sábado, 15 de julio de 2017

La ciencia explica por qué vemos fantasmas

A pesar de todos los reportes de avistamientos de fantasmas (por ejemplo, en el 28% de los estadounidenses reportan haber tenido un encuentro paranormal), no existe evidencia que respalde la presencia de seres sobrenaturales entre nosotros.

Hasta la fecha, la ciencia no ha podido probar la existencia de los fantasmas, pero si ha logrado explicar porque las personas creen haberlos visto en alguna ocasión.

El investigador paranormal Joe Nickell identifica un fenómeno que la gente suele confundir con actividad paranormal.

Una explicación posible es el infrasonido, o las ondas de sonido que están por debajo de los niveles capaces de ser registrados por el oído humano. Esto puede derivar en que sientas los sonidos.

Aunque para tu oído no sea posible percibirlos, tu cuerpo tiene otros tipos de receptores que sí. Esto puede causar escalofríos, sentir algún tipo de malestar y depresión e incluso alucinaciones.

Otras posibles causas pueden incluir la parálisis del sueño o como se le conoce coloquialmente cuando “se te sube el muerto”, que es cuando te despiertas pero no eres capaz de mover tu cuerpo. Es una incapacidad transitoria para realizar cualquier tipo de movimiento voluntario que tiene lugar durante el periodo de transición entre el estado de sueño y el de vigilia.

Incluso en un experimento del 2014, científicos pudieron replicar la sensación fantasmal en un laboratorio, al interferir con la entrada sensioromotor (la percepción espacial) del cerebro de los participantes.

La ultima razón posible que se enlista en el video es el duelo, esta explicación alude más a un estado emocional en donde el dolor por la pérdida de un ser querido lleva a la persona a verlo. El neurocientífico Oliver Sacks y autor del libro Hallucinations explica que es una parte común del proceso de duelo ya que ver la cara del difunto alivia el dolor.

El hecho que la ciencia no ha podido probar la existencia de fantasmas no quiere decir que no los veas, simplemente que probablemente son causados por una razón distinta a la que crees.



Publicar un comentario