lunes, 4 de junio de 2018

El maquillaje de los ojos podría hacerte perder la vista

Una paciente australiana sufrió la rotura de la conjuntiva del ojo por culpa de los restos de pigmentos que quedaron en los párpados.


La publicación especializada Ophtalmology acaba de dar a conocer el caso de una paciente australiana de 50 años que sufrió graves problemas de visión por no limpiarse correctamente la sombra de ojos de sus párpados. La mujer acudió al oculista después de un tiempo con la desagradable sensación de que algo se había introducido en sus ojos. Y el especialista descubrió fragmentos de pigmentos oscuros que se habían introducido bajo la conjuntiva, la membrana transparente que cubre la parte posterior de los párpados y el exterior del globo ocular.

Algunos de esos fragmentos habían desgarrado la conjuntiva y habían dañado la córnea de la paciente. Por ese motivo, fue necesaria la cirugía para extraérselos. Afortunadamente, la situación fue descubierta a tiempo ya que, de haberse prolongado, habría provocado una infección que podría haber causado ceguera total.

La paciente reconoció que no se limpiaba bien la sombra de ojos, y que casi siempre le quedaban restos en los párpados.


Al parecer, la oftalmóloga encontró una serie de horribles manchas negras en el interior de los párpados de la paciente, manchas como resultado de una rutina de belleza un tanto problemática. Según la oftalmóloga Dana Robaei, quien estudio el caso: “la paciente admitió haber usado maquillaje y pestañas postizas durante más de 25 años con una extracción posterior inadecuada”.

Dicho de otra forma, la mujer se pasó décadas durmiendo con este tipo de máscara artificial, dando como resultado todo tipo de problemas en los ojos. Dentro de los párpados, que están revestidos con la conjuntiva, se pueden apreciar pequeños fragmentos de máscara que se habían acumulado a lo largo de los años y se habían convertido en concreciones solidificadas.

Las máscaras de pestañas negras normalmente consisten en un montón de aceites, ceras y agua mezcladas con negro de carbón y óxidos de hierro para el pigmento. Si el maquillaje no se ha contaminado de alguna manera, los tipos de ingredientes que se usan actualmente son bastante seguros, pero el rímel se desprende de las pestañas tarde o temprano.


Es decir, que si te pones algo en los ojos y nunca te molestas en quitártelo adecuadamente, tiene sentido que parte de esto pueda migrar hacia adentro en algún momento.

Publicar un comentario