martes, 10 de julio de 2018

No devuelvas llamadas perdidas de números internacionales (Lituania por ejemplo)

En las últimas horas muchas personas en Uruguay han recibido misteriosos llamados de números de Lituania. Se trata de una estafa, y esas llamadas no deben ser respondidas, pero por sobre todo no debe llamarse a ese número  en caso de que no hayamos podido atender.


Los timos y los teléfonos móviles caminan siguiendo sendas paralelas desde hace mucho tiempo, pues la posibilidad de conseguir dinero fácil a distancia siempre ha sido tentadora para particulares u organizaciones. Estafas vía vía sms o malware que se descarga a través de algún proceso engañoso. O, como lo que ahora nos ocupa, llamadas perdidas desde el extranjero.

Concretamente se trata de números que empiezan por "+216", "+387" "+370" u otros prefijos similares, correspondientes a números de países del continente africano, y también de países de Europa del Este.

Servicios premium y números internacionales son 
la principal amenaza. Se utiliza un número extranjero para que no seamos capaces de detectar los patrones que ya conocemos en nuestro país, que no son otros que recibir nuestra llamada de vuelta, ésa que no debemos hacer bajo ningún concepto, a un servicio premium que puede incrementar nuestra factura telefónica hasta límites estratosféricos.

Los números detectados en esta ocasión en Uruguay proceden de Lituania. Los detectaremos porque comienzan con el prefijo "+370" y tienen más de 9 dígitos, los que no corresponderían a un número nacional. No porque en otros países se utilicen otros sistemas de numeración para los teléfonos sino por el añadido del número internacional, el código del país que precede al número.

Muchos de estos números comienzan por 6 tras el prefijo internacional, por lo que algunos usuarios pueden pensar que se tratan de números españoles. Si se llama de vuelta, se cae en la trampa. Precisamente porque están buscando que devolvamos la llamada, bien porque pensemos que se trata de algún trámite o porque alguien quiere ponerse en contacto con nosotros. En realidad estaremos llamado a un número internacional y la factura será muy costosa. Si recibes llamadas de números extraños, por favor no las devuelvas. Ten siempre mucho cuidado.

A no ser que el número esté en tu agenda porque pertenezca a un conocido o familiar, por supuesto, en tal caso no habrá ningún tipo de riesgo. Pero ante números desconocidos, mejor mantener un patrón definido de actuación: no devolver la llamada y bloquear el número. Ante la duda, es mejor quedarse con la intriga que incurrir en gastos que, reclamemos o no, se habrán producido de forma voluntaria por nuestra parte.

Ésta es nuestra recomendación a la hora de protegerse ante timos como el de las llamadas perdidas. Como siempre, la premisa es tener cuidado con los números que marcamos para no incurrir en gastos adicionales indeseados.

Las cámaras colocadas para espiar animales muestran escenas increíbles







Cuando el talento del fotógrafo es evidente







Las cosas malas pasan...(todo el tiempo)








Divertidos carteles de "baños"







Humor asmático







Genial artista del cosplay y el maquillaje







Se apresuró a vender sus cosas de valor para pagar su funeral (y era un error médico)

Un error de su médico de cabecera le costó realmente caro a una británica, que no quería cargar sobre los hombros de sus familiares el coste de su propia muerte, 'inminente' por un supuesto cáncer terminal.

Julie Shann, de 55 años, tenía los días contados y "muy poco" tiempo para vivir después de que su médico de cabecera le comunicara en enero de 2015 que tenía un cáncer de pulmón en fase terminal.

Tras enterarse del devastador diagnóstico, la mujer empezó a prepararse para su inminente muerte y vendió todos sus artículos de valor y las reliquias familiares más preciadas para poder pagar su funeral y que este gasto no recayera en sus seres queridos.

Al cabo de un mes, resultó que Shann iba a vivir bastante más de lo que le habían vaticinado: los expertos del hospital Hull Royal Infirmary de la ciudad inglesa de Kingston upon Hull le dijeron que nunca había padecido aquella mortífera enfermedad y que su médico no estaba capacitado para brindarle semejante diagnóstico.

"Durante un mes, me hicieron pensar que me estaba muriendo y que tenía que planificar mi propio funeral, fue absolutamente desgarrador", ha comentado Shann al diario The Daily Mail. Tres años después, la mujer sigue sin saber a qué se debió tal error.

La mujer fue a ver a su médico para preguntarle por qué había cometido un error así, pero este no quiso ni hablar con ella y llamó a la Policía para que la expulsaran del centro hospitalario, relató Shann, quien dice que solo quiere recibir una explicación acerca de lo que ocurrió.

"Merezco respuestas por lo que me hizo pasar", señaló la británica, que ya no puede recuperar los preciados objetos familiares que vendió.





Animales extintos (de las decenas que se extinguen cada día)

El proceso de extinción de especies se ha acelerado hasta 1.000 veces a causa de la explotación abusiva de recursos naturales y el cambio climático que genera la actividad humana, de modo que la consecuente destrucción de ecosistemas pone en peligro el bienestar de nuestra especie y promueve una drástica reducción de la biodiversidad, advierte un artículo publicado por investigadores del University College de Londres (Inglaterra, Reino Unido) en el portal The Conversation.

Una tasa normal de extinción, debido a causas naturales, es de 1 a 5 especies por año. Sin embargo, con actividades humanas como la quema de combustibles fósiles y la destrucción de hábitats, estamos perdiendo especies de plantas, animales e insectos a un ritmo alarmantemente rápido. Los científicos del Centro para la Diversidad Biológica estiman que la tasa es un millar más, o incluso diez mil más, que el 1 a 5. Creen que decenas de animales se están extinguiendo todos los días.

Las especies más grandes que se dirigen rápidamente hacia la extinción son los anfibios. Cuando las ranas y otros anfibios comienzan a morir en grandes cantidades, otras especies caen en efecto dominó. Save the Frogs, una organización dedicada a comprender la amenaza para las ranas y otros anfibios, estima que un tercio de las especies ya está en el umbral de su extinción.

Dodo


Es probablemente la especie extinta más famosa. El dodo (Raphus cucullatus), endémica de las islas Mauricio, fue sentenciada en unas pocas décadas. La primera mención registrada del ave no voladora fue realizada por marineros holandeses en 1598; el último avistamiento de un pájaro dodo fue en 1662. A pesar de su abundancia durante el siglo XVII, queda muy poco en los museos como evidencia de su existencia. Hay algunos esqueletos parciales: una calavera en Copenhague, un pico en Praga, una pata en el Museo de Historia Natural y una cabeza y una pata en Oxford. El único pájaro completo conocido estaba en la colección de John Tradescant que lo legó al Museo Ashmolean en Oxford; desgraciadamente se pudrió y acabaron quemándolo. Gracias a la dedicación de un curador del Museo Ashmolean, se salvó la cabeza y una pata que ahora se encuentran en el Museo de Historia Natural de la Universidad de Oxford.

Rana incubadora gástrica

La rana incubadora gástrica (Rheobatrachus silus) era una especie australiana de anfibio con un sistema reproductivo bastante particular. Originaria de Queensland (Australia), la hembra se tragaba los huevos fertilizados y los incubaba en su propio estómago, que crecía gradualmente hasta que casi el 40% del peso correspondía a las crías. Tras seis semanas, las crías salían por la boca de la madre completamente desarrolladas. Se considera extinta desde 2002.

Leopardo nebuloso de Formosa

El leopardo nebuloso de Formosa (Neofelis nebulosa brachyura), también conocido como pantera nebulosa de Taiwán, era una subespecie endémica de esta isla llamada anteriormente Formosa. Lo cierto es que aunque desde 1910 no había una confirmación científica de su existencia, los científicos se habían resistido a declarar esta especie como extinta, concluyendo que la falta de observaciones se debía a su escasez y a su carácter escurridizo. La caza furtiva, la destrucción de su hábitat para la agricultura y la expansión de las comunidades humanas, contribuyeron a la completa desaparición de este gran depredador.

Paloma migratoria

La paloma migratoria (Ectopistes migratorius) era una de las aves más espectaculares del mundo. Podía alcanzar velocidades de casi 100 kilómetros por hora. En el apogeo de su población, sumaban hasta cinco mil millones, lo que los convierte en la especie de ave más poblada del planeta (sus bandadas eran impresionantes). Por desgracia, con la llegada de los europeos, decenas de millones eran sacrificadas cada año. Las cazaron a escala industrial para obtener carne barata, hasta que la última paloma salvaje migratoria fue vista en 1901. El zoológico de Cincinnati era el hogar de la última ave en cautividad, Martha, que murió el 1 de septiembre de 1914.

Rinoceronte negro occidental

Fue la subespecie más rara de rinoceronte negro. Esta subespecie una vez vagó por el África subsahariana, pero fue víctima de la caza furtiva. Su población era de cientos en 1980, y cayó a 10 en 2000. Apenas cinco años después ya no se conseguía observar a ninguno. Finalmente, la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) lo declaró extinto en septiembre de 2011. Medía entre 3-3.8 metros de largo y 1.4-1.7 metros de alto. Pesaba entre 800-1,300 kg. y tenía dos cuernos. Precisamente la creencia de que sus cuernos tenían propiedades medicinales, condujeron a una exacerbada caza furtiva.

"Árboles refrigerantes" para reducir el calor en Ciudad de México

Científicos mexicanos buscan refrigerar la Ciudad de México con árboles para contrarrestar las olas de calor que se generan en las grandes urbes.


Esto, a partir de un diseño de parques "modulares" desarrollados con cuatro tipos de árboles, los cuales permiten mitigar los efectos de la isla de calor, sitios en donde la temperatura es más alta que en los alrededores debido a una excesiva urbanización.

"Necesitábamos buscar las mejores [especies] para refrigerar el ambiente", asegura el investigador Víctor Luis Barradas Miranda, investigador del Instituto de Ecología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), quien explica que una concentración de determinadas especies de árboles puede refrescar puntos de calor específicos de la capital mexicana.

De este modo, la investigación de Barradas y su colega, Mónica Ballinas, sostiene que "se necesitan 17 árboles de liquidámbar ya maduros (como de 30 años) por hectárea para bajar la temperatura un grado Celsius", según detalló la UNAM en un comunicado.

Los científicos trabajaron con cuatro especies de árboles, dos nativas del Valle de México, liquidámbar y fresno, así como otras dos introducidas, el trueno y un tipo de eucalipto, mismas que pueden ser una buena solución natural para mitigar la temperatura en las ciudades.

Barradas asegura que las islas de calor no son exclusivas de las ciudades, por lo que la utilización de estos parques modulares podría aplicarse también en grandes extensiones de campo, con tierras improductivas.

"Allí hay espacios homogéneos que no existen en las urbes, además no hay edificios ni calles que dificulten el proyecto", aseguró.




5 difundidas y populares "Fake News"

Joseph Goebbels, ministro de Propaganda del Tercer Reich, definió a la perfección el objetivo de las fake news: “Una mentira repetida mil veces se convierte en verdad”. A las noticias falsas –de las que ya se hablaba, con otro nombre, en la Atenas de Pericles– se las llama hoy hechos alternativos o posverdades, y definirlas no es tan simple como parece. Porque una historia puede ser cien por cien falsa o contener trazas de verdad en una escala que va del falso casi en su totalidad al falso en alguno de sus detalles menos relevantes. Para más confusión, a menudo tomamos por mentiras las opiniones con las que no coincidimos. 

El peligro no estriba tanto en la capacidad de las fake news para crear una realidad adulterada pero verosímil como en el hecho de que minan nuestra confianza en cualquier cosa que no hayamos vivido en persona. El Diccionario Oxford explica que el prefijo pos- en el término posverdad no alude a una mera sucesión temporal, como en el caso de posguerra, sino a una nueva realidad en la que la palabra asociada a pos- se ha convertido en irrelevante. La posverdad no haría referencia a una hipotética nueva verdad, sino a un contexto político y social en el que a nadie le importa ya si algo es cierto o falso.

Aquí tenemos un repóquer de noticias falsas que ilustran la naturaleza de estas mentiras, propagadas en su mayoría a través de las redes sociales, sobre todo la más popular: Facebook.

1. Trump logró la mayor audiencia televisiva de una investidura
Donald Trump presumió en febrero de 2017 de haber logrado la mayor audiencia (45,6 millones de televidentes) de la historia de las investiduras presidenciales. En realidad, la de Obama en 2010 fue seguida por 48 millones de personas. La de George W. Bush en 2003, por 62,1.

2. Los rusos manipularon las elecciones estadounidenses
Según un sondeo, el 52 % de los votantes del Partido Demócrata creen que los servicios secretos rusos influyeron en las elecciones presidenciales estadounidenses para darle la victoria a Trump. De momento, no hay pruebas de ello.

3. La agonía de Hugo Chávez
En enero de 2013, el diario El País publicó en portada una foto en la que se veía al líder venezolano intubado en un hospital cubano durante el tratamiento de la grave enfermedad que acabaría con su vida dos meses después. La imagen, proporcionada por la agencia de prensa GtresOnline, fue retirada al cabo de pocas horas por el propio periódico tras saberse que el retratado no era Chávez, sino una persona que se le parecía.

4. La loca historia del Pizzagate
En otoño de 2016, el hackeo del correo electrónico de John Podesta, jefe de campaña de Hillary Clinton, hizo que algunos blogs de ultraderecha hablaran de supuestos emails en clave referentes a una red pedófila controlada por Podesta y gestionada desde una pizzería de Washington.

5. Las vacunas causan autismo
Mucho antes de que surgiera el concepto de las fake news, cientos de blogs y webs seudocientíficos llevaban años propagando la falsedad de que las vacunas causan autismo. El mito nació de un artículo publicado en 1998 en la revista The Lancet que relacionaba este trastorno con la triple vírica: sarampión, rubeola y paperas. Tras una exhaustiva investigación se descubrió que su autor, Andrew Wakefield, había falseado los datos.




Einstein, el racista

¿Era Albert Einstein racista? El científico alemán podía visualizar el universo pero aparentemente tuvo problemas para reconocer a la humanidad en su inmensa riqueza. 

Una traducción inglesa recientemente publicada de sus diarios de viaje muestra que expresó puntos de vista racistas y xenófobos en privado (aunque después lo criticara).

Las entradas en The Travel Diaries de Albert Einstein: Lejano Oriente, Palestina y España, 1922-1923 se hicieron durante un período en el que Einstein visitó Medio Oriente, Sri Lanka (entonces conocida como Ceilán), China y Japón.

En una entrada del diario, describió a los chinos como "gente trabajadora, asquerosa y obtusa" y los criticó porque "no se sientan en bancos mientras comen, sino en cuclillas como lo hacen los europeos cuando hacen sus necesidades en el frondoso bosque".

Son "una nación peculiar a menudo más como autómatas que como personas".

En otra entrada, Einstein dijo: "Sería una pena que estos chinos suplantasen a todas las demás razas". Y añadió: "Para gente como nosotros, el mero pensamiento es indescriptiblemente lúgubre".

Insultó a otras culturas también, de ahí que al reflexionar sobre los desagradables comentarios que hizo sobre los habitantes chinos y japoneses en sus diarios privados, no es particularmente fácil responder a la pregunta de si Einstein era racista.

Por un lado, existe la opinión de que incluso este científico famoso, humanitario y de mente abierta fue inevitablemente un hombre de su tiempo. En consecuencia, no podemos esperar que, a pesar de su aversión visceral al nazismo, se eleve por encima de una cultura prevaleciente en la que la expresión abierta del prejuicio era la rutina.

Podríamos mirarlo ahora con consternación, pero etiquetarlo como racista sería complacer un presentismo que no logra nada más que hacernos sentir superiores. Además, debemos tener en cuenta que Einstein escribió todas estas cosas sin la intención de ser publicadas.

¿De dónde viene esta imagen de racismo?
Debemos reconocer que Einstein apenas vio China; solo se detuvo brevemente en Shanghai y Hong Kong. Y sus diarios son una mezcla de apreciación y crítica: "Uno tiene que amar y admirar este país", dijo de Japón, por ejemplo, junto con el desconcierto y los estereotipos de valores. Es la respuesta familiar de un europeo alienado por diferencias culturales, lingüísticas y emocionales.

De todos modos, sí es cierto que tales puntos de vista parecen justamente repugnantes para los estándares actuales, y es una pena que Einstein, un internacionalista progresista y tolerante, escribiera tales comentarios. Pero Einstein no era ningún modelo a seguir. No es ningún secreto que el trato que le dio a su primera esposa, Mileva Marić, rayaba en lo monstruoso después de que su amor se “apagara”. La lista de condiciones que elaboró Einstein en 1914 para seguir viviendo juntos es cómicamente espantosa: en realidad era su sirvienta y ama de llaves.