sábado, 21 de abril de 2018

Cumple un año el primer burdel de muñecas sexuales

Al sur Dortmund se encuentra el primer burdel de muñecas sexuales de Alemania, que, bajo el nombre de 'Bordoll', se ha hecho extremadamente popular desde que abrió sus puertas hace un año. A razón de 60 euros la media hora, y de 90 euros la hora, los clientes pueden elegir entre 11 muñecas sexuales de silicona que parecen mujeres reales y cumplen con todos los estándares de belleza. Este tipo de prostíbulos funcionan también en otros países, como Reino Unido, Francia o Japón.

Evelyn Schwars, de 29 años, es la fundadora y Madame del burdel y asegura que "Para muchos no es fetichismo, sino sólo por curiosidad".


Los hombres de cualquier edad y profesión llegaron en masa y parece que un 70% volverá en lo que, tal vez no es simplemente la curiosidad.

En la fase de prueba inicial, las muñecas solo podían reservarse los domingos. Pero muy pronto, la demanda fue tan alta que Schwarz tuvo que dedicarle seis habitaciones de su empresa recibiendo comentarios halagadores sobre la experiencia en la página web del burdel. "Mis altas expectativas fueron ampliamente superadas. La pasé increíble y el tiempo voló. Quedé destruido después de eso",escribió un cliente feliz aunque menciona que "Naomi era muy pesada y sus articulaciones seguían algo duras". Otro describió que tener sexo con una muñeca fue "95 por ciento" igual que acostarse con una mujer de verdad.








Publicar un comentario