miércoles, 27 de junio de 2018

Cada cuanto hay que lavarse el pelo según la ciencia

Toda la vida escuchando que tienes que lavarte el pelo más a menudo para descubrir que, quizás, y sin saberlo, tenías parte de razón. Seguramente más de una vez te habrás preguntado cuál es la verdadera frecuencia con la que deberíamos lavarnos el pelo. Esto es lo que dice la ciencia.

Lo cierto es que desde el mismo momento en que sales de la ducha, tu pelo comienza un proceso gradual donde conforme pasan los días se va volviendo más brillante, oscuro y graso. Esto ocurre por la misma razón que tu cara se vuelve grasienta: las glándulas de la piel producen una sustancia aceitosa llamada sebo. El sebo es lo que humecta el cabello y evita que se seque.

Las glándulas que producen el sebo (denominadas glándulas sebáceas) se encuentran junto a las raíces del cabello en la capa de piel llamada dermis. Los canales de las glándulas sebáceas conducen al folículo piloso, y así es como el sebo sale de la piel y llega al cuero cabelludo como podemos observar en la siguiente imagen:

Según explica el dermatólogo Paradi Mirmirani: La clave del sebo es que cada uno de nosotros produce una cantidad diferente. Todo ello, desde la genética y las hormonas, afecta a la cantidad de sebo que producimos en un momento determinado.
Además, las hormonas responsables de la producción extra de sebo se disparan durante la pubertad, que es lo que hace que mucha gente tenga el cabello más graso y acné durante esos años tan complicados.

Sabiendo esto, ¿cada cuánto hay que lavarse el pelo? Aunque la respuesta no puede ser universal, ya que depende de cada persona, sí podemos encontrar algunos lugares comunes. El primero y más evidente: los expertos indican que nadie debería tener que lavarse el cabello todos los días, un mito que se ha repetido muchas veces en el tiempo.

Es más, según explica la dermatóloga y directora de la clínica para el cabello de Boston Medical Center, Lynne Goldberg, lavarlo con demasiada frecuencia puede hacer más daño que bien: Es paradójico, pero las personas que se lavan mucho el cabello para deshacerse de la suciedad, secan el cuero cabelludo y producen más aceite.

Además de evitar lavarse el pelo (con champú, se entiende) todos los días, hay otras cosas a tener en cuenta al tratar de determinar la cantidad correcta de lavado para cada uno. Estos son los factores más importantes:
  • El tipo de piel: obvio. Los expertos explican que si tu piel y cabello están en algún punto dentro de lo normal (no tienes pelo súper graso o muy seco) a la hora de secarse, probablemente solo necesites lavarlo una o dos veces por semana, tal y como indican en una investigación de la Universidad de Columbia. En cambio, si tienes el cuero cabelludo graso, probablemente necesites lavarte el cabello con más frecuencia, de 3 a 4 veces.
  • La textura del cabello: este punto es muy importante porque afecta a la rapidez con que el sebo actúa desde las raíces hasta la longitud de tu cabello. El cabello áspero o rizado ralentiza la propagación del sebo, por lo que si tienes este tipo de cabello, es posible que solo tengas que lavarlo una vez a la semana, explican los expertos en Columbia. Sin embargo, las personas con cabello fino y liso probablemente necesiten champú al menos dos veces por semana o incluso tres.
  • Uso de tratamientos: en el último factor se engloba a todos aquellos tratamientos y productos que usas (o no) a diario o con mucha frecuencia. En ese caso, y si tu cabello sufre bastantes transformaciones de estilo o está dañado, los expertos recomiendan que debes lavarlo con menos frecuencia.
Dicho todo esto, probablemente la mejor forma de averiguar en qué bando se encuentra tu pelo basado en estas recomendaciones de los expertos es ir probando días de lavado y sin ellos. Nadie mejor que tú y el sentido común para saber lo que más le conviene a tu cabello.




No hay comentarios.: