domingo, 10 de junio de 2018

Humor conocido







El divertido lado oculto de las películas

"Te digo, Ron, estas cosas son mucho mejores que las varitas mágicas." - Daniel Radcliffe en el set de Guns Akimbo (Próximamente en 2019).

La primera toma de Forrest Gump

Sylvester Stallone todavía vive con las tortugas de Rocky. Tienen 44 años y ahora estarán en  Creed II (en noviembre de 2018).

Mark Hamill en el set vistiendo la túnica de Carrie Fisher

En el set de Las crónicas de Narnia (2005)

Tortugas cansadas en Teenage Mutant Ninja Turtles

Tu mejor amiga te hace mas feliz que tu novio

Aunque en la actualidad se suele hablar más de la importancia de evitar amistades tóxicas y es una acción clave para llevar una vida sana y feliz, el hecho de encontrar una amiga auténtica e invaluable es igual de esencial, según la ciencia.


A través de la publicación universitaria Harvard Gazette de la Universidad de Harvard, se publicó un estudio que afirma que los buenos genes son un factor importante de longevidad, pero la felicidad que brinda una amistad es única y aún más indispensable.

Robert Waldinger —psiquiatra del Hospital General de Massachusetts y profesor de la Facultad de Medicina de Harvard— es en la actualidad una de las principales figuras tras el estudio, aunque el comienzo data de mucho tiempo atrás. La mecánica fue simple: quienes comenzaron la investigación siguieron la trayectoria de 268 sujetos durante 80 años.

Aquellos que reportaron tener un mejor amigo o bien, relaciones de amistad buenas y duraderas fueron menos propensos a desarrollar enfermedades y vivieron más tiempo, superando a los individuos solitarios incluso si éstos lograron tener fama y/o dinero. A pesar de sus teorías previas, el mismo Waldinger se mostró sorprendido: «El increíble hallazgo es que nuestras relaciones y lo felices que somos en ellas tienen una influencia poderosa en nuestra salud (...) Por supuesto, cualquier relación cercana es importante, pero estos sujetos demostraron que era mucho más factible y enriquecedora la felicidad que otorga tener uno o varios mejores amigos».
Por encima de una relación amorosa, Waldinger y su equipo afirman que las relaciones sociales nos hacen más felices y saludables, ya que comúnmente nuestros amigos sirven de consuelo o desahogo cuando nuestra relación de pareja va mal.

En particular, para el estudio de la amistad femenina se cuenta con una parte de la investigación de la psicóloga Gale Berkowitz de la Universidad de California en Los Ángeles. En ella se afirma que las amistad entre mujeres es clave ya que tiene un gran impacto en el tipo de persona que son y en la que se convertirán. Además mientras mejor sea la relación y la felicidad dentro de ella se lidia mejor con el estrés debido a la liberación de oxitocina.
Ahora corre y abraza a tu mejor amiga, gracias a ella siempre tendrás una felicidad única y serás mucho más saludable.




La película de terror que eleva hasta 164 por minuto los latidos cardíacos de los espectadores

Desde su paso por diferentes festivales, la película de terror Hereditary ha causado sensación y ha sido ampliamente considerada como una de las obras más inquietantes y perturbadoras del cine de horror en mucho tiempo.


El exorcista para las nuevas generaciones, han acordado muchos.
Se ha elogiado la excepcional interpretación de su protagonista, Toni Collette («la actuación definitiva de su carrera» según Rolling Stone), la visión original y lúgubre del director debutante Ari Aster, el increíble realismo de la película y su magistral forma de sortear los clásicos clichés del género.

Pero, ¿qué tan aterradora puede resultar una película?
Según el consenso crítico que registra el sitio Rotten Tomatoes, Hereditary utiliza una ambientación y una premisa clásica para llevarnos hacia una experiencia que es aterradora y perturbadora de formas inesperadas y poco frecuentes, y cuyo «toque frío» permanece en uno hasta mucho después de que pasaron los créditos.

Buzzfeed asegura que la película «te consume con un pavor penetrante, guiándote por un terreno que luce familiar hasta que de repente subvierte radicalmente todas tus expectativas con giros que te dejan sin aliento», y sostiene que «incluso los más experimentados fans del cine de horror están sujetos a verse impactados y profundamente afectados».



¿Será para tanto?
Hereditary llega a las salas comerciales de la mano de la productora y distribuidora A24, que se ha ganado una notable reputación en los últimos años como artífice de grandes hitos del cine independiente.

Como parte de una original campaña publicitaria para la película, A24 implementó un sistema de pruebas cardíacas en la audiencia en algunas salas donde se realizó la premiere de Hereditary, como para comprobar todo lo que se venía diciendo sobre ella.

Algunos participantes aceptaron ponerse un Apple Watch, con el que una aplicación monitoreó el ritmo cardíaco de su usuario durante la película.

A24 difundió los resultados promedio de todos los participantes, y son contundentes.

La aerolínea que eliminará todas las ventanillas de sus aviones y pondrá pantallas en su lugar

Emirates Airlines planea eliminar las ventanillas de todos sus aviones, para reemplazarlas con pantallas o “ventanillas virtuales”, como las ha llamado el presidente de la aerolínea. La idea de la aerolínea sería hacer sus aviones más seguros, livianos y más eficientes.


Así se verían las pantallas que suplantarían a las ventanillas
Tim Clark, presidente de Emirates Airlines, dijo en declaraciones a la BBC que su aerolínea lleva tiempo experimentando con la idea y desarrollando la tecnología necesaria para hacerla realidad. Lo que harían sería reemplazar la ventanilla con pantallas que mostrarían la imagen capturada en tiempo real por cámaras de fibra óptica, lo que ofrecería “una mejor vista que la que muestra una ventanilla tradicional”.

Emirates asegura que los aviones podrían ser más seguros dado que el fuselaje no contaría con las “debilidades estructurales” que suponen los agujeros de las ventanillas. No obstante, aunque en la parte exterior no se verían las ventanillas, los pasajeros seguirían disfrutan de las vistas, solo que de forma digital.

De hecho, la aerolínea ya ha implementado ventanillas virtuales en la sección de primera clase de algunos de sus aviones (modelo Boeing 777–300ER), para que los asientos de la fila central pudieran tener “vista”.

Sin embargo, algunos expertos en seguridad de la aviación tienen sus dudas acerca de esta idea. Graham Braithwaite, de la Universidad de Cranfield, Inglaterra, comentó a la BBC que una de sus mayores preocupaciones con las ventanillas virtuales es que “tener la posibilidad de ver el exterior del avión durante una emergencia es muy importante, especialmente durante una evacuación”.

Pero para Clark y Emirates, los beneficios de eliminar las ventanillas incluso incluyen que el avión sea más liviano, por lo que consumiría menos combustible y podría volar más rápido. Es decir, sería mucho más eficiente. La idea no es nueva, pero Emirates ahora se ha propuesto a experimentar con ella y, quizás, la veremos hacerse realidad en sus aviones y los de otros en el futuro.





No siempre lo tenemos en cuenta, pero estos productos también tienen fecha de vencimiento

No beberías leche en mal estado, pero otros productos cotidianos también se deterioran con el tiempo.

  • Asientos para auto Un asiento para auto sí puede salvar la vida de tu hijo, por lo que querrás asegurarte de que esté instalado correctamente y de que no haya pasado su fecha de vencimiento. Sí, cada asiento para auto tiene una fecha límite, y suele estar impreso en la parte inferior del mismo. La longevidad de un asiento para auto varía según la fecha de fabricación y la marca; algunas tienden a caducar después de seis a diez años.
  • Protector solar Es posible que tu protector solar no incluya una fecha de caducidad, pero no significa que sea eterno. De hecho, los expertos dicen que los filtros solares suelen ser efectivos por solo tres años, después de lo cual comienzan a perder su potencia. Se recomienda anotar la fecha de compra en la botella: así sabrás que debes desecharla cuando cumpla tres años. Algunos bloqueadores solares sí tienen una fecha de vencimiento, así que revisa bien la botella o la caja donde venga.
  • Aceite de motor No hay nada de malo en aprovechar las ofertas para abastecerte de aceite de motor, pero toma en cuenta que quizá no soporte más de cinco años, dicen los expertos. En ese punto, el aceite puede comenzar a separarse y su consistencia puede cambiar, comprometiendo su desempeño.
  • Bolsas de té Si bebes té solo cuando estás enfermo, las bolsitas en tu despensa quizá no sean tan potentes como cuando estaban frescas, dicen los expertos. Si bien el té no se echará a perder, puede perder calidad después de dos años, según los fabricantes. nserva el té por más tiempo almacenándolo en el congelador.
  • Gafas para sol No te molestes en buscar una fecha impresa en el armazón, pues no la encontrarás. Además de proteger tus ojos del resplandor, las gafas para sol bloquean los dañinos rayos UV que podrían causar cáncer o cataratas. Desafortunadamente, las gafas para sol se vuelven menos efectivas para bloquear la luz UV a medida que pasa el tiempo, según los investigadores de la Universidad de Sao Paulo, en parte por el desgaste que puede dañar las lentes.
  • Pintura Si amas las manualidades o vives en tu propia casa, es probable que tengas muchas latas viejas de pintura en el sótano o la cochera. Quizá no tengan una fecha de caducidad, pero eso no significa que puedas esperar los mejores resultados cada vez que las uses. De hecho, los expertos en pintura recomiendan deshacerse de cualquiera que haya estado abierta durante dos o cuatro años. Sin abrir, la pintura a base de aceite se mantendrá en buen estado durante aproximadamente 15 años; la pintura a base de látex, por 10 años. Independientemente del tiempo, siempre desecha cualquier pintura que esté mohosa, seca o tenga grumos.
  • Pasta dental La pasta de dientes no es una buena candidata para comprar a granel, aunque la fecha de caducidad de un tubo depende del fabricante y la marca. Algunas, por ejemplo, suelen ser buenas por solo dos años después de la fecha de fabricación. Si tienes tubos más viejos, considera usarlos para proyectos domésticos, como quitar marcas de zapatos o limpiar la plancha.
  • Jabón en barra Esperas que el jabón te deje absolutamente limpio, pero quizá no haga tan buen trabajo si ya pasó cierto tiempo. Algunas barras de jabón tienen fechas de caducidad, pero de carecerla, los expertos recomiendan almacenarlas no más de tres años. Las barras de jabón muy viejas lucen grietas y resecas.
  • Peróxido de hidrógeno Esa botella oscura tiene una vida útil sorprendentemente corta. Sin abrir, durará tres años, pero pierde su eficacia seis meses después de que abras la tapa y la expongas al aire. Si no sabes si reemplazar tu botella vieja, vierte un poco en el fregadero; si burbujea, sabrás que su contenido todavía está bien.
  • Tenis para correr ¿Tus tenis han visto días mejores? Es hora de cambiarlos. Entre más te ejercites con el mismo par, más se desgastará la amortiguación; esto significa que no podrás correr tan eficientemente e incrementará tu riesgo de lesiones. La mayoría de los zapateros recomiendan reemplazar el par después de correr de 480 a 965 kilómetros con ellos. Es un rango amplio, así que presta atención a cómo se sienten: la mayoría de los corredores notarán cuándo sus zapatos se han agotado, dice el desarrollador de calzado Altra Golden Harper al New York Times .
  • Cascos Como la única cosa entre una lesión en la cabeza y tú, un casco debe encontrarse en condiciones óptimas. Pero un casco viejo que ha estado expuesto a los elementos podría no ofrecerte la protección que necesitas. La sal en el sudor corroe los materiales del casco, mientras que el sol afecta al plástico. Los ciclistas serios deben reemplazar su protección cada dos años, mientras que los que se suben a la bicicleta de vez en cuando pueden esperar cuatro años antes de adquirir uno nuevo.
  • Repelente de insectos No se sorprendas si te pican los mosquitos después de rociarte con un repelente que compraste hace años. Mientras lo mantengas lejos del calor o del frío extremos, durará unos tres años. Después de ese tiempo, el producto comienza a descomponerse lentamente y perderá su eficacia. Si no puedes recordar cuándo compraste la botella, quizá sea mejor comprar una nueva.
  • Rímel Los expertos recomiendan desechar el rimel tres meses después de abrirlo. Podría estar contaminado con bacterias, y acercarlo a tu ojo lo colocaría en riesgo de infección. Si la fórmula se seca antes de que transcurran tres meses, tíralo de todos modos: tratar de humedecerla con agua o saliva solo agregará más bacterias.
  • Esponjas La Loofah que usas para asearte quizá no esté tan limpia. Además de que pueden quedarle atrapadas células muertas de la piel, agrega la humedad de un cuarto de baño que dificultará que se seque totalmente y habrás creado un entorno para que las bacterias prosperen. Incluso aunque laves tus esponjas con cloro cada semana, una Loofah natural debería reemplazarse cada tres o cuatro semanas, mientras que las de plástico deberían ir a la basura después de dos meses de uso, recomienda la Clínica Cleveland.
  • Pilas A menos que tenga muchos dispositivos que necesiten pilas, quizá no quieras comprarlas al mayoreo. Míralas de cerca y encontrarás una fecha de caducidad. Ciertas partes de la batería se corroen con el tiempo y el litio se descompone para dificultar la transferencia de electricidad. Para esa fecha las baterías no serán peligrosas ni totalmente inútiles, pero probablemente no funcionarán tan bien como las nuevas.
  • Crema hidratante La crema para rostro que ha estado abierta por más de dos años no hidratará tan efectivamente como una botella nueva. Y cuando se trata de los productos que se venden en frascos, quizá debas reemplazarlos con más frecuencia: cada vez que metes tus dedos, dejas bacterias en el recipiente. Reemplázala cada seis meses.



El negativo "efecto Copa del Mundo"

Descuido de la pareja y de la familia, bajo rendimiento escolar e improductividad laboral son problemas recurrentes en este mes por el mundial de futbol.

Con la llegada de la Copa del Mundo de Rusia 2018 también arriban a las familias mexicanas varios problemas que podrían afectar sus relaciones de pareja y con los hijos.

El 51 por ciento de los mexicanos declaran su afición por el fútbol, lo que los posiciona en el segundo lugar en la región como el país más futbolero, sólo detrás de Colombia, según un estudio realizado por Booking.com, una de las mayores empresas de e-commerce de viajes del mundo.

El mismo estudio demostró que el 32 por ciento de los mexicanos está dispuestos a gastar hasta el 25 por ciento de su salario mensual en actividades relacionadas con el fútbol, incluyendo boletos para partidos, viajes, visitas a bares deportivos con amigos o hasta en suscripciones de servicios de streaming.

“Es un mes de relajación. Los niños se distraen de sus tareas escolares, los adultos —principalmente los hombres— suelen descuidar tareas laborales y familiares. Puede haber desatención de la pareja, las tareas cotidianas de la casa pasan a segundo plano e incluso hay cambios en la vida social. Si no se negocia esto en familia se generarán problemas”, advirtió Claudia Sotelo Arias, directora del Centro de Especialización de Estudios Psicológicos en la Infancia (CEEPI).

Este mes pueden presentarse estas situaciones:

  • Baja de productividad laboral
  • Conflictos familiares diversos
  • Baja de rendimiento escolar en niños y jóvenes
  • Los adultos y algunos niños pueden subir de peso
  • Adquirir deudas que no podrán subsanarse
  • Depresión cuando el equipo nacional pierde o queda eliminado
A decir de la especialista, el efecto ‘Copa del Mundo’ ocasiona problemas bien identificados: más de la mitad de los varones esperan con ansia la llegada del mundial y con ello centran gran parte de su atención no sólo en los partidos de futbol, sino en toda la programación que preparan los medios de comunicación para tal evento.

Si existe una mala relación de pareja los conflictos se agudizarán.

“Hay una disputa constante por los horarios para ver la tele. En casos más extremos, las agendas familiares su basan en las horas de los juegos. También sucede con frecuencia que las mujeres erróneamente comienzan a competir con el nuevo enemigo, el futbol, lo cual podría recrudecer los problemas”, reveló Sotelo Arias.

En los niños los problemas tienen relación con una baja de rendimiento de escolar, y peleas constantes con los padres porque los hijos no se despegan del televisor o de los dispositivos móviles.

Lo mejor es tener mesura y negociar para mantener la estabilidad familiar durante este mes.

“Al igual que en el futbol debe haber reglas claras. Las familias deben negociar los partidos que verán y cada uno de los integrantes tendrá que ceder. Todas las relaciones familiares son así y la idea es sacrificar algunas cosas para ganar más al final”, concluyó Sotelo Arias.





Así son las porciones de 200 calorías de 68 diferentes alimentos

Si bien la cantidad de calorías al día que una persona debe consumir está ligado a su edad, sexo, estatura y actividad, no se trata del único factor que debemos cuidar en nuestra alimentación diaria sino la calidad de lo que consumimos. Es decir, y como podremos ver en las siguientes fotografías, por ejemplo: dos vasos de soda y un vaso de leche equivalen a 200 calorías, pero debemos tomar en cuenta que la leche tendrá otros importantes nutrientes, en cambio, la gaseosa contiene una considerable cantidad de azúcar, elemento que la OMS recomienda no superar el 10% del total de las calorías consumidas al día.

Mantequilla de maní. 34 gramos = 200 calorías

Botana mixta. 33 gramos = 200 calorías

Mantequilla 28 gramos = 200 calorías

Aceite de canola. 23 gramos = 200 calorías

Apio, 1425 gramos = 200 calorías

Chiles. 740 gramos = 200 calorías

El miedo a ser enterrado vivo

El terror a no estar realmente muertos ha acompañado a los seres humanos desde hace siglos.

Pero hoy nadie tiene por qué temer que lo entierren vivo. La medicina y las prácticas de entierro han progresado demasiado como para que eso suceda.

Edgar Allan Poe, Hans Christian Andersen o Fedor Dostoievski tampoco estaban exentos de ese temor.

Entre los siglos XVII y XIX llegó a registrarse una verdadera ola de histeria, ya que al realizar exhumaciones se habían hallado cadáveres con arañazos, y algunos tenían las uñas y el cabello más largos que el día del entierro.

Como los médicos aún no conocían el estado de coma, solían divulgarse crónicas de personas aparentemente muertas que resucitaban. Muy pronto comenzaron a circular historias espeluznantes.

A los difuntos les ponían un espejo delante de la nariz y la boca para ver si los empañaban con su aliento y comprobar que estuviesen realmente muertos.

En algunas partes de Austria, hasta entrado el siglo XX se practicó el ‘pinchazo al corazón’ para impedir que el muerto volviera a la vida.

Algunas personas disponían que al enterrarlas les colocaran hilos en los dedos de los pies y de las manos que se conectaban a una campana de alarma en la superficie.

Prestar atención a los signos de la muerte
El médico berlinés Christoph Wilhelm Hufeland (1762-1836) intentó acabar con el pánico. Propuso que no se enterrara a los muertos precipitadamente y que se buscaran todos los rasgos de un deceso. Bajo su conducción, en 1792 se creó en Weimar la primera morgue.

Hoy en día, un médico debe examinar exhaustivamente el cadáver antes de expedir el acta de defunción. Sin embargo, sigue habiendo casos de diagnósticos errados.

En mayo de 2009 un médico alemán dio por muerta a una anciana de 89 años, pero el sepulturero se dio cuenta una hora más tarde que la mujer aún vivía. Cuatro días después murió de verdad.





Cuando el Pinball estuvo prohibido en EEUU por ser considerado "una droga"

Estados Unidos prohibió durante años las máquinas de pinball por considerarlas tan adictivas como la heroína, el alcohol o las tragaperras.


Recientemente ha saltado las alarmas por la proliferación de apuestas vinculadas al Fifa, uno de los videojuegos más populares del momento. Las asociaciones de padres y los grupos de prevención de la ludopatía ya han pedido medidas a las autoridades para controlar este tipo de situaciones.

Sin embargo, las alarmas y peligros relacionados con los videojuegos o máquinas recreativas no son algo nuevo. Mucho antes de que se popularizasen las videoconsolas domésticas, todo lo que envolvía a este ocio resultaba peligroso.

Para los adultos, los salones de recreativos eran un territorio hostil en el que se daban cita pandilleros, macarras, camellos, chaperos y depredadores sexuales. Algo de ello había, para qué negarlo. 


A pesar de ello, como en todo en la vida, las satisfacciones de los salones recreativos siempre eran más que los peligros que entrañaban.


Ese alarmismo sobre las maquinitas no era algo propio de los años 70 u 80. Surgió en el momento mismo de su aparición. En los años 30 y 40 del siglo XX, las máquinas de pinball estuvieron prohibidas en ciudades como Nueva York o Chicago.

Las autoridades consideraban que, además de estar gestionadas por el crimen organizado, podían provocar graves adicciones en los niños. Si eso sucedía, los prohibicionistas afirmaban que los jóvenes comenzarían a robar a sus padres para costearse el vicio, y quién sabe si a vender su cuerpo. O algún órgano. De sus padres. Porque puestos a apostar por el alarmismo, hágase a conciencia.

Para entender ese temor de las autoridades es necesario conocer también cómo eran en origen las primeras máquinas de pinball. Los primeros diseños de estos ingenios mecánicos funcionaban sin que el usuario pudiera interferir en el juego. Es decir: tras introducir la moneda, la bola caía, golpeaba con los diferentes obstáculos y se movía por el tablero de manera azarosa hasta perderse en el interior de la máquina. Un funcionamiento que las hacía excesivamente similares a las máquinas tragaperras.

La incorporación de los martillos laterales cambió radicalmente las máquinas de pinball, que pasaron de ser un mero juego de azar a convertirse en uno de habilidad. Sin embargo, los defensores de la moral continuaron con su campaña de desprestigio y prohibición.

El tema tuvo que resolverse en los tribunales de Chicago, instancia a la que acudió Roger Sharpe, un publicista vinculado a las compañías fabricantes que demostró a los jueces que el pinball era un juego de habilidad.

Para ello, Sharpe jugó varias partidas en la sala de juicios en las cuales iba anunciando, como hacen los expertos del billar, el lugar al que iba a ir a parar la bola en cada momento. Solo así las autoridades se convencieron de que el juego no estaba sujeto únicamente a la suerte.

Tras el éxito en la corte de Chicago, Sharpe comenzó un periplo que le llevó por los juzgados de Ohio, Texas o Virginia, lugares en los que el pinball estaba prohibido o sufría importantes restricciones. De hecho, a día de hoy, hay lugares en Estados Unidos donde continúan vigentes las limitaciones sobre este juego, como aquellas que impiden jugar al pinball a los menores de 21 años.