jueves, 19 de abril de 2018

Consejos para comer sano sin obsesionarse

En los últimos años ha aumentado la inquietud por comer sano, ya sea porque está de moda o porque se ha adquirido una verdadera conciencia. Sin embargo, esta actitud se está convirtiendo en una obsesión, produciendo el efecto contrario. De hecho, la fascinación por la alimentación saludable se denomina «ortorexia», término creado por el médico americano Steven Bratman, porque se obsesionó por la comida hasta llegar a comer solo vegetales recién cogidos o masticar cada bocado cincuenta veces.

Aunque la palabra no está recogida en el diccionario ni tipificada como enfermedad clínica, el término se ha popularizado y la propia Organización Mundial de la Salud advierte de su peligro, ya que un 28% de la población de los países desarrollados se ve afectada por esta obsesión por la comida sana. Además, no es un trastorno que influya a determinados perfiles como deportistas o modelos, sino que cualquier persona puede verse afectada.

«Estas dietas que promueven la alimentación saludable de forma severa, consiguen todo lo contrario. Llevadas al extremo pueden producir desnutrición o derivar en otras enfermedades como la anorexia», apuntan desde Fresco en tu casa, plataforma online integrada en Espacio Orgánico que comercializa cajas con ingredientes sanos y ecológicos.

Como todo en la vida, aseguran, el secreto está en el equilibrio. «La comida es sin duda una fuente de salud, pero también un apasionante deleite. Si nuestra relación con la comida se vuelve sufrimiento, algo no estamos haciendo bien. Para orientarnos, podemos consultar a un nutricionista, que nos indique los alimentos mejores para la salud y nos recomiende los productos de calidad que mejor vengan a nuestro organismo», apuntan desde Fresco en tu casa.

Tips para comer sano sin obsesionarse
Comer bien, de una forma saludable y ecológica, no es sinónimo de no disfrutar la comida. Por esta razón desde Espacio Orgánico aportan los siguientes consejos para poder llevar una dieta sana sin obsesionarse:
  • 1. Intenta consumir productos orgánicos y ecológicos ya que además de tener más valores nutricionales y de cultivarse de forma natural, no emplean productos químicos, pesticidas o fertilizantes.
  • 2. La práctica moderada de ejercicioy el aire libre liberan hormonas que nos alivian física y mentalmente.
  • 3. El estado de ánimo influye en nuestra conducta y en nuestras obsesiones, por lo que son recomendables alimentos que generan endorfinas, la hormona de la felicidad: el aguacate, las almendras, las semillas de sésamo y el seitán.
  • 4. Es muy importante mantener una actitud positiva frente a la comida, conocer qué necesita nuestro cuerpo y ser respetuosos con él; para ello, podemos consumir proteínas vegetales procedentes de frutos secos, verduras, hortalizas, frutas de temporada y grasas saludables.
  • 5. Las vitaminas B6 y B12, el hierro o el magnesio, estimulan los neurotransmisores como la dopamina, relacionada con la capacidad de mantenerse activo y animado.
  • 6. Los hidratos de carbono complejos, como las legumbres y los cereales integrales, aportan energía de forma gradual manteniéndonos activos durante mucho tiempo y haciendo trabajar nuestro cerebro sin complicaciones.
  • 7. Evitar el estrés, la ansiedad y la depresión física y mental puede estar relacionado a consumir bollería refinada, dulces, refrescos o azúcar blanco, que liberan energía muy rápidamente dejando el organismo sin reservas, además de los residuos grasos que contienen.
Aquellas comidas saludables que nos ayudan a liberar endorfinas y a mantener la mente despejada y libre de obsesiones son, entre otras:
  • 1. Arroz integral: Libera energía de una forma gradual, aporta vitaminas del grupo B, esenciales para la salud del sistema nervioso.
  • 2. Avena: Es energética y rica en vitaminas del grupo B, especialmente del ácido pantoténico, cuya carencia se relaciona con los cambios de humor, la fatiga y los dolores de cabeza.
  • 3. Legumbres: Ricas en hierro, proteínas, vitaminas del grupo B y ácido fólico.
  • 4. Huevos. Son una fuente importante de vitamina B12, zinc y de nutrientes que potencian la actividad de los neurotransmisores.
  • 5. Manzana: Su energía se libera de forma gradual, equilibra el azúcar en sangre y contiene fibra, ayudando al tránsito intestinal.
  • 6. Lechuga: Con efecto relajante y un importante contenido de ácido fólico.
  • 7. Espinacas: Rica en magnesio y coenzima Q10, que mejora el uso de oxígeno por parte de las células, combatiendo el agotamiento.
  • 8. Plátano: Rico en grasas saludables, minerales como el magnesio y aminoácidos como el L-triptófano, precursor de la serotonina, otra hormona relacionada con el sentimiento de bienestar y la relajación.



No hay comentarios.: