicar un comentario