sábado, 30 de junio de 2018

En los últimos 10 años, los Súper Héroes se han adueñado de la taquilla


Hace una década, en 2008, ‘El caballero oscuro’ se convertía en la película más taquillera de la temporada: recaudó más de 1.000 millones de dólares en todo el mundo en aquel año (1.198 millones de dólares con la inflación ajustada). El ‘film’ de Batman, un personaje de la factoría de cómics DC, compartió éxito aquel año con otro superhéroe de la rival Marvel: ‘Iron Man’, la primera cinta de la saga protagonizada por Robert Downey, Jr., se llevó la nada desdeñable cifra de 585,2 millones de dólares en todo el planeta (701,3 millones de dólares hoy).


En la actualidad  ‘Los vengadores: Infinity War’, otra película de superhéroes, ya se ha convertido en la más taquillera del 2018: ha recaudado más de 1.800 millones de dólares en todo el planeta. Y la recién estrenada ‘Deadpool 2’, sobre el descarado superhéroe también salido de la fábrica de Marvel, no quiere quedarse atrás. Pero a lo largo de esta década, otros personajes con poderes extraordinarios han arrasado en las taquillas. ¿Cómo se consigue un éxito (especialmente económico) tan duradero como el de estos personajes con superpoderes?


La fórmula se ha repetido a lo largo de estos años para regocijo de sus productores. El llamado Universo Cinematográfico de Marvel (MCU, en sus siglas en inglés), que había nacido en 2008 con ‘Iron Man’, comenzó a expandirse, especialmente a partir de 2010 y tras el estreno de ‘Iron Man 2’, que fue otro éxito mundial: 623,9 millones de dólares en todo el mundo. 

Variedad de géneros y de guiones

Aunque no sean simples adaptaciones de las historias de viñetas (los guionistas crean historias originales con el beneplácito de las productoras), suelen tener unos rasgos comunes. De partida, los superhéroes conocen ya sus poderes: se supone que todos sabemos de sobra cómo se convirtió ‘Spiderman’ en el hombre araña, porque nos lo contaron hace unos 15 años. En las tramas, se enamoran de una mujer a la que tienen que salvar y, por último, combaten con un villano.


Por si esto fuera poco, las películas no pertenecen exactamente al mismo género. De esta forma, se diversifican y permiten que cada público tenga su favorita. Las hay de comedia, como ‘Deadpool’ y otras en las que una trama política tiene mucho más peso. Este último caso es el de ‘Capitán América: el Soldado de Invierno’, una secuela de ‘Los vengadores’ que se hizo con más de 700 millones de dólares en todo el planeta en 2014. En ella, el Capitán América, que vive tranquilo en Washington, tiene que ayudar a un colega que está inmerso en una conspiración política. Dicho de otra forma: los efectos especiales se encuentran con el ‘thriller’. Además, los argumentos de las nuevas entregas pueden estar conectados con las estrenadas previamente, para hacer que el personaje se siga desarrollando.


Asimismo, han jugado con la sorpresa en algunas ocasiones y les ha salido bien. Por ejemplo, cuando en 2014 Chris Pratt, que había triunfado en televisión con un papel secundario en ‘Parks & Recreation’, se convirtió en el improbable protagonista de ‘Guardianes de la Galaxia’, una película llena de canciones de finales de los 60 y que fue todo un éxito. ¿El resultado? 705,5 millones de dólares de recaudación aquel año (754,5 millones de dólares actuales)


Por su parte, ‘Pantera negra’, estrenada este año y con más de 1.130 millones de dólares estimados de ingresos, presentaba por primera vez superhéroes femeninos y masculinos afroamericanos; de esta forma, lo que podría parecer una simple película de superhéroes es también un espejo en el que la comunidad negra de Estados Unidos tendría opciones de reflejarse.

Una saludable taquilla

Con toda esta fórmula, la taquilla global ha bendecido las películas de superhéroes. Batman lideró 2008, como ya hemos dicho. Hoy, ‘Black Panther’ e ‘Infinity War’ lideran la clasificación. En 2017, cuatro películas protagonizadas por superhéroes se quedaron en el Top 10 mundial (‘Spider-Man: Homecoming’, ‘Guardianes de la Galaxia 2’, ‘Thor: Ragnarok’ y ‘Wonder Woman’), las mismas que en 2016 (‘Capitán América: Civil War, que fue primera, ‘Batman v Superman: el amanecer de la justicia’, ‘Deadpool’ y ‘Escuadrón suicida’). Y parece que la tendencia seguirá los próximos años.


Con estos datos en la mano, y después de que ‘Infinity War’ tuviera el mejor fin de semana de apertura de la historia del cine, Disney advirtió de que la saga de ‘Los vengadores’ puede tener mecha para rato. Todo dependería de la respuesta de los fans y de si la inversión merece la pena, porque solo en ‘Infinity War’ se mezclaban una decena de héroes, a los que hay que sumar villanos, todos con su caché, y el despliegue de efectos especiales. Tampoco descartaban una nueva franquicia que repita los éxitos de Iron Man, Hulk y compañía.


Sin embargo, y a pesar de los éxitos en taquilla, ni Batman ni Supermán ni ‘Los vengadores’ suelen ser el tipo de películas que se llevan los grandes premios (sus efectos especiales o maquillaje han estado nominados en algunos casos en las categorías técnicas de los Óscar, pero poco más) ni están entre las más aplaudidas por los críticos. Y aunque han jugado con variar los géneros o presentar unos personajes más diversos, eso no significa que haya horrores denostados por muchos, como ‘Iron Man 2’ o ‘El increíble Hulk’, estrenada también en aquel 2008 del que tanto tiempo (y éxitos) ha pasado ya.


Para 2019 esperamos un ‘Captain Marvel’ cuya protagonista será una mujer, la actriz Brie Larson. Antes, tenemos la nueva película de Ant-Man, y hay un proyecto para llevar ‘Black Widow’ a la gran pantalla con una mujer directora. Desde luego, la fábrica no tiene previsto dar vacaciones a sus superhéroes. Con todos los que hay (solo Marvel tiene 7.000 personajes), hay cuerda para rato.



Publicar un comentario