3 cosas que jamás veremos en una película Disney (igual algunas ya las vimos)

Sus películas clásicas incluyen escenas traumatizantes como hienas planeando un asesinar a un león, o el cazador preparándose para matar a Blanca Nieves. 



Otros momentos parecen bastante cuestionables si consideramos cuántos niños integran su público, como la oruga fumando quién-sabe-qué en Alicia en el País de las Maravillas y la alucinante noche de alcohol de Dumbo.

Estos días, sin embargo, Walt Disney Company plantea tres cosas muy específicas que sus personajes no pueden hacer.

David Lowery, director del remake de Mi Amigo el Dragón, reveló en una entrevista con Ain’t It Cool News que: “cuando firmas un contrato con Disney, te dicen que tu película no debe mostrar decapitaciones, empalamientos o a alguien fumando”.

Lowery no pudo decirnos si la regla se mantiene en los casos de películas para adultos, pero la última prohibición inició en 2015, cuando Bob Iger, presidente y CEO de Walt Disney Company prohibió que cualquier película de Disney mostrara a alguien fumando.

Las únicas excepciones eran las películas clasificación C y cualquier escena en la que fuera necesario que alguien fumara para ser históricamente correcta.

Suponemos que, de realizarse hoy, algunas escenas de las películas clásicas no serían autorizadas. Después de todo, Pinocho fuma un puro (y siente naúseas después de hacerlo).

Cigarros, puros o pipas también aparecen en 101 Dálmatas, Peter Pan, Hércules, Aladdin y una larga lista.





Por otra parte, en La Sirenita el príncipe Eric dirige un barco hacia la malvada y enorme Úrsula. La proa se clava en el estómago de la villana, quien se hunde con todo y nave. Argh.

Ahí queda la regla sobre el empalamiento.



Sin embargo, parece que Disney sí ha cumplido su política de no presentar decapitaciones en todas sus películas.

La Reina de Corazones quizá deseaba una, pero nunca se salió con la suya… o al menos, no frente a la cámara.







Comentarios