martes, 20 de marzo de 2018

Hemisferio Norte: Primavera - Hemisferio Sur: Otoño

El verano ha terminado en la mitad sur del planeta. Este martes, a las 13.15 (hora de Uruguay), entró oficialmente el otoño, mientras que en la otra mitad del planeta se da la bienvenida a la primavera. Con el cambio otoñal, las hojas de los árboles se tiñen de un color rojizo y poco a poco se van cayendo las hojas caducas.

Doodle de Google por el equinoccio de Otoño
El equinoccio —del latín aequinoctium, que significa noche igual— es el instante preciso en el que la duración del día y la noche prácticamente coinciden en cualquier punto de la Tierra. Durante el otoño, el día y la noche duran lo mismo pero, con el paso de los días, las horas de luz irán disminuyendo de forma paulatina.

El equinoccio es el momento del año en que el sol se sitúa en el plano del ecuador terrestre, donde alcanza el cenit. El paralelo de declinación del sol y el ecuador celeste coinciden ese día, lo que implica que la jornada diurna tenga igual duración que la noche, según el Observatorio Astronómico de Córdoba (Argentina). Este instante en el que el eje de la tierra es perpendicular a los rayos de sol solo ocurre dos veces al año: en marzo y en septiembre.

Las fechas de los equinoccios varían de año en año debido al modo en que la duración de la órbita de la Tierra alrededor del Sol (conocida como año trópico) encaja en la secuencia de años bisiestos del calendario. Durante el siglo XXI, el equinoccio de otoño puede darse a lo sumo en tres fechas distintas del calendario: los días 19, 20 y 21 de marzo. El inicio más temprano sucederá el año 2096, y el más tardío ocurrió en 2003, según datos del Centro Nacional de Información Geográfica de España. La duración del año calendario no coincide de manera exacta con el tiempo que tarda la Tierra en orbitar al sol.




No hay comentarios.: