El curioso experimento japonés con árboles que ha durado 50 años


En 1973, los científicos comenzaron un proyecto en "silvicultura experimental", con el objetivo de aprender sobre el espaciamiento de los árboles y su efecto en el crecimiento. Plantaron círculos de cedros cerca de la ciudad de Nichinan en la prefectura de Miyazaki, con círculos internos más pequeños que se expandían gradualmente en radios más grandes para crear 10 anillos perfectos.


Como se puede ver en la foto de abajo, el experimento parece mostrar resultados claros. La forma cóncava sugiere que los círculos exteriores de menor densidad promueven un mayor crecimiento, con el tamaño del árbol cada vez más pequeño a medida que aumenta la densidad.

Tiene sentido. Más espacio equivale a menos competencia por recursos como el agua y la luz solar, por lo que es más fácil que estos árboles externos crezcan más grandes y más fuertes, mientras que los que están dentro luchan entre sí.


Según un documento del Ministerio de Agricultura, Silvicultura y Pesca de Japón, la diferencia de altura final entre los árboles más pequeños en el centro y los árboles más altos en el anillo exterior fue de más de 5 metros.

Los árboles serán cosechados pronto, y el experimento está llegando a su fin. Pero tal es el interés en este resultado inesperadamente bello que sigue existiendo la posibilidad de que estos "círculos de cultivos" gigantes puedan preservarse, ¡y tal vez incluso convertirse en una atracción turística en el futuro!


Comentarios