Estar de pie cansa mas que caminar ¿Por qué?

Una tarde de paseo puede cansar más que cualquier otro ejercicio. Ir al shopping a comprar ropa o al mercado a buscar precios, puede ser realmente muy agotador, mucho más que, por ejemplo, hacer deportes.


El doctor Osvaldo Patiño, Jefe Honorario del Servicio de Kinesiología del Hospital Italiano de Buenos Aires y profesor titular del Instituto Universitario del Gran Rosario, nos cuenta por qué estar quietos cansa muchísimo más que correr.

Cómo entrenar tu metabolismo
“El sistema muscular está formado por 3 tipos de músculos. El cardíaco, el músculo liso o involuntario y el músculo esquelético o voluntario. Este último representa a los músculos más conocidos como el cuádriceps, los gemelos o el bíceps braquial entre muchos otros. Los músculos esqueléticos realizan tanto trabajo estático como dinámico. El primero mantiene la postura o la posición del cuerpo en el espacio. El trabajo dinámico permite la locomoción y el posicionamiento de los segmentos corporales en el espacio”, detalla.

Los músculos esqueléticos se contraen de tres maneras: la isométrica en la que el músculo no varía su longitud, la concéntrica en la que el músculo se acorta y produce un movimiento articular y la excéntrica, que es cuando el músculo se contrae y se alarga simultáneamente, “como cuando una persona baja una escalera y el músculo cuádriceps se contrae y alarga al mismo tiempo”, explica Patiño.

Entonces, cuando caminamos o corremos, “el ser humano pone en juego contracciones concéntricas y excéntricas a un ritmo determinado que le permite ahorrar energía y producir menor fatiga”, nos cuenta y agrega: “cuando la persona sale de compras o permanece parado mucho tiempo realiza algo de trabajo dinámico pero sobre todas las cosas, trabajo estático que contracciones isométricas sin desplazamiento que generan mayor cansancio”.




Comentarios