miércoles, 23 de mayo de 2018

La "llave inteligente" de los automóviles ya ha causado 28 muertes

Una investigación de «The New York Times» relaciona con este sistema 28 muertes por intoxicación de dióxido de carbono de propietarios que no se dieron cuenta de que el vehículo continuaba encendido tras aparcarlo en su garaje.


La apertura y arranque sin llave de los automóviles se ha convertido en un estándar en la industria. Desde su aparición a finales del siglo XX, cada vez más fabricantes lo han incorporado a sus vehículos, ya que ofrece mayor comodidad que la tradicional espita metálica. Ahora, una investigación de «The New York Times» pone en cuestión su seguridad.

El rotativo norteamericano vincula este sistema con, al menos, 28 muertes desde el año 2006 en Estados Unidos y 45 intoxicaciones de diversa gravedad, causantes, en algunos casos, de daños cerebrales graves. Los fallecimientos se habrían producido después de que el propietario dejara aparcado el vehículo en su garaje, creyendo erróneamente que lo había apagado al llevarse la llave consigo. El motor, al continuar encendido, continuó emitiendo dióxido de carbono, elevando la cantidad de este contaminante en el domicilio de los afectados a niveles mortales.

«Después de 75 años conduciendo, mi padre pensaba que cuando se llevaba la llave con él, éste se apagaba», explica a «The New York Times» Doug Schaub, hijo de una de las víctimas. Un día de 2017, su padre, Fred, dejó estacionado el coche en su garaje particular. Fue encontrado muerto 29 horas depués.

Aunque muchos fabricantes han incorporado sistemas de aviso o de apagado del motor al cabo de un tiempo sin actividad, actualmente no existe ninguna legislación en Estados Unidos que obligue a hacerlo. Tampoco hay datos completos sobre el impacto que este elemento podría haber tenido, ya que no existen registros oficiales. Las cifras glosadas por «The New York Times» se han obtenido, según los periodistas que firman la noticia, de otras informaciones periodísticas, de informes de abogados y de registros policiales y de los departamentos de bomberos.




No hay comentarios.: