domingo, 19 de agosto de 2018

Humor insuficiente







Las versiones hiperrealistas de tus personajes favoritos te darán miedo

¿Te has preguntado alguna vez cómo se verían tus personajes favoritos de series y películas animadas si fueran tridimensionales y de carne y hueso? La respuesta podría darte pesadillas. Este artista se ha dedicado a “dar vida” a personajes animados muy populares, y el resultado es de terror.

Puede que Homero Simpson, Bob Esponja y Coraje el perro cobarde luzcan graciosos y hasta adorables en sus programas de televisión, pero el secreto de ese look está en que son dibujos animados. Cuando los trasladas al 3D y la vida real, el resultado es muy diferente y grotesco.

Justamente a eso se ha dedicado el artista Miguel Vasquez, a imaginar cómo lucirían los personajes de tus series favoritas “en la vida real”.



Homero Simpson (de Los Simpson)



Ed, Edd y Eddy (de Ed, Edd n Eddy)




3 ideas geniales inspiradas en cosas inesperadas

¡Vuelen, moscas!
Estos insectos podrían ayudar a salvar soldados.

Cualquiera que haya usado un periódico enrollado para matar una mosca sabe muy bien lo hábiles que son estos insectos para esquivar golpes. Parecen adivinar dónde te hallas… y cómo escapar.

“Las moscas son increíblemente buenas para hacer lo suyo”, dice Michael Dickinson, profesor de biología en la Universidad de Washington. Para estudiar estos insectos en acción, Dickinson hizo pasar moscas a través de un tubo que terminaba en una tablilla. Un disco “acechaba” sobre ésta, listo para aplastar las moscas desde varias direcciones (de frente, por los costados y por atrás) mientras una cámara de alta velocidad filmaba las reacciones de los insectos ante el ataque inminente.

Luego de hacer pasar cientos de moscas por su máquina, Dickinson descubrió algo interesante: menos de 300 milisegundos antes de un posible ataque, las moscas se preparaban con “ajustes posturales”. Si el golpe venía de arriba, la mosca movía hacia delante sus dos patas medias para retroceder y alejarse del peligro una vez que alzaba el vuelo; si venía de atrás, movía hacia atrás las patas medias para lanzarse hacia el frente. Las moscas pueden ser un fastidio, pero son también unas ágiles bailarinas.

La investigación de Dickinson está ayudando a otros a construir microrrobots capaces de imitar los patrones de vuelo de las moscas. También a los militares les interesan los hallazgos del biólogo, pues planean utilizarlos para construir aviones de combate no tripulados que tengan mejores tiempos de reacción, lo cual reduciría la nece-sidad de contar con pilotos para operarlos, y mantendría a más soldados lejos de las líneas de fuego.

Dickinson no odia a las moscas; de hecho, se aparta de ellas al caminar para no aplastar ninguna. “Me enoja ver a alguien espantar una mosca”, dice, “pues dedico muchas horas a observar cómo se acicalan y mueven sus cabezas diminutas”.

El geco y la bandita

Una lagartija ayuda a la piel humana más frágil.

Arrancarse de la piel una bandita curativa suele doler, y hasta puede ser peligroso. Los recién nacidos y los ancianos tienen la piel muy delicada, y quitarles de un tirón un cinta adhesiva puede ocasionarles irritación, llagas e incluso cicatrices permanentes. Tan sólo en Estados Unidos, las banditas y otros adhesivos de uso médico son causa de alrededor de 1.5 millones de lesiones.

“Éste es un problema que conocen bien los médicos y las enfermeras de las salas de neonatos”, dice Jeffrey Karp, profesor de la Universidad Harvard. “Esperan con ansias la creación de nuevos adhesivos médicos que se mantengan bien fijos a la piel sin lastimarla”. Es por eso que Karp y su equipo actualmente trabajan en una innovación para hacer que quitar una bandita sea menos traumático.

Mientras que la bandita curativa ordinaria está constituida por un apósito esterilizado y una capa adhesiva, la cinta de Karp incluye una capa intermedia. Ésta soporta la mayor parte del impacto de retirar la cinta —en vez de que lo haga la capa adhesiva que se pega a la piel—, lo cual reduce el daño al mínimo.

Cuando llega el momento de quitar la bandita, se desprende con facilidad. En la piel sólo queda un residuo que puede lavarse con agua y jabón o cubrirse con talco para bebé.

La cinta de Karp no es su única innovación en tecnología de adhesivos médicos; en 2008 creó un apósito quirúrgico a imitación de las almohadillas adhesivas microscópicas de las patas de un geco (salamanquesa). La superficie pegajosa de la cinta permite que se adhiera con fuerza a sitios difíciles, como los tejidos húmedos del corazón y los pulmones. Mejor aún, este sellador biodegradable se desintegra con el tiempo. A diferencia de los apósitos comunes, esto significa que los médicos no tienen que regresar al cuarto del paciente para retirarlos.

Si la cinta adhesiva indolora de Karp tiene tan buenos resultados como su invento anterior, las generaciones futuras de pacientes ya no soltarán gemidos de dolor cuando les quiten una bandita.

Un experimento con nudos
Desenredar los audífonos podría evitar infecciones.

Al sacar tu teléfono del bolsillo, ¿te ha pasado que el cable de los audífonos esté hecho nudo? Cada vez que el físico Robert Matthews, de la Universidad Aston, en Inglaterra, examina una cuerda enredada, le recuerda algo mucho más pequeño y relevante. “A pesar de su aparente banalidad, los nudos espontáneos tienen una gran importancia en química de polímeros y en biología molecular”, señala.

Cada célula de nuestro cuerpo contiene cerca de 1.8 metros de ADN. Si esas cuerdas genéticas se enredan, el efecto puede ser devastador para la salud celular. Matthews se interesó en este tema cuando, al desenredar una cuerda por enésima vez, recordó una prueba matemática publicada en los años 80: que el riesgo de que una cuerda se enrede aumenta en razón de su longitud.

Matthews observo que si las puntas se atan formando un lazo, la longitud de la cuerda se reduce y deja de haber extremos libres, cuyo movimiento propicia que se formen nudos.

En 2010, con el fin de someter a prueba su “hipótesis del lazo”, Matthews emprendió el Gran Experimento Británico de Nudos. Reclutó niños para que metieran cuerdas —algunas de las cuales tenían los extremos atados en un lazo, y otras no— dentro de cajas, sacudieran y movieran éstas por todos lados y luego las abrieran.

Matthews observó que las cuerdas con lazo se enredaban tan sólo 10 por ciento de las veces, en comparación con las cuerdas no atadas de la misma longitud. Así, si atas los extremos del cable de tus audífonos (con una liga de hule, digamos), se reducirá mucho la probabilidad de que se enrede.

Esa solución es un regalo de Dios para toda persona que haya batallado con las series de luces navideñas, pero el hallazgo de Matthews podría tener un impacto aún mayor. Si los científicos lograran formar nudos de lazo microscópicos en las puntas del ADN y en los virus, significaría un gran avance en la lucha contra el cáncer y las infecciones. Mientras tanto, toma una liga de hule y ata con ella las puntas del cable de tus audífonos, que así quedarán libres de nudos.





Lo que revela sobre tu salud y personalidad el color de tus ojos

Ojos oscuros
Tienes un menor riesgo de melanoma
Los iris de color oscuro pueden indicar que tienes un menor riesgo de sufrir cáncer de piel.

En un estudio publicado publicado en Cancer Epidemiology, Biomarkers & Prevention, los investigadores tomaron muestras de ADN y recopilaron datos sobre la exposición al sol de casi 500 niños blancos, de 6 a 10 años, durante cuatro años.

Los niños con ojos azules eran más propensos a desarrollar lunares en comparación con los niños que no tenían el gen responsable. (La cantidad de lunares que se desarrollan durante la niñez puede predecir el riesgo de melanoma en la edad adulta).

Otra investigación halló que las personas con ojos azules o verdes tienen mayor riesgo de desarrollar melanomas en el ojo, probablemente porque tienen menos pigmento que absorba la luz y los proteja del daño solar.

Sin importar el color de tus ojos, siempre es una buena idea cuidarlos con lentes de sol que cuenten con protección UV, dice Quinn.

Eres más confiable
En un estudio publicado en PLoS ONE , los investigadores pidieron a 238 voluntarios que calificaran qué tan confiables les parecían las personas que aparecían en una serie de fotografías.

En general, los participantes calificaron a los rostros con ojos marrones como más confiables que los rostros con ojos azules. Sin embargo, cuando los investigadores cambiaron digitalmente los colores de los ojos, las calificaciones permanecieron consistentes.

Esto llevó a los investigadores a analizar la correlación entre el color de los ojos y las características faciales; descubrieron que los hombres con ojos oscuros tienden a tener más rasgos confiables (como bocas más grandes, barbillas más anchas y ojos mayores, que ayudan a que el rostro exprese felicidad) en comparación con quienes tienen ojos claros.

Se necesitan más investigaciones para determinar qué significa este color de ojos para las mujeres, quienes no mostraron la misma correlación entre confiabilidad y forma de la cara.


Bebes menos alcohol
Si sus amigos de ojos azules parecen beber más que tú, esta conexión puede tener un vínculo científico. En una encuesta de la Universidad Estatal de Georgia entre 12,000 hombres y mujeres, los investigadores encontraron que las personas con ojos claros bebían mucho más alcohol y tenían más probabilidades de abusar de él que las personas con ojos oscuros. Pero, ¿por qué?

Los investigadores plantean la hipótesis de que podría deberse a la melanina, el pigmento que oscurece los ojos. La melanina está involucrada en las conexiones eléctricas entre las células cerebrales. Si la cantidad de melanina en el ojo (las personas de ojos oscuros tienen más) se correlaciona con la cantidad de melanina en el cerebro, podría significar que las personas de ojos oscuros son más sensibles a estímulos como el alcohol.

Aún así, se necesita más investigación. “Las personas con iris de color claro beben más, esa es una conclusión innegable”, dice Quinn. “Lo que es más difícil es saber si el color del iris determina si las personas beben o no. Podría mostrar una asociación, no una relación causal”.

Menos probabilidades de tener degeneración macularPara empezar, el color de tus ojos puede darte una idea general de tu salud visual. Las personas con ojos claros tenían el doble de riesgo de degeneración macular en comparación con quienes tienen ojos más oscuros, de acuerdo con un estudio realizado con 171 participantes y publicado en la revista Clinical And Experimental Ophthalmology.

“Un iris oscuro bloquea más luz ultravioleta”, dice el optometrista Christopher Quinn, de la Asociación de Optometristas de Estados Unidos. “La luz ultravioleta es un factor de riesgo para la degeneración macular: la luz adicional que llega a los ojos de las personas con iris de color claro las vuelve más vulnerables a la degeneración retinal”.

Hipnótica y variada selección de GIFS (23)







La tonta (por no decir otra cosa) idea de compartir saliva con tu perro

La imagen es idílica. Una pareja se relaja sentada sobre una manta de pícnic en el césped de un parque australiano. A los pies de la pareja, el que parece ser su perro. En un momento dado, la mujer decide ofrecerle su cono de helado al chucho. El animal le da algo más de veinte lametazos y, acto seguido, la dueña se vuelve a llevar el helado a la boca.


El vídeo que recoge la escena se ha vuelto viral y, con él, el debate sobre lo conveniente o no de compartir helado (y saliva) con un perro. Son muchas las personas que reconocen haber hecho eso mismo, o algo similar, con sus mascotas. A fin de cuentas, siempre se ha dicho que compartir es querer.

Para algunos, este tipo de costumbres forman parte de lo que ellos consideran la inconveniente humanización de los animales de compañía. Para otros, en cambio, no es nada del otro mundo.

El educador canino Enrique Solís, por ejemplo, asegura que «hay una gran diferencia entre humanizar al perro compartiendo el mismo plato de comida, y considerarle un miembro más de nuestra familia y dejar que nuestro perro nos lama la cara como muestra de cariño».

«Aunque es cierto que no es muy higiénico, hay muchas muestras de cariño que hacemos con nuestros seres queridos, como por ejemplo con nuestros hijos cuando son bebés, que no le extrañarían a nadie por muy antihigiénicas que sean», comenta sobre este tipo de gestos.

«Por nuestros familiares haríamos cualquier cosa y para nosotros, sin duda, nuestro perro es uno más de la familia».

Realmente, ¿es peor ingerir un alimento que tu perro ha lamido que, por ejemplo, dejar que el can te chupe la cara? No lo parece.

El problema es que a los perros les gusta hacer cosas como meter sus narices en todo lo que pillan a su alrededor o comerse los desperdicios o las heces de otros perros. «Habrá bacterias en la saliva de un perro», comenta en una entrevista digital un portavoz de la organización Battersea Dogs & Cats Home.

«Probablemente, solo hablaría de cautela a la hora de tratar el asunto. Depende de un propietario si quiere compartir algo con su perro, pero podría terminar con un malestar estomacal».

Sin embargo, la Asociación Veterinaria Británica se muestra menos condescendiente y desaconseja por completo compartir alimentos «por motivos de salud de las mascotas y de los humanos».

Lo cierto es que la mayoría de las bocas de los animales albergan un «enorme microbioma oral de bacterias, virus y hongos», según señala en otra entrevista la profesora Neilanjan Nandi, del Colegio de Medicina de la Universidad Drexel, en Filadelfia.

Y, aunque la saliva de un perro contiene proteínas que pueden ayudarles a limpiar o curar sus propias heridas, las personas deben tener en cuenta que «hay algunos organismos únicos para los perros que nosotros simplemente no estamos destinados a tolerar o combatir».

Además, algunas de las bacterias que hay en la boca de los perros son zoonóticas –la zoonosis se entiende como cualquier enfermedad o infección transmisible de manera natural entre los animales y las personas–.

Bacterias relativamente conocidas como la salmonela y otras de nombre impronunciable como el Clostridium difficile, la Escherichia coli o el Campylobacter, que pueden llegar a causar enfermedades gastrointestinales graves en humanos.

El veterinario clínico Joaquín Albaladejo señala que el riesgo es mayor «en aquellas mascotas que padezcan problemas bucales como la enfermedad periodontal, conocida comúnmente como sarro, la cual afecta a una amplia mayoría de animales a partir de los pocos años de edad».

Asegura que dichas bacterias pueden ser transmitidas y causar distintas infecciones, y no solo a nivel gastrointestinal.

«Este aspecto cobra vital importancia en los últimos tiempos ya que sabemos que, según la OMS, en unos años morirán más personas de infecciones bacterianas resistentes a los antibióticos que de cáncer, y hemos de ser conscientes de que nuestras mascotas son también un reservorio de agentes infecciosos», añade.

Ahora bien, dejando a un lado los riesgos para las personas, tampoco parece que el helado sea un alimento aconsejable para un perro. Según Solís, director de LealCan Adiestramiento, esto se debe a la gran cantidad de azúcar que contiene y a que algunos perros pueden ser intolerantes a los productos lácteos, entre otras cosas.

«Aparte, hay algunos alimentos que son tóxicos para los perros como, por ejemplo, el chocolate, las uvas, la cafeína, etc., y que en grandes cantidades pueden producir daños severos en su organismo», apostilla. «Por esto, sería conveniente que nos informemos bien antes de darle algo que se salga de su dieta habitual».

Y también, ya puestos, se trata de evitar contribuir a la epidemia de obesidad canina. La editora de la revista Your Dog Magazine Sarah Wright asegura que un par de chupetones a un helado «pueden ser para ellos el equivalente a un par de hamburguesas con queso» para los humanos.

Siempre se puede sustituir el helado común por algún otro tipo de refrigerio veraniego que no provoque ningún tipo de daño al animal.

«Algunos perros y gatos disfrutan de lamer cubitos de hielo que, incluso, pueden ser con sabor mezclándolos, por ejemplo, con un dado de caldo de pollo», asegura Albaladejo, responsable de la Clínica Veterinaria Ronda Sur. Eso sí, advierte, «siempre que este no lleve entre sus ingredientes cebolla», que es tóxica para estos animales de compañía.




Si quieres desaparecer vete al "punto Nemo", el cementerio espacial

Hay viajes horizontales (van de un punto a otro en línea recta). Hay viajes circulares (se vuelve de donde se partió). También hay viajes verticales (hacia algún lugar en nosotros mismos). Y luego hay viajes para desaparecer. Si ese es tu caso –o sencillamente, lo que quieres es sorprender a tus amistades con tu nuevo destino para vacaciones–, entonces, anota estas coordenadas: 48 ° 52.6’S 123 ° 23.6’W.


Si buscas en el Atlas, verás que las coordenadas señalan un lugar en el océano Pacífico entre Nueva Zelanda, Antártida e Isla de Pascua. Ahora bien, lo difícil es llegar, porque se trata del centro de una circunferencia de 16.900 kilómetros sin tierra a la vista y no hay ninguna aerolínea que vuele hasta allí. Su nombre es Punto Nemo, y se trata del más famoso de los polos de inaccesibilidad del planeta: lugares cuya particularidad es estar en medio de la nada.

Fue Hrvoje Lukatela, un desconocido ingeniero topógrafo, quien logró calcular las coordenadas del Punto Nemo, en 1992. Sin hacer un solo kilómetro, mediante la tecnología geoespacial de la época, señaló en el mapa un punto equidistante a 2.688 kilómetros de las tierras más próximas.

El más lejano posible a cualquier costa: al norte, la isla de Ducie (archipiélago de las Pitcairn); al sur, la isla Maher (Antártida); al este, el archipiélago Campana (Chile); y al oeste, la isla Chatham (en la costa oriental de Nueva Zelanda). Sin duda, el mejor lugar para desaparecer si no se tratara de la definición geográfica de la soledad y hubiera allí algo donde poder poner un pie.

De hecho, los habitantes más cercanos están, en realidad, en el espacio. En ocasiones, son los astronautas de la Estación Espacial Internacional los que sobrevuelan el Punto Nemo al completar su órbita a unos 400 kilómetros de la Tierra. Como no hay nada, es un lugar perfecto para reducir la probabilidad de que cualquier nave, satélite o ingenio espacial impacte en algún lugar habitado a su regreso a la Tierra.

Así que, durante años, las agencias espaciales han estado usando el lugar como un cementerio espacial. Allí, por ejemplo, en las profundidades del Pacífico, yacen desde 2001, los restos de la antigua MIR, la mítica Estación Espacial Soviética.

El punto de nadie
Solo la literatura podría acercarnos a un lugar como este en el que no hay nada y al que no se puede llegar. Si, como anticipador, Julio Verne ya hizo accesible la Luna mucho antes de que Neil Armstrong dejara su huella en la superficie, era lógico que Hrvoje Lukatela –quien, tal vez, había soñado en más de una ocasión con desaparecer– buscara en las páginas de sus libros un nombre para el punto de inaccesibilidad del Pacífico.

Y entre los personajes de Verne, ninguno mejor para esta ocasión que Nemo, el capitán del fabuloso submarino Nautilus. Nemo proviene del latín nemo, y significa nadie. Y ser nadie es cumplir con el deseo de desaparecer.


El video de "La Monja" que YouTube censuró

Si hay algo más terrorífico que una monja demoníaca en un convento, es la censura. ¿Por qué? La segunda existe y la primera no. Y algo más terrorífico todavía, son las polémicas que se generan a partir de la misma para vender un producto. Estas tres cosas pasaron con la última película del universo de El Conjuro, esos subproductos que se hicieron a partir de de The Counjuring de James Wan.



Resulta que The Nun (La Monja), película dirigida por el cineasta británico Corin Hardy y protagonizada por el mexicano Demián Bichir, sacó un anuncio que YouTube terminó censurando. La razón: se trataba de un scare jump, uno de esos videos donde todo está muy tranquilo y de repente te sale una cosa que te hace brincar de susto.

Lo primero que se ve en el video es una señal que te invita a subir el volumen de tu computadora, con la intención de que cuando llego el momento del scare jump el estridente ruido que se escucha también cause el efecto debido.

YouTube prohíbe estos videos únicamente cuando se trata de publicidad. Además, literalmente, si tienes problemas del corazón, el azúcar, etc., te pueden matar del susto ...

Sin embargo, poco le ha importado a los usuarios este hecho y algunos consiguieron subir el susodicho anuncio. Aquí te lo mostramos, pero de una vez, y pare evitar problemas, te decimos que la cara del monjademoniacaserdeoscuridad sale de pronto en el video y  con un efecto de sonido estridente, así que míralo prevenido y sin demasiados nervios, porque la realidad es que no era para tanto, creo:


Los que leen ciencia ficción y fantasía son mejores parejas

Un estudio realizado recientemente se enfocó sobre la relación entre los géneros de la fantasía y la ciencia ficción y las aptitudes de una persona en el marco de una relación de pareja.


 Sin duda se trata de dos elementos que de inicio puede parecer que no tienen ningún tipo de relación, pero si, a partir de cualquier hábito se puede desprender la historia de vida de una persona, y si los libros son capaces de crear conexiones profundas con la subjetividad y las emociones, entonces la investigación mencionada no resulta tan descabellada.

El estudio corrió a cargo de un equipo de psicólogos de la Universidad de Oklahoma, dirigidos por la profesora Stephanie C. Stern. 


En la investigación se reunió virtualmente a un grupo de 404 personas adultas, hombres y mujeres distribuidos equitativamente, a quienes se les pidió que identificaran los nombres de autores especializados en siete géneros literarios: literatura clásica, ficción contemporánea, romántica, fantástica, ciencia ficción, thriller y terror. Acto seguido, cada uno de los participantes dieron su opinión en torno a ciertas creencias sobre las relaciones de pareja expresadas en forma de afirmaciones contundentes:

“El desacuerdo es destructivo”
“Leer la mente es esperado”
“Una pareja no puede cambiar”
“Los sexos son diferentes”
“La perfección sexual es esperada”


Al analizar las respuestas de ambos cuestionarios, los investigadores encontraron que las personas con un conocimiento amplio de la literatura de fantasía y ciencia ficción estaban más inclinadas a considerar falsas todas las afirmaciones anteriores, con excepción de aquella sobre la perfección sexual.

En contraste, los lectores de literatura clásica consideraron cierto que el desacuerdo en una relación es destructivo y los de literatura romántica que los sexos (masculino, femenino) son fundamentalmente diferentes.

Según los investigadores, dichos resultados sugieren que los lectores de ciencia ficción y fantasía poseen una perspectiva sobre las relaciones de pareja mucho menos idealizada o francamente irreal, lo cual contribuye a su vez a generar mejores vínculos, pues en la medida en que nos relacionamos con una persona como es (y no como creemos o esperamos que sea), las relaciones suelen desarrollarse con mayor estabilidad.

¿El estudio tiene razón? ¿Los libros que leemos afectan a ese grado la manera en que nos relacionamos con otras personas, incluso íntimamente? Es muy posible que sí, pero sin duda, cada cual tendrá su propia experiencia al respecto.




El calor afecta negativamente a la inteligencia

Es parte del sentido común la idea de que es más difícil pensar y, en general, llevar a cabo tareas cognitivas cuando hace calor. Esto ha sido confirmado por un estudio realizado por investigadores de Harvard. 


En el estudio se separó a dos grupos de estudiantes: uno fue colocado en un dormitorio nuevo con aire acondicionado y otro fue dejado en un viejo edificio sin aire acondicionado durante una ola de calor.

Los estudiantes hicieron exámenes en sus teléfonos tan pronto se despertaron en la mañana. Durante los días más calurosos, los estudiantes en el edificio sin aire acondicionado tuvieron un 13% menos de aciertos.

Los investigadores sugieren que por el cambio climático esto puede, en principio, afectar el desempeño cognitivo de todo el mundo, particularmente de ciertas secciones de la población que no tienen acceso al aire acondicionado, algo que puede ser sumamente caro y a la vez muy poco ecológico. Las conclusiones de esta investigación no nos dejan muy bien parados: disminución del desempeño intelectual o gasto excesivo de energía, con posibles consecuencias desastrosas. Así pues, será importante desarrollar maneras más eficaces para enfriar el ambiente.

De cualquier forma, el estudio parece también apuntar hacia algo que es sentido común: es más fácil escribir un tratado de filosofía en Alemania que en Jamaica.




sábado, 18 de agosto de 2018

Los presidentes corruptos que mas dinero robaron en sus países

Imagínate tener tanto dinero que te diera pereza contarlo. Cuando se prepara un golpe de corrupción a gran escala, llega un punto que contar billetes es un estorbo. En las principales macrooperaciones que engloban a presidentes y dictadores se sigue un proceso habitual: el dinero se pesa. De acuerdo con la Reserva Federal de Estados Unidos y el Banco Central Europeo, un millón de dólares en billetes de cien pesa exactamente 10 kilos.

Medir la corrupción es una tarea complicada. Los cálculos que circulan de las diez operaciones más importantes en los últimos 60 años son meras estimaciones. En plena investigación por el escándalo de los cuadernos en Argentina, parece que los Kirchner pusieron a las arcas públicas de su país entre las más saqueadas de la historia contemporánea. Solo en sobornos por obras públicas se calcula que robaron 10.000 millones de dólares. En otras palabras, 100.000 kilos en billetes de 100 dólares. Y todavía queda por contar los circuitos de la concesiones de transporte y energía, entre otros. Este es un ranking de los líderes más corruptos del último siglo, utilizando como comparación los animales más pesados del planeta.











Wombat, el animal de las heces cúbicas


Los vombátidos son una familia de marsupiales diprotodontos, conocidos comúnmente como wombats o uómbats. Se encuentran solo en Australia, incluida Tasmania, y tienen la apariencia de un oso musculado, pequeño y de patas muy cortas. Actualmente existen tres especies de wombats con vida, todas las cuales miden alrededor de un metro y pesan entre 20 y 35 kg. Su color de piel varía del beige al marrón y del negro al grís.

Dentro de su ya peculiar constitución, los wombats tienen la particularidad de que sus deposiciones son perfectamente cúbicas.

Sí, leiste bien, sus heces. Y es que resulta que estos animales defecan excrementos en forma de cubos casi perfectos, atrayendo, lógicamente, la atención de todos los que tienen la oportunidad de “admirarlos”…. si es que ése es el término más correcto.

Los wombats son marsupiales herbívoros, de hábitos crepusculares, aunque a veces buscan alimentos durante el día, siempre que esté nublado y haga frío.

Resulta también curiosa en estos animales su agilidad; pues, a pesar de tener un metabolismo muy lento, que les lleva a tardar catorce días en completar la digestión, son enormemente ágiles y veloces, pudiendo llegar a adelantar a un ser humano a la carrera con gran facilidad.


Y precisamente este metabolismo lento es el responsable de las curiosas heces en forma de cubo del wombat, ya que, durante los catorce días que dura la digestión, pasa tiempo suficiente para que la materia fecal se compacte, debido a una mayor absorción de su parte líquida.

De hecho, el wombat tiene un intestino muy largo, con su superficie interna cubierta de una serie de crestas que se encargan de modelar estructuras cúbicas casi totalmente perfectas.

Y lo mejor de todo es que el resultado es una estrategia perfecta para marcar territorio, ya que pueden depositarse perfectamente sobre troncos y rocas a la salida de las madrigueras, sin temor a que caigan rodando y se pierdan.


Como ves, defecar también puede ser un arte y, para muestra, las heces del wombat.

Y sin ánimo de ser escatológicos, ahí te dejamos un ejemplo de cómo son las curiosas heces del wombat.






Super post con 693 imágenes divertidas, curiosas y WTF!






Estas asustadoras tortas no son recomendables para cumpleaños