lunes, 6 de agosto de 2018

¿Qué ocurre si comes un trozo de pan con moho?

A todos nos ha pasado alguna vez. Te preparas un sandwich. Estás disfrutándolo tranquilamente y de repente te das cuenta de que el pan al que ya le has dado unos cuantos mordiscos tiene unas manchitas verdes o azuladas. ¡Ugh! ¿Y ahora qué? Esto es lo que te puede pasar cuando comes moho.


La respuesta corta, en el caso del pan, es nada o casi nada. El moho que crece en el pan es prácticamente inofensivo para las personas siempre y cuando nuestrol sistema inmunitario funcione como debe. Sencillamente lo digeriremos. El único peligro del moho que crece en el pan es que seamos alérgicos. Es raro, pero en ese caso podríamos sufrir trastornos digestivos o incluso respiratorios.

Retirar el moho o no
Que no sea especialmente peligroso no quiere decir que sea saludable. Si descubres que el pan tiene moho no es buena idea que sigas comiéndotelo. Tampoco funciona que trates de retirar las partes con manchitas y comerte el resto. Las manchitas verdes son solo la parte visible de la colonia de hongos. Bajo ella hay un complejo entramado de raíces llamadas hifas que no se aprecian a simple vista y que ocupan mucho más superficie. Tanto si somos alérgicos como si no, es mejor deshacerte del pan.



La cosa se complica cuando encontramos el moho en otro alimento. Existen decenas de miles de especies de moho, y algunas de ellas son peligrosas porque generan micotoxinas, que no son otra cosa que sustancias tóxicas generadas por el hongo. Algunas de ellas son potencialmente mortales. Otras no son peligrosas si las comemos una o dos veces, pero si lo hacemos de forma continuada con cancerígenas para el hígado (aflatoxinas) o los riñones (ocratoxinas).

En general, cuando más blando y suave sea el alimento, más posibilidades hay de que las hifas del moho hayan enraizado muy profundo y afectado a todo el alimento. Esa es la razón por la que no se recomienda retirar el moho de la superficie de, por ejemplo, un bote de mermelada y comerse lo que queda debajo. Lo más probable es que esté contaminado también.

Alimentos que es mejor tirar
Según American Mold Experts, esta es la lista de alimentos que deben ser inmediatamente descartados si detectamos que tienen moho en su superficie:
  • Embutidos y carnes ahumadas como bacon o salchichas meats
  • Cualquier carne cocinada o guisada
  • Guisos
  • Granos y legumbres o pasta
  • Quesos blandos
  • Yogur
  • Cremas agrias o quesos para untar
  • Mermeladas y jaleas
  • Frutas y verduras blandos (melocotones, tomates...)
  • Panes
  • Frutos secos y mantecas de frutos secos
Los únicos alimentos que pueden salvarse una vez el moho crece en ellos son algunos quesos y carnes saladas muy duras (salchichón, queso curado...) y verduras también duras como zanahorias o calabaza. En esos casos es posible cortar una porción generosa alrededor de la colonia de hongo y comerse el resto.





Publicar un comentario