martes, 26 de junio de 2018

Maradona es un meme

Diego Maradona fue prácticamente un (vergonzoso) protagonista más del partido que le dio una agónica clasificación a Argentina, con un gol de Marcos Rojo a poco del final.


Las cámaras de la transmisión internacional lo tomaron varias veces mientras el exfutbolista se deshacía en gestos de alegría o de desazón. En el festejo del segundo gol argentino levantó los dedos mayores para dar la señal universal de "fuck you".



En cierto momento, además, el exfutbolista pareció dormirse durante el partido, de acuerdo al testimonio de fotos y videos compartidos en las redes.

Pero al finalizar el encuentro, Maradona "no se sintió bien", en realidad ya no estaba bien durante el partido porque en algunas fotos se ve que hay dos o tres personas sosteniéndolo para que pudiera estar de pie. Al borde de desvanecimiento fue asistido por dos o tres personas para salir del palco donde miró el partido. 

Internet enseguida se vistió de imágenes del ex jugador y entre bromas y críticas empezaron a circular una infinidad de memes, algunos de los cuales compartimos a continuación:






Este padre usa las bolsas de almuerzo de sus hijos para hacerlos sentir especiales

Lynell Jinks de 42 años es el creador de estos trabajos artísticos  extremamente detallados en las bolsas de almuerzo de sus hijos. Quiere hacerlos sentir especiales, y ciertamente lo logra:







Parecen otra cosa, pero en realidad son postres







Humor JaJaJa







Los cambios en el diseño de Google Maps para Android

Google Maps está constantemente actualizándose para introducir nuevas funciones y otras novedades. Y ahora que la compañía de Mountain View ha estrenado Material Design 2, como una revisión de sus pautas de diseño para sus apps y servicios, la app de navegación GPS era evidente que tenía un cambio importante por delante. Preparando el lanzamiento de Android P, Google ha estrenado un nuevo diseño de interfaz que, por el momento, tenemos disponible en Android. Pero hay que contar con la última versión de la aplicación, claro.


La compañía de Mountain View llevaba algún tiempo probando este nuevo diseño, pero con el lanzamiento de la versión 9.80.2 ya ha hecho oficial el cambio de interfaz. Es decir, que aunque puede tardar un poco en llegar a algunos usuarios, ya es definitivo el nuevo diseño que, como decíamos, se basa en Material Design 2. Y aunque el funcionamiento de la aplicación sigue siendo exactamente el mismo, los cambios cosméticos acercan a Google Maps a otros servicios ya actualizados como, por ejemplo, Gmail en su versión web, que todavía no ha extendido el diseño como estándar.

No son pocos los cambios, a pesar de que no son excesivamente notables. Ahora, en la parte inferior de la pantalla, con la app de Google Maps en ejecución, vamos a encontrarnos con una nueva barra de navegación blanca con cuatro iconos. Todos los iconos se han actualizado, con un borde circular y colores sólidos, y además se ha modificado la separación entre los mismos para hacer la app más sencilla de usar. Al tiempo, evidentemente, se ha introducido también Google Sans como tipografía predeterminada para todos los apartados de la aplicación.

También se ha actualizado la barra de búsqueda, en la parte superior, con un estilo de diseño que heredan las pestañas de Conducción y Transporte, apenas sin cambios. Lo que sí se ha renovado con mayores cambios son las nuevas tarjetas, que aunque tienen más información, cuentan con un diseño más compacto. Y en esta nueva versión de Google Maps vamos a ver también cambios en la pestaña Explorar, donde podemos buscar restaurantes, bares eventos, y otros.



6 tipos de acompañantes, en viajes de automóvil, que pueden ponernos en peligro

El papel de los copilotos durante un viaje en coche, aunque no manejen el volante, ni pisen el acelerador, ni enciendan las luces, es fundamental para una conducción segura.

El comportamiento inadecuado de los acompañantes influye en la seguridad de todos y por tanto todos deberían ser conscientes de los riesgos que implica molestar al conductor.

Así lo perciben, al menos, los automovilistas españoles, según un estudio publicado por el RACE, que señala que casi el 80% de los conductores se distraen más cuando van acompañados. Además, en uno de cada cuatro casos en los que hubo un descuido, «se produjo después una situación de cierto riesgo. Y un 2% acabó en accidente», remachan los autores del informe, que detallan cuál es el perfil del pasajero más incómodo: un 36% de los encuestados señala al acompañante que advierte constantemente de las direcciones y posibles peligros.

El estudio también apunta que un 22% de los automovilistas considera el pasajero más molesto a aquel que se queja constantemente. Y un 15% a aquel que toca elementos del vehículo constantemente. Los menos incómodos son los que no se comunican o se duermen (8%), los que hablan en exceso (9%) o los que gritan o piden poner la música alta (10%), remarca informe de RACE, BP y Castrol, que han preguntado a 1.444 conductores de entre 18 y 75 años.

Los familiares, los compañeros de trabajo, los amigos, los niños o incluso las mascotas que viajan a bordo de un vehículo influyen en el comportamiento del conductor, y por lo tanto, en la seguridad de los desplazamientos.

Pero el estudio va más allá. Las distracciones que se producen con mayor frecuencia a bordo de un vehículo son: hablar con el conductor (60%), atender a los niños (12%), mirar al acompañante (10%) y las discusiones (4%). En este sentido, el 85% de los conductores encuestados «en las 1144 entrevistas realizadas» reconoce que se ha distraído por culpa de un acompañante, y en uno de cada cuatro casos se produjo una situación de riesgo, llegando a producirse un accidente o una situación de alto riesgo en un 3%.

«Es vital concienciar del importante papel que juegan los acompañantes en la seguridad vial, ya sea como factor de ayuda o como factor de distracción», remata el informe.

Los seis tipos de copilotos
El informe «El papel de los acompañantes como factor distractor en la conducción» recoge seis tipos de copilotos peligrosos:
  • Los niños: Estos pasajeros son los que más distraen. Los bebés generan descuido en el 79% de los automovilistas; y los niños menores de 14 años, en el 68%; según reconocen los conductores en el sondeo.
  • Las Mascotas: Distraen al 73% de los pilotos.
  • El Discutidor: Es aquel que entabla constantemente discusiones con el conductor.
  • El Experto: Los autores del estudio denominan así al acompañante que va llamando la atención al automovilista sobre su estilo de conducción.
  • El Navegador: Es aquel que advierte reiteradamente de posibles peligros y de la dirección que debe tomar el coche.
  • El Tocón: Aquel que toca todos los dispositivos del vehículo.



8 curiosidades del Mundial de fútbol 2018

Un Mundial siempre da lugar a los números. Los apasionados de las estadísticas ya disponen de varios datos curiosos sobre los partidos celebrados hasta el momento.

Asistencia a los campos
Cerca del millón y medio de aficionados han acudido a los estadios de Rusia para ver el Mundial. La media de asistencia es de 46.147 seguidores. Por el momento, es más baja que en las anteriores citas de Brasil, Sudáfrica y Alemania.

Promedio goleador
En los primeros 32 partidos se han marcado 85 goles. El promedio goleador, de 2,66 tantos, es prácticamente igual al de los campeonatos de 2014 y 1998, con una media de 2,67 dianas.

Disparos y efectividad
Cristiano Ronaldo, que disputará con su selección los octavos de final contra Uruguay, es el futbolista que más veces ha disparado a puerta, con 15 intentos, de los cuales 4 acabaron en las redes rivales. Por su parte, la selección rusa es la más efectiva de cara a puerta, pues para marcar sus 8 tantos ha necesitado 18 ocasiones.

Portero imbatible
El guardameta uruguayo, Fernando Muslera, es el único portero hasta el momento que no ha encajado ningún gol y lleva 291 minutos imbatido.

Cambio de roles
El delantero del combinado anfitrión, Artiom Dzyuba, es el futbolista que más faltas ha cometido (11) en el torneo de su país. Además, Sergio Ramos, defensor de la selección española, ha sido el jugador que más pases ha dado a sus compañeros: 322, de los cuales 309 han sido acertados.

Anfitrión maratoniano
Rusia es el combinado que más kilómetros ha corrido con 331,29 y su jugador, Roman Zobnin, encabeza la lista de futbolistas con mayor distancia recorrida con 33,47 kilómetros.

La influencia del VAR
Aún sin la fase previa concluida y con todas las rondas elminatorias por disputar, ya se han pitado más penaltis que todo el Mundial de Brasil. Con 19 penas máximas señaladas, la Copa del Mundo de 2018 ha superado los récords de 1990, 1998 y 2002. El VAR se hace notar en su debut.

La extraña razón por la que las mujeres romanas estaban obligadas a besar a sus maridos y/o familiares

Como en prácticamente toda cultura antigua el papel de la mujer romana estaba originalmente limitado a la procreación y salvaguarda del domicilio familiar. De hecho la mujer romana ni siquiera tenía nombre propio (praenomen), al menos fuera de su casa. Por ello a las mujeres romanas se las conocía simplemente por el nombre familiar (nomen) y en algunos casos con un apodo (cognomen), a menudo ordinales o que hiciesen relación a su familia, y no a su vida personal como ocurría habitualmente en el caso de los hombres.

Durante su juventud, y en caso de muerte del esposo o divorcio, la mujer estaba bajo la tutela del pater familias, pasando a ser potestad del marido tras el matrimonio. Los padres, de hecho, elegían al futuro esposo de sus hijas; a menudo para estrechar lazos familiares entre aliados políticos o como manera de asegurarse la lealtad de una facción. Para estos enlaces (manus) el padre de la novia debía entregar una dote a la muchacha, que pasaría a manos del esposo. Sin embargo la mujer también tenia ciertos derechos, como el derecho de sucesión tras la muerte de su padre e incluso capacidad para testar, dándose en ocasiones casos en que la mujer era más rica que su esposo, aunque lo más habitual es que ésta estuviese absolutamente supeditada a su marido.

Los efectos del matrimonio son evidentes desde el primer día:
  • La esposa participa de la condición social del marido pero no pierde su cualidad de plebeya o de liberta, si es que lo es, cuando se casa con un patricio.
  • El marido controla la dote y, si hay separación, no está obligado a devolverla, y en caso de hacerlo ésta solía ser devuelta al padre de la mujer.
  • Mientras dura el matrimonio a la señora casada se la llama propiamente matrona, término derivado de madre y que explicita el carácter esencialmente procreador de este enlace. De hecho tenía prohibido abortar sin el consentimiento de su marido.
  • El cese de este enlace se producía por diversas razones. Evidentemente la primera y más lógica es por el fallecimiento de uno de los cónyuges. En este caso los viudos podían volver a casarse inmediatamente, no así las viudas que debían guardar un luto de al menos 10 meses. La pérdida de la ciudadanía, la cautividad, la desaparición o la deportación eran así mismo motivos de ruptura del matrimonio aunque el más usual era el divorcio, que se podía dar por acuerdo mutuo, por repudiación de una de las dos partes o por incapacidad para tener hijos. El divorciarse era mucho más fácil en tiempos romanos que en la actualidad. Al marido le bastaba con pronunciar las palabras tuas res tibi habeto (llévate tus cosas) para dar por finalizado el matrimonio, aunque la mujer tenía el mismo derecho que el hombre en cuanto a la petición de divorcio.
Obligación de besar
El matrimonio entre los romanos no era respaldado por escrito; había una ceremonia con testigos donde además era entregada la dote de la mujer (si es que tenía una), y por supuesto también una fiesta. No había tampoco ningún alcalde o párroco que presenciara necesariamente la ceremonia. Era un acto privado “que ningún poder público tenía porqué sancionar”, pero era obligatorio llevar testigos. Al principio solo se podían casar los patricios (descendientes diresctos de los fundadores de Roma), pero hacia el 445 a.C. se pudieron casar también los demás ciudadanos, incluídos los plebeyos. Los que nunca se pudieron casar fueron los esclavos, los extranjeros, los actores y las prostitutas.

Después del matrimonio regía la ley, llamada ius osculi, que daba derecho al marido a que la esposa le besara en la boca, e incluso extendía este derecho a los parientes de él. El motivo no era lujurioso: la idea era permitir al hombre de la casa controlar si la mujer había bebido alcohol, una conducta que estaba ligada al adulterio en la mentalidad de la época.


No te pases, cuidado con las dietas altas en proteína

Las proteínas o prótidos​ son macromoléculas formadas por cadenas lineales de aminoácidos.

Las proteínas desempeñan un papel fundamental para la vida y son las biomoléculas más versátiles y diversas. Son imprescindibles para el crecimiento del organismo y realizan una enorme cantidad de funciones diferentes.

Las proteínas son necesarias para la vida, sobre todo por su función plástica (constituyen el 80 % del protoplasma deshidratado de toda célula), pero también por sus funciones biorreguladoras (forman parte de las enzimas) y de defensa (los anticuerpos son proteínas).

Las proteínas ocupan un lugar de máxima importancia entre las moléculas constituyentes de los seres vivos (biomoléculas). Prácticamente todos los procesos biológicos dependen de la presencia o la actividad de este tipo de moléculas. Bastan algunos ejemplos para dar idea de la variedad y trascendencia de las funciones que desempeñan. Son proteínas:
  • La actina y la miosina, responsables finales del acortamiento del músculo durante la contracción
  • Los anticuerpos, encargados de acciones de defensa natural contra infecciones o agentes patógenos
  • Funciones de reserva. Como la ovoalbúmina en el huevo, o la caseína de la leche
  • El colágeno, integrante de fibras altamente resistentes en tejidos de sostén
  • Casi todas las enzimas, catalizadores de reacciones químicas en organismos vivientes
  • La hemoglobina y otras moléculas con funciones de transporte en la sangre
  • Muchas hormonas, reguladores de actividades celulares
  • Los receptores de las células, a los cuales se fijan moléculas capaces de desencadenar una respuesta determinada.

Las dietas altas en proteínas, como la de Atkins o la keto, están de moda. Pero, ahora, un estudio realizado por la University of Eastern Finland, nos alerta de sus riesgos. Los investigadores realizaron un seguimiento a más de dos mil voluntarios (todos de sexo masculino) a los que dividieron en dos grupos: los que seguían una dieta moderada en proteínas, con una ingesta media diaria de 78 gramos, y los que la seguían alta, consumiendo unos 109 gramos al día.

Y lo que observaron fue que al cabo de veinte años, más de trescientos habían desarrollado insuficiencia cardíaca. Concretando más, los autores del estudio comprobaron que quienes consumían más proteína de origen animal tenían un 43% más de riesgo de sufrir ese trastorno. Mientras que ese riesgo disminuía hasta el 17% en quienes comían proteína de origen vegetal.

Por supuesto las necesidades diarias de proteína varían con cada persona, dependiendo de muchos factores, como su estatura y peso, y su nivel de actividad física. Pero el estudio pone de manifiesto que es necesario realizar un consumo moderado y mantener siempre una dieta bien equilibrada.




(Se infiel) si quieres salvar a tu pareja

La ecuación que une sexo y salud parece sencilla de armar. Veamos. Practicado una vez por semana, ayuda a regular el sueño y también el apetito. Si duplicamos la frecuencia, fortalece un 30 % el sistema inmunológico. Tres veces por semana, mejora el ritmo cardíaco y la circulación sanguínea. Quien llegue a cuatro veces notará un rejuvenecimiento casi instantáneo de su piel. ¿Cinco? Buen humor y mayor rendimiento laboral. A diario, el sexo sería un fabuloso regalo para nuestro cerebro. Oxigena la sangre, nos dota de nuevas neuronas, libera endorfinas y reduce los niveles de ansiedad y depresión. Son conclusiones refrendadas por diferentes investigaciones científicas, como la del neuropsicólogo David Weeks, del Hospital Royal Edinburgh (Escocia), que asegura que los encuentros sexuales, si son regulares, incrementan las defensas y ayudan a detener la vejez. Pero la realidad podría hacer añicos tales alegrías: a partir del tercer año de relación, las parejas no pasan, según las estadísticas, del 1,1 encuentro sexual por semana.

Y a pesar del mal dato, todavía cabe confiar en una solución para lograr mantenernos sanos a partir del sexo: buscar un amante. La psicóloga Deborah Taj Anapol (EE.UU.), una de las impulsoras del poliamor, alega una razón de salud para defender la infidelidad como fortalecedora no solo del sistema inmunitario, también del matrimonio.

Sin orgasmos, la salud se resiente

En su libro Poligamia en el siglo XXI, plantea que el sexo puede prevenir la enfermedad e incluso curarnos de ciertas patologías, y relega el matrimonio a una simple institución reproductiva “sin cabida para experimentar el lujo del romanticismo y la pasión”. Su trabajo como terapeuta de parejas le hizo llegar a la siguiente conclusión: “La ausencia de sexo en la relación acaba acelerando el envejecimiento y perjudicando la salud, ya que la acumulación de tensión sexual debilita las defensas del sistema inmunológico. Es preciso acceder a más de una pareja para educarnos en el arte del amor y acceder a todo nuestro potencial sexual”.

A Anapol le aleccionó su propia experiencia: “Una vez que dejé de lado la identidad de la monogamia, atraje a una serie de amantes que reflejaban diferentes partes de mí misma. Sin poliamor, me habría perdido la sensación de libertad”. Sus pensamientos ponen patas arriba las reglas básicas del matrimonio. “La cuestión no es –escribe en su libro– un amante, muchos o ninguno, sino rendirse a la dirección que el amor elige en lugar de rendirse al condicionamiento cultural, la censura o la presión de grupo”. En su trabajo, aconseja y ofrece alternativas para alcanzar la plenitud sexual, teniendo en cuenta que el sexo fuera del matrimonio es el que permite dejar de reprimir y de ignorar el deseo sexual para verlo como una práctica de goce. Su propuesta más polémica es que difícilmente se puede liberar el apetito sexual sin superar la monogamia, a no ser que se tenga la suerte de tener una pareja especialista en sexo tántrico o con una maravillosa educación sexual. Solo hay, según ella, dos obstáculos que frenan el poliamor: los celos y el tiempo. El primero tiene difícil solución, pero para el segundo sugiere que la cura es trabajar menos para disfrutar de más momentos de intimidad. Y, por tanto, vivir de manera más saludable.

Danièle Flaumenbaum, ginecóloga francesa, respalda la teoría de Anapol y ahonda en esa idea de que la energía que libera el encuentro sexual contribuye a curarnos de ciertos achaques y enfermedades y también a prevenirlos. “El sexo –dice– ayuda a mejorar la salud física y el bienestar mental, alejando muchas de las patologías afectivas, emocionales y psíquicas”. Se trata de una convicción cada vez más presente en la sociedad. Cuando, hace unos meses, Gleeden, un portal de encuentros extraconyugales, sondeó entre sus usuarias qué les hace felices, la respuesta fue casi unánime: “Un amante”. Curiosamente, las entrevistadas compartían, según Silvia Rubies, portavoz en España y Latinoamérica de este servicio, una peculiaridad: “Aman a sus maridos, ni siquiera atraviesan una crisis de pareja, pero necesitan savia nueva para nutrir la relación oficial”.

