viernes, 11 de mayo de 2018

Aún vive el cerdo que, en 2008, pasó 36 dias bajo los escombros de un terremoto en China

Por haber sobrevivido más de un mes bajo los escombros del terremoto de 2008, un cerdo se ha convertido en una especie de héroe nacional en China.


Diez años después de la catástrofe del 12 de mayo de 2008 que causó 87.000 muertos y desaparecidos, "Zhu Jianqiang" (o "Cerdo Fuerte") vive en un corral en un museo de la provincia de Sichuan (sudoeste), donde cada día recibe muchas visitas.

El chancho, de 11 años, parece en forma pese al trauma sufrido hace 10 años, cuando pasó 36 días bajo los escombros tras el terremoto de magnitud 7,9 que devastó una parte de Sichuan.

El animal se salvó gracias al agua pluvial y a un saco de carbón vegetal.

Tras su rescate se convirtió en el símbolo de la valentía de los chinos que participaron en las operaciones de socorro a las víctimas. Y en elemento de distracción en un momento en el que el régimen comunista era blanco de críticas por el derrumbe de miles de edificios, sobre todo colegios, que no se ajustaban a las normas de construcción.

En un país en el que está prohibido denigrar a los héroes nacionales, incluso un cerdo puede convertirse en un asunto políticamente delicado y que hiere susceptibilidades.

Ante la proximidad del 10º aniversario de la catástrofe, los periodistas extranjeros que quisieron acercarse a este famoso superviviente tuvieron que presentar una solicitud oficial ante las autoridades provinciales.

El día pactado, los servicios de comunicación del museo acompañaron a un grupo de periodistas chinos y extranjeros a ver al cuadrúpedo.

El equipo de la AFP entabló una conversación con varios visitantes cerca de "Zhu Jianqiang" cuando de pronto tres policías de civil intervinieron para poner fin a la entrevista.

Los policías preguntaron cuál era el plan de cobertura con motivo del aniversario del terremoto antes de escoltar al equipo hasta la puerta del museo y seguirlo en un coche sin matrícula hasta la salida de la ciudad.

"Es el símbolo de la potencia china", comentó en el recinto un joven lleno de admiración por el cerdo, mientras el tono subía entre policías y periodistas.



Publicar un comentario