lunes, 25 de junio de 2018

Cuando bichos imaginarios invaden tu cuerpo: Síndrome de Ekbom

El delirio de parasitosis es la sensación de tener insectos que se arrastran sobre o debajo de la piel. El nombre de 'formicación' proviene de la palabra latina "formica", que significa hormiga. Se trata de una alucinación táctil, lo que significa que el que padece esta psicosis siente una sensación física, pero no hay una causa física. La sensación puede provocar picazón, que puede ser peor por la noche y puede ser lo suficientemente grave como para afectar la calidad de vida del que lo sufre.

Sentir sensaciones en la piel sin estimulación física es un tipo de parestesia, que también puede incluir ardor, hormigueo, entumecimiento y frío. Este extraño delirio está relacionado con otras afecciones médicas, así como por el cese de consumo de algunas drogas y sustancias (como la cocaína, la heroína, algunos antidepresivos o analgésicos como la codeína y la morfina). La abstinencia del alcohol también puede provocarlo.

Todos aquellos que presentan el síndrome de Ekbom pueden mantener con gran convicción la idea de que tienen parásitos en la piel durante mucho tiempo, incluso después de haberles presentado pruebas científicas a través de exámenes médicos, por ejemplo, de que no es así. Si se dan estas condiciones, en las que el sujeto es incapaz de ver la realidad, la alteración se clasificaría como un trastorno delirante propiamente dicho.

Causas del síndrome de Ekbom
  • -enfermedad de Parkinson
  • -herpes
  • -fibromialgia
  • -ansiedad
  • -perimenopausia
  • -enfermedad de Lyme
  • -neuropatía diabética
  • -cáncer de piel
  • -esquizofrenia
Es posible que niveles bajos de estrógeno durante la perimenopausia y la menopausia también puedan causar este delirio.
Tratamiento
El tratamiento para la formación dependerá de la causa subyacente. Una crema tópica, como la hidrocortisona, puede disminuir el picor en algunas personas. Las cremas humectantes o de barrera también pueden ayudar al mantener la piel sana e hidratada.

También es recomendable colocar una bolsa de hielo en las áreas afectadas, lo que puede proporcionar un efecto calmante para un alivio inmediato.

Si la causa de la formicación es la enfermedad de Parkinson, el herpes zóster o la fibromialgia, un especialista recetará la medicación adecuada.

Si la causa es la medicación, los médicos recomendarán alternativas como un antihistamínico, que puede ayudar a reducir las sensaciones de la formicación.

Posibles complicaciones
Si una persona experimenta este trastorno de tipo delirante, puede ser propenso a rascarse constantemente, lo que puede romper la piel y permitir la entrada de bacterias y posiblemente causar el desarrollo de infecciones.

Las posibles complicaciones del rascado incluyen:
  • -gangrena
  • -trismo
  • -fiebre
  • -pérdida de sangre
  • -en casos severos, sepsis
Otras complicaciones de la formicación incluyen: cansancio, frustración, mala calidad de sueño, depresión, ansiedad, problemas para concentrarse o sensación de rigidez.

Es importante buscar consejo médico para cualquier complicación, ya que sentirse cansado o deprimido puede empeorar la formicación.

El síndrome de Ekbom es un síntoma de una afección subyacente como hemos visto, por lo que el tratamiento completo de esta afección normalmente debería eliminar los síntomas. La condición puede ser física, psicológica o relacionada con el uso indebido de sustancias. Si la causa no es aparente, la detección de posibles condiciones podría detectar algo previamente no diagnosticado. De ahí que hablar abierta y honestamente con un médico les permitirá desarrollar un plan de tratamiento personalizado para mejorar la afección lo antes posible.






No hay comentarios.: