martes, 22 de mayo de 2018

Tu pasta de dientes te protege de enfermedades mortales

La pasta dental es un producto indispensable en la higiene bucal básica de toda persona. Existen muchos tipos diferentes de pasta especializados en ciertas funciones de limpieza y cuidado. En general, los agentes principales de estos productos son los limpiadores, los que previenen de las caries, los que actúan contra la acumulación de sarro, los blanqueadores, los que controlan la sensibilidad dental y aquellos que atacan a las bacterias.

Ahora un nuevo estudio, realizado por la Universidad Estatal de Michigan (EEUU), ha descubierto que la pasta de dientes contiene una sustancia antibacteriana (común entre todos los tipos nombrados anteriormente) capaz de combatir enfermedades potencialmente peligrosas para las personas. En concreto, actúa sobre patologías mortales como la fibrosis quística (FQ), cuando se combina con un medicamento.

Las investigaciones revelan que cuando el triclosán (una sustancia que reduce e impide el crecimiento de bacterias) se combina con la tobramicina (un antibiótico), destruye en un 99,9% las células que protegen la FQ (denominadas como Pseudomonas aeruginosa).

La pasta de diente contiene una sustancia que, combinada con un antibiótico concreto, actúa contra la fibrosis quística.

Fibrosis quística, un imán para las bacterias
Según la Federación Española de Fibrosis Quística, esta se define como una patología grave y hereditaria que afecta principalmente a los pulmones y al sistema digestivo. Esta alteración produce una disminución progresiva del contenido de agua, sodio y potasio en los órganos mencionados, obstruyendo los canales de secreciones y dando lugar al desarrollo de infecciones. Actualmente, en España se manifiesta en un caso de cada 5.000 nacimientos, y además, uno de cada 35 habitantes son portadores sanos de la enfermedad. Los afectados juegan con una esperanza de vida limitada y, por el momento, es una patología que no tiene cura.

Al producir acumulación de mucosidad espesa en los pulmones, convierte la zona de afección en un imán para las bacterias. Estas últimas son especialmente difíciles de matar porque están protegidas por una barrera viscosa conocida como biofilm, que permite que la enfermedad prospere, incluso cuando se trata con antibióticos.

Chris Waters, autor principal del estudio y profesor de microbiología, asegura que este es el problema al que están haciendo frente, el de encontrar una forma efectiva de eliminar estas bacterias.

Según Waters, hay muchas infecciones comunes relacionadas con esta bacteria, como infecciones del oído o inflamación de encías. Sin embargo, puede derivar en enfermedades más graves como la FQ, como por ejemplo, endocarditis o inflamación del corazón.

"Es bien sabido que el triclosán, cuando se usa solo, no es efectivo para destruir la Pseudomonas aeruginosa", asegura Alessandra Hunt, una asociada postdoctoral de microbiología y genética molecular. "No obstante, cuando lo combinamos con tobramicina, descubrimos que el triclosán funcionaba siempre".

El triclosan se ha utilizado durante los últimos cuarenta años en jabones, maquillaje y otros productos comerciales debido a sus propiedades antibacterianas. La Administración de Alimentos y Fármacos decidió limitar su uso en jabones y desinfectantes de manos, debido a la insuficiencia de datos sobre sus posibles efectos s se utiliza en exceso. Ahora, con la nueva evidencia se ha demostrado que su uso en pasta de dientes es seguro y altamente efectivo en la lucha contra la gingivitis.

Durante el próximo año, el equipo de Waters comenzará a experimentar su efectividad en una terapia probada en ratones. Se espera que en un futuro este hallazgo se dirija a un ensayo en humanos. Sin embargo, los expertos advierten que esta no será una solución para tratar infecciones pulmonares.




No hay comentarios.: