miércoles, 25 de julio de 2018

Irónicas imágenes que ilustran nuestro mundo de hoy







Impresionantes cosplays de la Comic Con San Diego 2018

Una nueva edición de la Comic Con ha vuelto a convertir a San Diego (EEUU) en la capital del entretenimiento. Más de 100.000 asistentes han cruzado las puertas del la fiesta por antonomasia de la cultura popular. 

Aunque muchos de sus asistentes han podido presumir de disfraz, quizá el cosplay más destacado sea el del actor Mark Hamill, de 'Star Wars', que apareció con una máscara naranja como parodia a Donald Trump bajo el nombre de 'Orange Vader'.


Pero los participantes no tan famosos como Hamill tambien pudieron mostrar cosas impresionantes, como la selección de cosplay que compartimos a continuación: 







El mundo genera WTF! todo el tiempo







Cuando la alergia ataca...







Nunca dejes un espejo parabólico adentro del auto

Un espejo parabólico es una superficie reflectora utilizada para concentar o proyectar energía ondulatoria, como la luz, las ondas de radio o el sonido. Su forma es la de un sector de un paraboloide (la superficie generada por una parábola al girar alrededor de su eje). El reflector parabólico refleja las ondas que se desplazan en la dirección de su eje, haciéndolas converger hacia su foco. Por el contrario, una onda esférica generada por un emisor colocado en el foco de un espejo parabólico, se refleja en una onda plana que se propaga como un haz colimado en la dirección del eje.

Los reflectores parabólicos se utilizan para recoger la energía procedente de una fuente distante (como por ejemplo, la luz de las estrellas, o las señales de radio emitidas por los satélites de comunicaciones). Dado que los principios de reflexión de ondas son reversibles, los reflectores parabólicos también se pueden usar para enfocar la radiación de una fuente emisora en un haz estrecho.​ 

Si el sol le da directamente a uno de estos espejos reflejará un haz de luz similar al de una lupa, si ese espejo lo tienes dentro de tu auto, el resultado puede ser solo uno:




Humor lavado







La lista de las páginas a las que se conecta inmediatamente al ser instalado

Aunque tú no lo quieras, Windows 10 hace uso de la conexión a Internet para el funcionamiento de algunas de sus características. Desde el lanzamiento de esta versión, Microsoft ha sido duramente acusada por problemas de privacidad, y por lo ser transparente. Ahora, finalmente, la compañía de Redmond ha decidido publicar una lista completa de todos los servidores web a los que conecta Windows 10 en una instalación limpia, sin ningún tipo de app de terceros instalada.


En el listado completo podemos ver que Windows 10, desde la versión 1709 en adelante, conecta con servidores de la propia Microsoft para los servicios de previsión meteorológica, algo imprescindible para que funcionen las ‘pestañas dinámicas’ de la app del Tiempo. Esta opción, igual que todas las restantes, se pude desactivar de dos maneras; desinstalando las apps preinstaladas, o bien deshabilitándolas desde la Microsoft Store; pasa lo mismo con Twitter y Facebook, o OneNote. Además, la app de Fotos también conecta con Internet, y el juego Candy Crush Saga, que viene instalado de fábrica.

En este listado aparecen también los servidores a los que conecta Windows 10 para que funcionen las características de Cortana y las sugerencias de la Microsoft Store, o los consejos de uso del sistema operativo. Cortana, desde el lanzamiento de Windows 10, es uno de los servicios que mayor polémica ha causado, puesto que toma datos casi de forma constante, aunque los utilice de manera anónima. No obstante, también el proceso svchost hace uso de la conexión a Internet, en relación a los certificados del sistema operativo.

La mayoría de estas conexiones con servidores ‘externos’ al dispositivo se introdujeron desde la build 1709, pero otros han ido llegando con versiones posteriores. Muchas de las conexiones están relacionadas con los datos de diagnóstico que toma Microsoft para la optimización del sistema operativo. Pero también los servicios de localización, por ejemplo, si los tenemos activados, utilizan nuestra conexión a Internet de manera periódica.




Una "luna de sangre" le salvó la vida a Cristóbal Colón

Un eclipse lunarcargado de simbolismos. La de este viernes será una «Luna de sangre» como la que llegó a salvar la vida de Cristóbal Colón durante una de sus expediciones. El eclipse lunar de la noche del próximo 27 de julio se espera como el más imponente del siglo XXI, ya que será el más largo en cien años. Por si esto no fuera suficiente para convertirlo en un fenómeno especial, los astrónomos resaltan que la Luna se mostrará en un color rojo oscuro muy especial, igual al que llegó a salvar la vida al descubridor de América.


La historia, cuenta Antonio Bernal, divulgador y astrónomo del Observatorio Fabra de Barcelona, se remonta a febrero de 1504 en la última expedición de Colón a las Indias. Sus naves habían quedado estropeadas meses atrás por una tormenta en la playa de Santa Gloria, en Jamaica, y él y su tripulación de unas 20 personas estaban sobreviviendo gracias a los trueques con los nativos, que los iban alimentando a la espera de que alguien les recogiera.

La ayuda, sin embargo, no llegaba y, hartos de atenderles, los indios les dejaron de abastecer comida. En ese momento, Colon pidió «hablar con el jefe de los nativos y le aseguró que el Dios de los cristianos era muy vengativo y estaba muy molesto porque no alimentaban a su gente», relata Bernal, y les avisó de que la Luna se teñiría de sangre y llamas y que el Sol no saldría más.

Un almanaque alemán
«Él navegaba con brújulas pero no sabía como funcionaban. Se guiaba por las estrellas», destaca Bernal, que recuerda que Colón tenía conocimientos astronómicos y por eso viajaba con un almanaque publicado en Alemania, desde el que pudo predecir el eclipse lunar. Así, pudo saber que el 29 de febrero se viviría uno y supo sacar provecho de su predicción ante la ignorancia de los aborígenes en conocimientos astronómicos.

La amenaza se convirtió en real para los aborígenes y una imponente Luna rojiza llenó de pánico al poblado, que volvió a dar comida a los navegantes de Colón a la desesperada y con el temor de que no volvieran a ver más la Luna tal y como la conocían.

El caso, que recuerda a un argumento de una auténtica película de aventuras y ciencia ficción, terminó con un final feliz. Colón fingió que pactaba con Dios que éste les devolviera la Luna brillante y blanca y calculó con sus instrumentos astronómicos el fin del eclipse, tras lo que consiguió salvar a sus tropas.





10 curiosidades ilustradas










Me siento mal, porque soy feliz

¿Quién dice que ser feliz es siempre bueno? Un estudio publicado en la revista Perspectives on Psychological Science revela que la felicidad tiene también una lado oscuro, que no debería concebirse como una cosa universalmente buena, y que en algunos casos puede incluso hacernos sentir mal.

Hay multitud de libros que nos dicen cómo podemos lograr ser felices. Pero establecer la felicidad como objetivo vital puede ser una mala idea, según la investigadora June Gruber, de la Universidad de Yale (EE UU), que asegura que la gente que se esfuerza por alcanzar este sentimiento como meta puede terminar sintiéndose mucho peor de lo que empezó. De hecho, un estudio previo realizado por Iris Mauss, de la Universidad de Denver, y sus colegas encontró que la gente que lee un artículo publicado en un periódico ensalzando la importancia de la felicidad se siente peor tras ver una película "feliz" o cómica que quienes leen un artículo que no habla de ser felices. La clave, aseguran, es la decepción que se produce cuando quienes persiguen la sensación de felicidad no se sienten mejor haciendo ciertas cosas.

Por otro lado, estudios recientes revelan que sentirnos “demasiado” felices nos hace pensar de manera menos creativa, además de tender a asumir más riesgos (conducir rápido, gastar los ahorros…). Por otra parte, ser felices a cambio de no tener una dosis mínima de emociones negativas -que juegan un papel importante en la vida- también es peligroso. El miedo nos impide asumir riesgos innecesarios, y la culpa nos recuerda que debemos portarnos bien con los demás. En definitiva, la mejor forma de sentirse felices es dejar de preocuparse por la felicidad e invertir la energía en mantener los lazos sociales que tenemos con otras personas. “El resto vendrá solo”, afirma Gruber.