sábado, 11 de agosto de 2018

Uno de los puentes colgantes mas impresionantes del mundo

Suspendido a más de 2.000 metros por encima del nivel del mar, el nuevo «Cloudraker Skybridge» sorprende al visitante con un paseo lleno de emoción que conecta el «pico de Whistler» con el barrio residencial Westridge. Sus 130 metros de largo recogen un panorama sobrecogedor de las mejores vistas de la Columbia Británica, la provincia canadiense que alberga las ciudades de Vancouver y Victoria.


El puente, que fue inaugurado a principios del mes de julio, estará abierto todo el año si el clima acompaña. Además, esta atracción servirá de punto estratégico para disfrutar de las imponentes vistas de este paraíso natural y observar a los esquiadores descender el «Whistler Bowl», un área cerca de la cima con las pendientes más empinadas de este complejo turístico.


Construido a partir de 101 piezas de acero, los visitantes más valientes pueden andar por su plataforma de rejilla y bajar la mirada para ver las pistas de diamante negro que conforman esta estación de esquí. La estructura de esta auténtica joya de la ingeniería se sostiene mediante cuatro cables, que tienen la capacidad de soportar una carga combinada de 36 toneladas.


El «Whistler» no es el único ni el primer complejo de esquí con una pasarela de gran altura. En 2017, se inauguró el puente peatonal colgante más largo del mundo. Con 85 metros de altura en sus puntos más elevados, esta construcción conecta el centro de esquí suizo de Zermatt con el municipio vecino de Grächen.

El «Cloudraker Skybridge» es una de las seis construcciones incluidas en un proyecto ambicioso que se está llevando a cabo este verano en la estación de esquí «Whistler Blackcomb». Telesillas de diseño, un bar «paraguas», una terraza de una casa de máquinas y una vía ferrata lateral sobre el «Harmony Bowl» son las nuevas atracciones que se podrán conocer antes de invierno.


Además, este proyecto millonario incluye la construcción de una segunda «Gondola», telecabina para los menos entendidos.Este resort de esquí en Canadá es conocido por albergar el «Peak2Peak Gondola», el teleesquí más largo de su tipo a los 436 metros de altura sobre el fondo del valle y el tramo de esquí colgante más largo del mundo con sus 3.024 kilómetros. Dos récords Guiness que dan notoriedad en el universo del esquí a este recorrido de 4,4 kilómetros, el cual puede atravesarse en tan sólo 11 minutos.

Otra atracción que podrá conocerse pronto es el nuevo «Raven's Eye Cliff Walk», una platforma de observación que ofrece una vista de pájaro del pináculo con imágenes del cielo y del mar. En lo alto de West Ridge, al final del puente Cloudraker Skybridge, los visitantes podrán disfrutar de una vista de 360 grados de las Montañas Costeras. Una joya del norte del Pacífico, cuya belleza podrá admirarse gracias a estas construcciones impresionantes.




No hay comentarios.: