La atracción de lo prohibido

A las personas les atrae lo prohibido. Un cartel de «no pasar» empuja a entrar y uno de «no mirar» hace que los ojos se abran como platos para buscar lo prohibido. Nuestra condición de seres humanos nos empuja a desear lo que nos niegan porque necesitamos acceder a lo desconocido y valorar sus consecuencias en primera persona.

¿Acaso vamos a dejar de hacer algo simplemente por una prohibición ajena? No nos fiamos de los intermediarios. Decía Oscar Wilde que «la única forma de vencer una tentación es dejarse arrastrar por ella». Aquí desvelaba otra de las utilidades de desobedecer: olvidar por fin la tentación y dejar, así, de obsesionarse con ella.

Otro motivo es la especial satisfacción que se siente al transgredir las normas. Según el bioquímico Dean Hamer, del Centro Nacional del Cáncer de EEUU, los portadores del gen D4DR muestran aún más inclinación por el riesgo y lo prohibido. Por eso muchas personas sienten una gran pasión por los amores prohibidos y se embarcan en romances imposibles aun a sabiendas de que corren el riesgo de caer en la obsesión o de sufrir el rechazo social.

Un personaje de Fernando Savater en Los siete pecados capitales era un gran amante del chocolate y decía: «está riquísimo. Lástima que no sea pecado», evidenciando así el hecho de que si estuviera prohibido le causaría aun más placer.

Transgredimos porque necesitamos transgredir, porque anhelamos la libertad y somos irremediablemente curiosos.

«Nuestro cerebro atribuye a los objetos prohibidos el mismo nivel de atención que a las posesiones personales», dice Grace Truong, de la Universidad de la Columbia Británica, explicando por qué lo prohibido acapara nuestra atención.

Hagamos una prueba.
¿Y si te decimos que hay algo que no debes mirar, a lo que no debes asomarte? ¿Una zona de paso restringido por oscuros motivos? ¿Buscarás en Google, preguntarás a otros, fantasearás en tu cabeza con lo que quiera que se esconde en esa zona cercada?

Y yendo al ejemplo: si te digo que no hagas clic en este link porque tiene algo que no vale la pena ver ¿lo mirarás o lo dejarás pasar?

Comentarios