martes, 31 de julio de 2018

El asesino de John Lennon puede quedar en libertad en agosto

Mark David Champman tiene programada una vista con la Junta de Libertad Condicional de Nueva York cuyo criterio parece poner el foco ahora sobre el comportamiento del recluso antes que en la gravedad del crimen, de acuerdo con varios medios americanos.


Mark David Chapman descerrajaba cinco tiros a John Lennon el 8 de diciembre de 1980 a las puertas de su casa en el edificio Dakota, donde el ex Beatle y Yoko Ono regresaban tras una sesión de grabación en el estudio de grabación Record Plant Studio.

El asesino, que ahora cuenta con 63 años, fue condenado a cadena perpetua y permanece en una prisión de máxima seguridad en Wende en el norte del estado de Nueva York. Desde el año 2000, Chapman solicita cada dos años su libertad condicional, que la Junta de Libertad Condicional ha rechazado en hasta nueve ocasiones.

A finales de mes, en torno al día 20, el asesino confeso de Lennon se enfrenta de nuevo a esta institución que le denegó la libertad provisional en 2016 porque «su libertad sería incompatible con el bienestar de la sociedad y por lo tanto despreciaría la seriedad del crimen».

Sin embargo, en esta ocasión varios medios de comunicación americanos apuntan a que la Junta estaría dispuesta a valorar el comportamiento del recluso por encima de la gravedad del delito, de acuerdo con el Daily Mail. Así lo ha demostrado con otros casos graves a los que se ha enfrentado en los últimos meses, como apunta el periódico Daily News.

A pesar de que Yoko Ono no ha hecho declaraciones al respecto, cada vez que Chapman se ha presentado ante la junta, ha enviado una carta en la que insiste en que lo mantengan encerrado no solo por la seguridad de la que fuera esposa del ex Beatle, sino también por la del propio Champman, seriamente amenazado por los fans de Lennon.




Publicar un comentario