martes, 12 de junio de 2018

Pinturas en 3D para la seguridad vial

El paso de peatones tridimensional es un invento que nació en Islandia, y que se probó por primera vez en el pueblo de Ísafjörður, de 3000 habitantes. Aunque ya en el año 2016 la artista india Saumya Pandya Thakkar ya diseñó un paso de cebra similar.


Otra de las iniciativas que "juegan con nuestra mente" para lograr que los conductores aminoren la velocidad y así lograr que haya menos accidentes es la puesta en marcha en la localidad escocesa de  Stirling. En este caso han pintado las líneas de la carretera de forma serpenteante para que parezca que la calle no es recta.


El paso de peatones 3D ha sido especialmente diseñado para provocar la frenada instintiva de los conductores.

Este producto tiene el objetivo de prevenir los accidentes de tráfico de atropello de peatones, sobre todo en vías sin semáforos y en “zonas próximas a colegios y parques”.

Este sistema de señalización 3D termofusible se instala con calor, precalentando la carretera y colocando piezas de plástico adaptado, que causan en el conductor “un sensación visual que hace que reduzca la velocidad de manera instintiva”.



Publicar un comentario