Alicia Walker es socióloga estadounidense y autora del libro The Secret Life of the Cheating Wife: Power, Pragmatism, and Pleasure (La vida secreta de la esposa infiel: poder, pragmatismo y placer), un trabajo que destaca que el concepto de infidelidad no es igual para todos. Para unos implica carne, para otros basta con deseo. ¿Es infidelidad pagar por sexo? ¿Mirar pornografía? ¿Coquetear con el vecino? La línea se mueve tanto que la horquilla en las encuestas es gigantesca. Ese es el motivo por el cual distintos estudios de EE. UU. afirman que la infidelidad femenina oscila entre el 26 y 70 %, y que la masculina va del 33 a 75 %. El dato lo recoge la psicoterapeuta Esther Perel en su libro The State of Affairs: Rethinking Infidelity (La situación de los amoríos: repensando la infidelidad).

Las ventajas de un amante terapéutico
Sean cuales sean los números exactos, lo incuestionable es que se confiesa más. En comparación con 1990, las mujeres afirman tener amantes un 40 % más (o, al menos, lo manifiestan), mientras que entre varones las cifras se han mantenido. La igualdad llega a todos los rincones de la casa, y la alcoba no iba a ser menos. Con el equilibrio, surge también otra manera de mirar la infidelidad.

“Estamos ante un nuevo modo de ser infieles –afirma el psicólogo Antoni Bolinches–, en el que desaparece el tono de traición o dolor que ha acompañado usualmente a este acto”. Autor del libro Sexo sabio, él sugiere que “existe una infidelidad compensatoria que consigue salvar el equilibrio emocional de muchas parejas y garantizar su perdurabilidad. Son personas que se llevan bien, con un proyecto y unos intereses comunes, pero la rutina les ha llevado a la habituación uno del otro, rompiendo la erótica definitivamente”. Es el caso de Laura Soto, una de las usuarias más veteranas de Gleeden. Su testimonio, plasmado en su novela Las pasiones ocultas de Jade, es revelador de una infidelidad como opción sexual cada vez más aceptada socialmente de cara a mantener la estabilidad matrimonial. También Isabel Allende, cuando, en 2015, presentó El amante japonés manifestó: “¡Las veces que he tenido amante ha sido rebueno!”.

El dron que detecta situaciones de violencia...¡antes que ocurran!

El libro “1984”, de George Orwell nos dejó claro que siempre hay, por pequeño que sea, un Gran Hermano observando todo lo que hacemos. Muchas veces ni nos damos cuenta, pero está ahí. ¿Sabíais que de media, un ciudadano estadounidense es captado en imágenes de Circuitos Cerrados de Televisión, una 75 veces al día? ¿O que esta cifra aumenta a más de 300 veces para los ciudadanos británicos? Da miedo, ¿verdad?


Ahora este “observador” no se quedará fijo en la esquina de una pared con una lucecita roja grabando. Al contrario, será capaz de volar sobre nosotros y ayudará a la Policía a detectar situaciones violentas antes de que estas se produzcan. Una forma de poder adelantarse en momentos de peligro y llegar antes a los lugares donde es probable que vaya a ocurrir una desgracia: ya sea en forma de disturbios, peleas, terrorismo…

El proyecto que os presentamos se trata de un trabajo de la universidad británica de Cambridge y el Instituto Nacional de Tecnología de la India. Han logrado construir un sistema de vigilancia que se puede usar en actos de grandes aglomeraciones para poder detectar dónde se encuentran las situaciones que tienen más probabilidades de convertirse en peligrosas. Estos dispositivos están equipados con tecnología de Inteligencia Artificial que se sirve de diferentes algoritmos con los que identificar en pocos segundos los disturbios y poder llamar cuanto antes a los servicios de emergencia.

Imaginaros lo que puede suponer tener este ojo extra en el aire en acontecimientos como conciertos, protestas, maratones… De ahí que lo hayan llamado como “Eye in the Sky” (Ojo en el Aire).

¿Cómo funciona esta tecnología?

El dron es capaz de detectar los 14 puntos del cuerpo humano necesarios para poder reconocerlos desde el aire. Para ello, han tenido que entrenar a esta tecnología con imágenes desde el aire de personas, para que sea capaz de identificarlos y no confundirlo con otra persona. Además, dependiendo de cómo se estén moviendo es capaz también de identificar en un 85% qué tipo de infracción se está cometiendo.

Para lograr toda esta información el algoritmo fue entrenado con un análisis pormenorizado de 2.000 imágenes captadas de 25 participantes que tuvieron que mostrar actitud violenta entre ellos. Parece que es una tecnología a la que le quedan años, pero estará en activo en octubre para una primera experiencia piloto, con la que poder mejorar de cara al futuro.




Julio Cesar sufría de una extraña deformación en su cráneo

La única imagen que tenemos de los grandes personajes de la antigüedad es las que nos han transmitido las estatuas y las pinturas, muchas de las cuales están bastante idealizadas. Pero, ¿es posible saber cómo eran realmente? Un equipo del National Museum of Antiquities de Leiden, en los Países Bajos, ha realizado una reconstrucción tridimensional del rostro de Julio César. Para llevarla a cabo han tomado como base los datos extraídos de dos bustos de marmol, y de su efigie reproducida en las monedas de la época.


Y el resultado revela un detalle sorprendente e inesperado. Según esta reconstrucción, Julio César sufría una evidente deformación craneal. Pero, ¿a qué se debía? Se suele creer que César nació por cesárea, aunque este hecho no está confirmado, ya que según los historiadores, ese tipo de intervención casi siempre se realizaba en el caso de la muerte de la madre, y la del emperador romano sobrevivió al parto.

De todas formas, los restauradores han consultado con varios médicos, cuyo veredicto ha sido que, con casi total probabilidad, se trata de una deformación producida durante su nacimiento. Lo que indica que debió de ser un parto bastante complicado.

La restauración también confirma que César sufría una incipiente calvicie. Algo que ya se sabía por algunas crónicas, que relatan que solía peinarse con el cabello hacia delante para taparla. Estos descubrimientos se suman a lo que ya conocíamos sobre la delicada salud de Julio César. El emperador romano sufría ataques que generalmente se han atribuído a la epilepsia. Aunque un estudio reciente sugirió que tal vez estuvieran causados por un tumor cerebral.







El marido estresa mas a la esposa que a los hijos

La gran cantidad de tareas diarias, que comienza en la casa, sigue en el trabajo y termina -a última hora del día- en la casa, agobia a muchas madres de familia, pero un reciente estudio demuestra que lo que realmente las estresa es su marido.


La encuesta, elaborada por la Universidad de Padua en Italia, reveló que las mujeres se sienten más estresadas por el comportamiento de sus parejas que por el de sus propios hijos.

Tres de cada cuatro mujeres afirmaron que recaen sobre ellas todas las obligaciones y deberes del hogar, además de la crianza de los pequeños. Por lo que el cansancio o estrés que les pueda provocar dichas labores, o bien por que el tiempo no les alcanza para todo, no es por culpa de los niños sino por la falta de cooperación de sus parejas.

El estudio indicó además que ellas mayoritariamente sienten que son madres de sus parejas, debido a que se comportan de cierta manera igual que sus hijos, o hasta peor.

Por último, el documento afirma además que la salud de los hombres cae bastante cuando su esposa fallece, ya que no sólo es la pérdida de su compañera sino que también de la verdadera líder del hogar. Mientras que en el caso contrario, pese a que perder a su pareja es una noticia dolorosa, las mujeres pueden llegar incluso a sentirse más liberadas en que caso que el hombre muera.