viernes, 22 de junio de 2018

Inesperado éxito: Las redes sociales hablan mucho de esta película romántica de Netflix

Debo confesar que cuando leí la sinopsis de esta película no tuve ninguna inclinación a verla, por el débil argumento y ni siquiera la presencia de algunos actores conocidos me llevaban a vencer mis dudas. Pero en estos tiempos hay un medidor infalible para saber que una película o una serie es un éxito: las redes sociales. Pasó con La casa de papel y con la comedia francesa No soy un hombre fácil, que fueron despertando más y más adeptos con el “boca a boca” virtual. Y está pasando con Set It Up: el plan imperfecto, la nueva comedia romántica de Netflix protagonizada por Zoey Deutch y Glen Powell, que se estrenó el viernes pasado y es dirigida por Claire Scanlon.

Para los que prefieren hablar en números antes de precipitarse a ver esta película, vale decir que en el sitio Rotten Tomatoes lleva un 90 por ciento de aprobación, lo que no es poco teniendo en cuenta que las comedias románticas típicas de Hollywood, sobre todo las de los últimos tiempos, no agradan del todo.

Pero Set It Up: el plan imperfecto es justamente eso. La típica comedia con la fórmula trillada de dos chicos jóvenes que se conocen, se pelean y luego se enamoran. Para hablar de casos conocidos, pensemos en La propuesta, la película de 2009 protagonizada por Sandra Bullock y Ryan Reynolds o, yendo un poco más lejos, el ya clásico de los noventa, 10 cosas que odio de ti, con Julia Stiles y Heath Ledger.

Villanos. Taye Diggs y Lucy Liu son los jefes malos de la historia
La película comienza con las vidas caóticas de Harper (Zoey Deutch) y Charlie (Glen Powell), dos asistentes jóvenes que trabajan día y noche para unos adictos al trabajo. Harper debe lidiar con Kirsten Stevens (Lucy Liu), una periodista deportiva de éxito que vive al borde del colapso nervioso por un sitio web que fundó y es su vida. Por su parte, Charlie convive en la oficina con Rick Otis (Taye Diggs), su jefe, un corredor de bolsas que trata mal a todo el mundo.

Los asistentes se conocen en una de esas noches de trabajo interminable en la que tienen que conseguir comida decente para sus mandamases y tras unas idas y vueltas, inician el plan: hacer que sus jefes se conozcan y se enamoren para ver si así las oficinas dejan de ser sus únicas preocupaciones.

Así como hemos visto la fórmula de esta historia más de una vez , podemos hacer un poco de memoria para darnos cuenta de que el jefe insoportable, ese que hace la vida a cuadros a sus subordinados, también ha dado bastante jugo en el género.

Aunque haya incontables versiones de jefes malos e historias con la misma fórmula, Set It Up tiene una simpatía que conquista.

Hay varias razones. La primera es el carisma de sus protagonistas, Deutch y Powell, dos actores que hacen su trabajo muy bien. A Powell le toca ser el chico de traje, sin tiempo para divertirse, que sale con una modelo y comparte piso con su mejor amigo. A Powell lo pueden haber visto en la serie de terror de Fox Scream Queens o en Talentos ocultos (2016) como John Glenn.

Deutch es todo lo contrario. Es una chica graciosa y atropellada que lo único que quiere es tener un espacio donde contar historias que valgan la pena. En cuanto a su vida amorosa, está tratando incursionar en el mundo de las citas de Tinder.

Con 23 años, Deutch ha tenido bastante trabajo en estos años. Una de sus últimas apariciones en pantalla fue como protagonista de Si no despierto, un drama adolescente en el que una chica revivía una y otra vez el día de su muerte.

Set It Up tiene otro ingrediente. La jefa de Harper, Kristen, es Lucy Liu.

El otro jefe, además de ser villano y par romántico de Lucy Liu, es el que se roba todas las escenas de humor, sobre todo cuando deja entrever que en el fondo, muy en el fondo, es un hombre sensible. Un dato curioso, Taye Diggs contó en una entrevista reciente con People que Lucy Liu era su “celebrity hall pass”, algo así como su famosa permitida, cuando estaba casado con la actriz Idina Menzel.

Las comedias románticas son un género que lucha por seguir existiendo. La realidad es que Netflix se sumó a esa lucha y desde hace un tiempo viene produciendo unas cuantas de este estilo. Hay fracasos, como los romances temáticos Tarjetas de navidad o Un príncipe para navidad. Pero también hay aciertos: Cuando nos conocimos, El stand de besos -otra que se comenta seguido en redes, aunque es más para adolescentes- y, claro, Set It Up: el plan imperfecto.




Publicar un comentario