martes, 12 de junio de 2018

La Inteligencia Artificial que gobierna Dubái

El paradigma del ‘big data’, esa recolección masiva de información de la que se obtiene conocimiento gracias a los algoritmos y a la inteligencia artificial, se está imponiendo en la gestión de las grandes ciudades del mundo. Dubái, con su permanente apuesta por la tecnología, no es una excepción. En este caso, además, la plataforma que aúna toda esa información (en forma de ‘open data’, o sea, disponible para todos los actores implicados en la vida de la ciudad), llamada Smart Decision Making Platform, también se pone al servicio de los ciudadanos. Un empresario que se plantea abrir un nuevo local en la ciudad y no sabe dónde. Una familia a la que se le ha quedado pequeña la casa y busca un nuevo lugar para sus planes vitales. Cualquiera puede acudir a esta plataforma inteligente, plantearle sus preferencias, y obtendrá una respuesta.

Dubái tiene como guía la felicidad de los ciudadanos, y para ello ha adoptado varias tecnologías. Entre ellas, ha engarzado la tecnología móvil en la misma gestión pública. Es lo que llaman m-Government. Como claro ejemplo de ello, Dubái tiene una aplicación llamada Smart Majlis. Majlis es el nombre de las asambleas en las que la comunidad decide qué hacer. Con la aplicación, cualquier ciudadano puede sacar una foto de algún servicio que le gusta, enviársela al gobierno de la ciudad, y explicar las razones por las que cree que debería adoptarse. Los funcionarios tienen que responder en dos semanas. Si tras estudiarse, se adopta el servicio, el ciudadano recibe una compensación. La transformación digital está coordinada por la Oficina de Dubái Inteligente, liderada por Aisha Bin Bishr.

Aisha Bin Bishr es doctora en Management, Ciencia, Tecnología e Innovación, por la Manchester Business School. Posee también una formación más amplia en filosofía, de la que es doctora por la Universidad de Manchester. Lleva más de década y media vinculada al gobierno de la ciudad, y en la actualidad dirige la oficina que lidera la transformación digital de Dubái desde una perspectiva "holística", ella misma apunta.

EN DATOS
La ayuda del 'big data' para decidir
Poco más de la mitad de las Administraciones Públicas, el 54 por ciento, no necesita por el momento de ningún sistema que almacene, organice y procese una gran cantidad de información. Un tercio ya tiene cubierta esa necesidad, lo que quiere decir que las Administraciones que sí han visto interesante este tipo de herramientas por lo general han dado ya el paso. Hay, de todos modos, varias oficinas públicas que necesitan dar ese paso. No es el caso de Dubái, que ha creado una plataforma que combina 'big data' con inteligencia artificial, al servicio tanto de los gobernantes como de los ciudadanos.

El ahorro de la buena gestión
Dubái ha aplicado el sistema inteligente de planificación de recursos que se suele desarrollar para las empresas, pero en su caso para la gestión del gobierno. Según cuenta la directora de la Oficina de Dubái Inteligente, desde la que se gestiona la digitalización de la ciudad desde un punto de vista "holístico", este sistema ha permitido ahorrar cuatro dihrams (la moneda local) por cada dihram invertido en el desarrollo de este sistema. En total, en diez años Dubái (que tiene 17.000 empleados públicos), ha ahorrado el equivalente a casi 1.500 millones de euros. El 79 por ciento de las Administraciones Públicas en España están muy o bastante de acuerdo con la afirmación de que "el principal beneficio del uso de las tecnologías es el ahorro de tiempo y de dinero" en la gestión ordinaria.





No hay comentarios.: