jueves, 20 de julio de 2017

La desastrosa publicidad de Audi que compara autos usados con mujeres

Dura apenas 30 segundos, pero fueron suficientes para provocar un terremoto de críticas en China, donde fue lanzado esta semana.


Se trata de un anuncio de autos usados de Audi que comienza con una pareja en el altar en plena boda que es interrumpida por la madre del novio.

En la red social Weibo, muy popular en China, hay usuarios que califican al aviso de sexista, afirmando incluso que es "repugnante" y "terrible".

En el anuncio, ante la mirada atónita de los invitados, la señora procede a inspeccionar a la novia: le mira la nariz, las orejas y los dientes, hasta que finalmente es interrumpida por su hijo.

"¿Por qué hace esto?", le pregunta el hombre en mandarín.

La señora se retira no sin antes dar su aprobación a la joven pareja, que suspira aliviada.

Sólo entonces la mujer centra su mirada inquisidora en el busto de su nuera, quien nerviosamente se tapa el pecho.

"Una decisión importante debe ser tomada de forma cuidadosa", dice el narrador, quien invita a visitar una página web con autos usados con certificación oficial de Audi.

Un vocero de Audi dijo al medio South China Morning Post que la publicidad de la empresa alemana en China es responsabilidad del socio local.

No obstante, las críticas a la compañía a nivel local e internacional no se hicieron esperar.

Incluso hay quienes llamaron a boicotear al fabricante de autos en sí, uno de las tres más grandes de China junto con Mercedes Benz y BMW.

"Nunca voy a comprar un Audi en mi vida", dice un usuario de Weibo, mientras que otro le llama de "marketing desastroso".

El año pasado una publicidad de Qiaobi generó controversia y hubo quienes le llamaron "la más racista de la historia".

"¿Acaso no hubo una sola mujer trabajando en este comercial desde la concepción de la idea hasta su transmisión televisiva?", se preguntó otro usuario en Weibo.

Pero esta no es la primera publicidad que provoca duras críticas en China.

El año pasado la firma china Qiaobi se disculpó por una publicidad en la que un hombre negro era alimentado con detergente y lavado en un lavarropas, después de lo cual emergía como un hombre asiático blanco.



Publicar un comentario