viernes, 29 de junio de 2018

Ccleaner: de príncipe a sapo

Muchos hemos recomendado históricamente Ccleaner cuando nos preguntaban por una herramienta para limpiar el PC. Sin embargo, una serie de catástrofes han terminado en la caída a los infiernos de una de las aplicaciones más útiles de PC. El último golpe lo hemos recibido con las dos últimas actualizaciones que han convertido Ccleaner en un completo adware plagado de publicidad y anuncios.


Muchos apuntan al 19 de julio de 2017 como la fecha en que todo cambió para Ccleaner coincidiendo con la compra de Piriform por parte de Avast. En aquel momento, esta aplicación contaba con 130 millones de usuarios en todo mundo, siendo una referencia a la hora de liberar espacio, acelerar aplicaciones borrando la caché y contenidos no utilizadas y un sinfín de funciones de limpieza para el PC.

En aquel momento, teníamos dudas sobre si era una buena o una mala noticia y nos dimos más tiempo para poder evaluar la situación. Ahora, casi un año más tarde, una serie de acontecimientos ponen de manifiesto que aquel día empezó la caída a los infiernos de Ccleaner. Esta es la cronología de los hechos:

La caída a los infiernos de Ccleaner

En septiembre de 2017 se dio a conocer que Ccleaner fue hackeado durante el mes de agosto y se subieron a Internet versiones comprometidas. Concretamente, las versiones CCleaner v5.33.6162 y CCleaner Cloud v1.07.3191 fueron las dos comprometidas y con bastantes usuarios afectados. El 12 de septiembre se lanzó por fin una versión libre de estos problemas.

Más tarde, en noviembre de 2017, vimos como se empezaba a instalar el antivirus Avast al mismo tiempo que Ccleaner si no desmarcábamos la casilla “Get Avast Free Antivirus now” que venía activada de manera obligatoria durante el proceso de instalación. Esto es algo que tampoco gustó demasiado entre los asiduos de la aplicación.

Para rematar, hace cosa de un mes, Ccleaner incluyó una función de recopilación de datos a sus propios servidores para compartirla con terceros. De nuevo, se trataba de una función que se podía desactivar, pero en esta ocasión únicamente por parte de los usuarios con la versión Pro de pago. Los usuarios de la versión gratuita debían pasar por aro.

Y finalmente, con el nuevo Ccleaner 5.44 llegó la publicidad masiva a nuestro ordenador. Por el momento, los anuncios buscan que compremos la versión Pro, aunque nada evita que esta molesta publicidad se utilice en el futuro para otro fines viendo la evolución de la aplicación desde la entrada de Avast.




No hay comentarios.: