viernes, 15 de junio de 2018

Perros lobo, enormes y amigables criaturas


Un perro lobo (también llamado híbrido lobo-perro, lobo híbrido o lubican ) es un híbrido canino que resulta del apareamiento de un lobo gris (diversas subespecies de Canis lupus) y un perro (Canis lupus familiaris). 


En inglés el término "wolfdog" es preferido por la mayoría de los impulsores de estos animales y criadores porque el perro doméstico fue taxonómicamente recategorizado recientemente como una subespecie del lobo gris. 

La Asociación de Médicos Veterinarios estadounidenses y el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos se refieren a estos animales como híbridos lobo-perro.


Las organizaciones de rescate animal consideran que un perro lobo es cualquier perro con herencia de lobo dentro de las últimas cinco generaciones, incluyendo a algunas razas establecidas de perros lobo​.


En 1998, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos estimó una población aproximada de 300.000 perros lobo en los Estados Unidos (la más alta de cualquier país del mundo), mientras que otras fuentes indicaban una población quizás tan alta como 500.000

En los híbridos de primera generación, los lobos grises eran frecuentemente cruzados con perros parecidos a lobos (tales como Malamutes de Alaska, huskies siberianos y pastores alemanes) para obtener una apariencia más atractiva para los dueños que deseaban una mascota exótica.​



Las evidencias de perros lobos domesticados en América data de por lo menos 10.000 años,4​ mientras que la evidencia fósil en Europa indica que fueron empleados para la caza del mamut.


Lubican de Teotihuacán
En 2010, los expertos anunciaron que habían encontrado los restos de varios perros lobos que fueron criados por la clase guerrera de Teotihuacán en el Valle de México unos 2.000 años atrás. A la luz de esta evidencia, el animal usualmente representado en el arte de la cultura teotihuacana y que se creía un peculiar perro o coyote, probablemente era un lubican.


Perros lobos británicos
La primera mención sobre la reproducción del perro lobo en Gran Bretaña data del año 1766, cuando se cree que un lobo se apareó con una perra Pomerania y esta tuvo una camada de nueve cachorros. Los perros lobos a veces eran comprados por nobles ingleses, que los veían como una curiosidad de la ciencia. Los perros lobos eran populares en las colecciones de animales y zoológicos británicos.

Lobos negros del Nuevo Mundo
Investigaciones genéticas llevadas a cabo por la Universidad de California Los Ángeles y la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford revelaron que los lobos con pelaje negro deben su característica coloración a una mutación que apareció por primera vez en los perros domésticos.


Perros lobos nacidos aleatoriamente
Se conocen casos de reproducción accidental del perro lobo (aunque esto es muy raro), donde una perra doméstica en estro se extravía y se aparea con un lobo.

Salud
Generalmente se dice que los híbridos de lobo y perro son animales naturalmente sanos, siendo menos afectados por enfermedades hereditarias que la mayoría de razas caninas. Los perros lobo usualmente son más sanos que sus padres debido a la heterosis.​ Algunas de las razas de wolfdog reconocidas que existen hoy fueron creadas específicamente para mejorar la salud y el vigor de los perros de trabajo.


Temperamento y comportamiento
Los híbridos de lobo y perro tienen una mezcla de características genéticas, que resulta en patrones de comportamiento menos predecibles en comparación con el lobo o el perro.​ El comportamiento adulto de los cachorros híbridos tampoco puede ser predicho al compararlo con cachorros de perro, o a partir del comportamiento de sus padres incluso en cachorros de tercera generación nacidos del apareamiento de perros lobo con perro.​


 Por lo tanto, a pesar que el comportamiento de un solo lobo híbrido puede ser predecible, el comportamiento de todos ellos en conjunto no lo es. La mayoría de los híbridos con mayor cantidad de genes de lobo son muy curiosos y generalmente no son más destructivos que cualquier otro perro activo o curioso.


Agresión
El comportamiento de un lobo es típicamente tímido y mucho menos sociable hacia los humanos que el de un perro. Si un híbrido de lobo y perro debe ser considerado más peligroso que un perro, esto depende del comportamiento específico del animal y no de los perros lobo como grupo. El comportamiento inducido puede afectar el comportamiento innato. 


La socialización de cada animal es afectada por los métodos de entrenamiento. El riesgo para la seguridad pública es afectado por la socialización de cada híbrido. No hay evidencia concluyente que indique que los perros lobo son más agresivos hacia los humanos que otros perros de gran tamaño (por ejemplo, Rottweiler, Pastor alemán, Chow-chow y Pitbull).


Entrenamiento
La opinión que las características agresivas son parte inherente del temperamento de un perro lobo ha sido contestada en años recientes por criadores de perros lobo y otros impulsores de los perros lobo como mascotas.​ Los impulsores de los perros lobo como mascotas dicen que los animales con alto contenido de genes de lobo son naturalmente tímidos y desconfían de los humanos, pero con una adecuada asociación humana, entrenamiento y tenencia responsable casi todos los perros lobo pueden ser buenas compañías, especialmente si su asociación y entrenamiento se inician a temprana edad.


Incluso en casos de perros lobo que muestran un comportamiento canino consistente, estos a veces pueden conservar algunos comportamientos lobunos, tales como cavar cubiles, morder objetos, trepar cercas y en grado variable, tener cierta dificultar en aprender a hacer sus necesidades en un solo lugar respecto a su porcentaje de genes de lobo. Los perros lobo con bajo porcentaje de genes de lobo raramente tienen estos problemas en mayor grado que cualquier otro perro de gran tamaño.

No hay comentarios.: