lunes, 4 de junio de 2018

Cuando ejecutaban a personas haciéndolas tragar "oro fundido"

Si eres fan de Game of Thrones seguramente recuerdas la impactante muerte que se produce en la primera temporada cuando a un personaje le derraman oro fundido sobre su cabeza. Curiosamente, no se trata de una invención de la serie. Siglos atrás existió la ejecución vertiendo oro fundido en la garganta.


Según explican en Smithsonian, el inicio de esta práctica se rumorea que se dio con Marcus Lincinius Crassus, un general romano asombrosamente rico que habría muerto de esta espeluznante manera. A partir de ahí el método se popularizó y los españoles lo adoptaron junto a otras regiones de Sudamérica. Ahora bien, de ser así, ¿qué ocurre realmente en este tipo de ejecución? ¿Qué mata a una persona, el calor del oro? ¿El vapor?

Un estudio de 2003 publicado en Journal of Clinical Pathology tenía como fin averiguarlo, pero en lugar de oro en su experimento, utilizaron plomo. Los investigadores recogieron una laringe de vaca de un matadero local y cerraron el extremo (que normalmente se uniría al resto de la vaca) con papel de seda. Luego vertieron 750 gramos de plomo puro calentado y derretido a alrededor de 450 ° C en su garganta. Según los investigadores: Inmediatamente y tras vertirlo, grandes cantidades de vapor aparecieron en ambos extremos de la muestra, y el coágulo de papel de seda fue expulsado con fuerza por el vapor. En 10 segundos, el plomo se había congelado nuevamente, llenando completamente la laringe.
Una vez que todo se “calmó”, el equipo tomó secciones transversales de la laringe y las estudiaron bajo un microscopio óptico. El resultado mostraba que el músculo se cocinó o se dañó a una profundidad de aproximadamente 1 centímetro, y la capa de mucosidad de la garganta se había quemado por completo.

Como conclusión, los científicos explicaron que mientras que el metal fundido podría ahogar al ejecutado, e incluso quemarle los pulmones y romperle los órganos, en última instancia es el vapor el que probablemente lo mataría primero. Por cierto, en el caso de Game of Thrones fue en la cabeza, aunque es de suponer que el efecto de la capa de vapor habría sido similar. En cualquier caso, en ambos casos es espeluznante.



No hay comentarios.: