Páginas

martes, 11 de septiembre de 2018

Un hombre contrae una grave enfermedad tras ser arañado por un gato

La publicación The New England Journal of Medicine, recoge el caso de un paciente de 68 años que vive en Missouri, al que su gato transmitió una gravísima infección. Tras una semana padeciendo fiebre, sus ganglios linfáticos se inflamaron y adquirieron un aspecto enrojecido, lo que le impulsó a acudir al hospital.

Fue así como le diagnosticaron que sufría tularemia glandular, una infección causada por la bacteria Francisella tularensis, que puede encontrarse en las aves y en muchos mamíferos. Generalmente, los antibióticos curan sin problema este tipo de infección, pero si no se recibe tratamiento puede ser fatal en un 60% de los casos.

El paciente contó que había comenzado a sentirse mal tras la muerte de su gato, y que el veterinario certificó que el animal había fallecido a causa de la leucemia felina, una enfermedad cuyos síntomas se parecen a los de la tularemia glandular. Los médicos creen que los arañazos de la mascota fueron la causa del contagio.

La enfermedad afecta principalmente a los mamíferos, en particular a roedores, conejos y liebres, aunque también puede afectar a aves, ovejas y animales domésticos, como perros, gatos y hámsteres.

Existen muchos tipos de tularemia, y el tipo que contraigas dependerá de la manera y del lugar en los que la bacteria ingrese al cuerpo. Cada tipo de tularemia tiene su propio grupo de síntomas.

Tularemia ulceroglandular
Esta es la forma más frecuente de la enfermedad. Estos son algunos de los signos y síntomas:
  • Una úlcera en la piel que se forma en el lugar de la infección, usualmente, en la picadura de un insecto o en la mordedura de un animal
  • Ganglios linfáticos inflamados y doloridos
  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Dolor de cabeza
  • Cansancio
Tularemia glandular
  • Las personas con tularemia glandular tienen los mismos signos y síntomas de la tularemia ulceroglandular, pero sin úlceras en la piel.
Tularemia oculoglandular
Esta forma de la enfermedad afecta los ojos y puede provocar:
  • Dolor de ojos
  • Enrojecimiento de los ojos
  • Hinchazón y secreción de los ojos
  • Una úlcera en el interior del párpado
  • Sensibilidad a la luz
Tularemia orofaríngea
Esta forma de la enfermedad, que usualmente es causada por comer carne de animales salvajes poco cocida o por beber agua contaminada, afecta la boca, la garganta y el tubo digestivo. Estos son algunos de los signos y síntomas:
  • Fiebre
  • Dolor de garganta
  • Úlceras en la boca
  • Vómitos
  • Diarrea
  • Inflamación de las amígdalas
  • Hinchazón de los ganglios linfáticos del cuello
Tularemia neumónica
Este tipo de tularemia provoca los signos y síntomas típicos de la neumonía:
  • Tos seca
  • Dolor en el pecho
  • Dificultad para respirar
  • Otras formas de tularemia también se pueden extender a los pulmones.
Tularemia tifoidea
Esta forma grave y poco frecuente de la enfermedad suele provocar:
  • Fiebre alta
  • Cansancio extremo
  • Vómitos y diarrea
  • Dilatación del bazo (esplenomegalia)
  • Dilatación del hígado (hepatomegalia)
  • Neumonía
Cuándo consultar al médico
Si crees que puedes haber estado expuesto a la tularemia, especialmente, si te ha picado una garrapata o si has manipulado un animal salvaje en una zona en donde suele haber tularemia y tienes fiebre, úlceras en la piel o hinchazón de las glándulas, consulta con un médico lo antes posible.

Con todo, y para no provocar alarma innecesaria, conviene resaltar que los especialistas recuerdan que este tipo de infección es muy poco común, incluso entre los propietarios de animales.



No hay comentarios.: