miércoles, 11 de julio de 2018

El "resucitador de canarios" que se usaban en las minas

Desde el siglo XIX hasta 1987, muchos mineros utilizaron los canarios en jaulas para detectar posibles escapes de gas. 


Hasta no hace mucho tiempo no existía la tecnología que nos rodea en nuestra vida cotidiana, por lo que los mineros que no trabajaban en minas a cielo abierto (como la mina de diamantes más grande del mundo) tuvieron que ingeniárselas para saber cuándo una galería era habitable o no.

Y como siempre, tuvieron una simple y gran idea para remediar un gran problema, empezaron a llevarse canarios a las profundidades de sus minas para saber cuándo las cantidades de oxígeno o de cualquier otro contaminante eran tan bajas o tan altas respectivamente que no permitían la vida en esa zona.

¿Por qué los canarios y no otros animales?
Pues principalmente porque los canarios son muy sensibles al metano y al CO (monóxido de carbono). En algunas ocasiones se intentaron utilizar otros animales pero ninguno tenía las capacidades de los canarios para detectar estos gases.

Como podrás imaginar los canarios no les decían a los mineros, ¡Despejen la zona que no hay oxígeno!. Normalmente el canario cuando se introducía en la mina cantaba. Siempre y cuando el canario cantara significaba que no había ningún peligro pero si el canario por lo que fuera dejaba de cantar y perdía el conocimiento, significaba que había que evacuar la zona inmediatamente ya que no era apta para la vida.

Esto no se utiliza hoy en día, pues en la actualidad hay detectores de gases, sistemas de ventilación, etc… el uso del canario se fue eliminando de las minas a partir de 1986.

Algunos mineros le tomaban tal cariño a sus mascotas que inventaron un "resucitador de canarios" diseñado por la empresa Siebe Gorman and Co en 1920 y que se expone en el Museo de Ciencia de Londres. Se supone que una vez desfallecido se introducía el canario en este habitáculo conectado a una botella de oxígeno que le permitía revivir.


De esa manera todos salían vivos de los túneles...




No hay comentarios.: