sábado, 31 de marzo de 2018

Aumenta en 7% la popularidad de Trump

Cuesta creerlo, pero a pesar de su conducta errática, de sus despidos por Twitter y de la guerra comercial, la popularidad de Donald Trump sube. En la última encuesta de la CNN su índice de aprobación es del 42%, siete puntos más que el mes pasado y solo cuatro por detrás de lo que tenían otros presidentes míticos como Barack Obama o Ronald Reagan a estas alturas de su mandato.

La explicación es la misma que le dio Bill Clinton a George W. Bush en las elecciones de 1992. «It's the economy, stupid!» (¡Es la economía, idiota!). Los mercados y el capital son responsables del espaldarazo que ha recibido este presidente contra viento y marea. La recesión global que predijeron los analistas de izquierda cuando ganó las elecciones no se ha producido. Por el contrario, el índice Dow Jones subió 5.000 puntos en un año, algo que no había pasado nunca. El 4,1% de paro actual es el índice más bajo de los últimos 17 años y la previsión para este año es que la economía crezca un 3%, en comparación al 2,3% del año pasado. En justicia, esa tendencia se inició en 2010 con Obama, que creó un millón de empleos durante los primeros seis meses de gobierno.

La economía es el único aspecto que la mayoría aprueba, con un 48% frente a un 45% en contra. El resto de las variables responden más al 60-40 en su contra que se ha registrado desde antes de que ganase las elecciones. Las bases de Trump siguen siendo fieles, como la oposición. Los que aprueban enfáticamente su gestión suman un 28%; los que están en fuerte desacuerdo ascienden al 46%. La fluctuación que experimenta en las encuestas depende del 26% restante, que se compone sobre todo de republicanos moderados. Esos que de cara al 15 de abril en que vence el plazo para la declaración de impuestos están satisfechos con la rebaja aprobada en fin de año.




Publicar un comentario