martes, 19 de junio de 2018

Los teléfonos mas vendidos en lo que va del año

Durante seis largos meses el iPhone X ha despertado el interés de los consumidores. Apple, pese a subir el listón de los precios hasta colocar un dispositivo por encima de los 1.200 euros, ha logrado hacer un hueco a su teléfono estrella entre los más vendidos. Medio año en donde ha sido el líder. Hasta ahora: porque el Samsung Galaxy S9 Plus se ha convertido en el segundo trimestre del año en el líder de ventas en este sector.


Según el último informe de la consultora Counterpoint Research, la serie Galaxy S9 se ha convertido en este periodo en la más adoptada a nivel mundial. Un registro que ha desplazado a Apple al tercer puesto de los dispositivos más vendidos en este primer semestre de lo que llevamos de año. La firma surcoreana Samsung ha colocado sus dos terminales, el Galaxy S9 Plus y el Galaxy S9, entre los dos más vendidos con una cuota de mercado del 2,6%, mientras que el iPhone X se tiene que contentar con amasar el 2,3% de penetración, la misma, por cierto, que el iPhone 8 Plus.

Un dato que refleja que los consumidores, puestos a elegir, han optado indistintamente por adquirir el dispositivo más avanzado del gigante norteamericano. La versión «normal» del iPhone 8 registra, por su parte, un 2,2% del mercado global, superando holgadamente al siguiente «smartphone» más vendido, el Xiaomi Redmi 5A (1,5% de cuota de mercado). Lo cierto es que, en cualquier caso, las ventas de la serie Galaxy S9 mejoraron, impulsado por el rendimiento en las regiones Asia-Pacífico y los países de Centroeuropa.


Xiaomi, por su parte, ha continuado «haciendo sentir su presencia» en el competitivo mercado de los teléfonos inteligentes obteniendo la sexta y la octava posición con sus Redmi 5A y Redmi 5 Plus, dos terminales que unen calidad a precio contenido. Esta es la primera vez que la firma china toca dos posiciones dentro de la lista de los diez modelos con mayor penetración. Todo gracias a su buen rendimiento tanto en China como en India.

Los analistas apuntan a un factor clave en la disminución de esta tendencia en el iPhone X; la estacionalidad. Apple suele renovar en otoño sus terminales, lo que provoca que de cara al periodo navideño y el primer trimestre del año tengan una gran acogida. Sin embargo, la firma de la manzana domina todavía las ventas globales de «smartphones» al ocupar cinco puestos de la lista de los diez teléfonos más vendidos. Es más, en los países emergentes existe una gran demanda de modelos antiguos como el iPhone 7, lanzado hace dos años.

Otra de las reflexiones que suscita este nuevo informe es la constatación de que las grandes pantallas han cuajado. Hubo un tiempo en que la tendencia era optar por teléfonos más pequeños. Desde el año 2015 se ha invertido y, en la actualidad, superar las 5.8 pulgadas o tener un móvil de 6.2 pulgadas es, digamos, lo «normal». Un triunfo auspiciado por los hábitos de los consumidores que buscan un dispositivo para todo tipo de usos, incluso para consumir contenidos audiovisuales, con lo que desean tener más espacio.

Una de las soluciones que ha encontrado la industria ha sido la de agrandar las pantallas y reducir el cuerpo del dispositivo. Para ello se han reducido los marcos, inaugurado desde hace dos años otra postura, la de las «pantallas sin bordes» que ya se ha consolidado en el mercado. Pero ello ha pasado factura a otro producto, las tabletas, que continúan sin levantar cabeza tras catorce trimestres consecutivos de caídas. Tan solo el iPad, fabricado por Apple, se salva de esa quema en ciertos aspectos al conservar la mayor adopción del producto.


A pesar de varios informes que sugirieron en un primer momento una «demanda deslucida» para el iPhone X, el teléfono más caro de Apple hasta la fecha se ha revelado como muy popular. Hasta abril, por ejemplo, y según las estimaciones de IHS Markit, Apple vendió unas 12.7 millones de unidades de su buque insignia, aunque el número de unidades colocadas es ligeramente inferior al logrado por los iPhone 7 Plus (18.3 millones de unidades) el año anterior. A nivel mundial se vendieron unos 345.5 millones de «smartphones».




No hay comentarios.: