miércoles, 20 de junio de 2018

Hoy, 20 de junio es el día mas feliz del año (Por lo menos en el hemisferio norte)

Se llama Yellow Day al 20 de junio porque es, según un grupo de metereólogos y sociólogos, el día más feliz del año. La ecucación de la felicidad conjuga varias premisas: días mucho más largos, proximidad de las vacaciones, cercanía de la paga extra y reducción de la jornada laboral al imponerse el horario de verano.

El 20 de junio es, por tanto, la antítesis del Blue Monday, la jornada más triste, que se repite el tercer lunes de enero y se ganó la mala fama por las razones opuestas: poca luz, excesos navideños y toma de decisiones. Pero la cuesta de enero cambia de dirección con el pistoletazo estival.

El verano se asocia a una serie de conceptos muy positivos: nuevas experiencias, viajes, derroche y libertad. Todas estas pinceladas de placer se resumen en un único concepto: tiempo. En una época marcada por el frenesí de las agujas del reloj, el tiempo es un lujo, porque «lujo es todo lo que escasea», explica Susana Campuzano, experta en lujo.

Para determinar que el día más alegre y optimista del año es este lunes, 20 de junio, el se considera que este es el día con más horas de luz del año, con temperaturas agradables y antesala del verano y las vacaciones, todo en el hemisferio norte.

Según la meteoróloga Mar Gómez, junio tiene una temperatura media de 21 grados centígrados y una precipitación media de 31 litros por metro cuadrado, de modo que considera que las temperaturas agradables, ni excesivamente cálidas ni frías, permiten «disfrutar plenamente» del tiempo durante este periodo.

Además, la psicóloga Mila Cahue, ha destacado que en términos generales junio es el mes más lluvioso de los tres estivales -junio, julio y agosto- por lo que el ambiente refresca. «Por lo general, las temperaturas cálidas o intermedias nos sientan mejor», ha destacado.

Por su parte, el meteorólogo Mario Picazo ha subrayado que la falta de luz solar afecta al organismo «de manera significativa y no precisamente de manera beneficiosa» por lo que el sol es «una buena medicina».

A ese respecto, ha explicado que la luz del sol juega «un papel fundamental en la fisiología humana», de modo que sin ella, la generación de cortisol, serotonina o melatonina disminuye, y esto influye en el estado de ánimo, en la energía y en el sueño.

Extra de motivación
Otro de los factores que suman en la fórmula del Yellow Day es la proximidad de las vacaciones, lo que supone un «extra de motivación en esta recta final». Para Cahue, este periodo puede vivirse de forma positiva, pensando en los lugares que se van a visitar, las personas con las que queremos pasar más o mejor tiempo y actividades que se realizarán. La psicóloga asegura que junio es un mes en el que «aumenta sobre todo la ilusión».

Asimismo, otro factor positivo, aunque no para todos, es la paga extraordinaria de verano, un plus de dinero que contribuye a incrementar los niveles de felicidad y satisfacción profesional y repercute directamente en el estado de ánimo.

Del mismo modo, los expertos creen que los días más largos, sumado a la proximidad de la jornada laboral intensiva de verano de la que muchos trabajadores se benefician.

«Disponer de más horas libres para disfrutar nos permite desconectar mejor de las cuestiones laborales y centrarnos en aquello que realmente nos satisface», destaca Cahue, que incide además en el fortalecimiento de las relaciones sociales durante este periodo debido al mayor tiempo libre y las temperaturas idóneas para la realización de planes.





Publicar un comentario