lunes, 24 de julio de 2017

¿Mañana o noche?: la mejor hora para tomar una ducha

Algunos de nosotros nos sentimos más apasionados por el tema que otros, pero casi todos nosotros caemos en uno de dos campos: la gente que duchan por la mañana, y la gente que duchan por la noche. Cada lado tiene sus pros (una ducha temprano te despierta, y una en la noche se deshace de toda la mugre que has acumulado en el transcurso del día) y sus contras (mañana: tener que levantarse antes e ir a la cama sucio; Noche: ir a la cama con el pelo mojado, y ser un poco más oloroso cuando se inicia el día siguiente).


Y los argumentos para ambos lados toman un peso adicional en el verano, cuando un cuerpo antes de la ducha es más pegajoso - de sudor, de protector solar, de esa sensación de mugre que viene después de mucho calor. Un estudio publicado en The Wall Street Journal, la escritora Heidi Mitchell trató de resolver el debate con la ayuda de la ciencia: ¿Existe, objetivamente hablando, una forma superior de ducha en el verano para sentirse más limpio y más fresco por más tiempo?

La respuesta: Depende de la ducha. Como Mitchell señaló, hay algunas investigaciones que sugieren que una ducha de la mañana caliente puede ayudar a mantenerte más fresco durante el transcurso del día - pero como el dermatólogo Temitayo Ogunleye, profesor de la Universidad de Pensilvania, explicó a la revista, el efecto es tan fugaz que inútil. "Cuando el aire golpea tu piel cuando sales de la ducha, es como sudar, lo que disminuye la temperatura de tu cuerpo. A medida que el agua se evapora, te sentirás más fresco, pero esa sensación dura minutos, no horas".

Un consejo: Todo depende de ti, si te gusta que tus sábanas estén limpias o te da igual ir un poco sucio o lleno de gérmenes, al trabajo o si prefieres salir al mundo sintiéndote fresco. En otras palabras, sigue haciendo lo que estás haciendo, siempre y cuando funcione para ti.




Publicar un comentario