lunes, 26 de marzo de 2018

Cuando la Inteligencia Artificial se dedica a crear monstruos para los videojuegos

El compendio de Monstruos de Dungeons & Dragons está lleno de criaturas extrañas que rozan el absurdo: osos-búho, panteras con tentáculos, bichos que oxidan metal y bolas flotantes con ojos que lanzan conjuros. Ninguna de estas criaturas, sin embargo, es tan rara como las que ha imaginado esta IA.

Babosa espectral
La IA es una red neural recurrente creada por Janelle Shane. Lo que Shane ha hecho ha sido cargar la red con los nombres del compendio de monstruos de la segunda edición de AD&D, y dejar que los algoritmos desarrollen sus propios monstruos. Con algunas hilarantes excepciones, lo cierto es que la IA ha inventado una lista de criaturas bastante coherentes con el venerable Dungeons & Dragons publicado en 1989. Estos son algunos ejemplos:

Bip del desierto
  • Prole de búho
  • Gato de piedra
  • Oso vampiro
  • Espíritu pateador
  • Sombrero de sustos
  • Pájaro púrpura
  • Babosa espectral
  • Lobo cromático
  • Golem de lluvia
  • Walfablang
  • Pigaloth
  • Marraganralleraith
  • Perro goblin
Dragón de colmillo púrpura
¿Gatos de piedra y osos vampiro? Nada que suene raro en AD&D. Hasta un golem de lluvia o un sombrero de sustos son buenas ideas para que los directores de juego escriban el guión de una aventura original y diferente. La cosa se tuerce en criaturas como perro goblin, aunque entendemos perfectamente que la IA interprete que puede haber un perro goblin si ya existe un cerdo goblin. Mejor no preguntar.



No hay comentarios.: