viernes, 27 de julio de 2018

Imágenes magníficas que no necesitan palabras para impactar







A ellos, realmente no les importan las reglas...







Gente que hace del Cosplay una obra de arte







Hipnótica y variada selección de GIFS (1)






A veces la perfección se descubre en las cosas mas simples







Los artistas mejoran con el paso del tiempo







Humor sustituto







El casco que mejora la memoria y aumenta el rendimiento cerebral en 15 minutos

Científicos del Instituto de Tecnología Avanzada de Shenzhen, al sur de China, están desarrollando un casco que mediante la manipulación de las ondas cerebrales puede mejorar las funciones mentales, por ejemplo estimulando la memoria o reduciendo la ansiedad.


El equipo que lidera las investigaciones, ligado a la estatal Academia China de Ciencias y dirigido por el profesor Wei Pengfei, trabaja en un casco que podría ayudar a los niños que padecen de trastorno de deficiencia de atención e hiperactividad.

Además, también podría ser útil para tratar a pacientes con depresión, afasia, Alzheimer o Parkinson, según informó la agencia Xinhua.

El métodoEl aparato desarrolla métodos de estímulo no invasivos al usar sensores de electrodos que identifican las ondas cerebrales y les envían pulsos que pueden alterarlas, lo que regula la actividad de las neuronas.

Los científicos encabezados por Wei experimentan con roedores, primates y humanos, aunque también han elaborado modelos digitales de cerebros mediante inteligencia artificial para medir en ellos la actividad cerebral e identificar posibles zonas y parámetros de actuación del casco.

Experimentos iniciales con humanos mostraron que tras usar el casco durante 15 minutos, los pacientes pueden memorizar mejor cadenas de palabras, letras o números.

Además, los resultados son especialmente notables dos horas después de los exámenes.

El instituto de Shenzhen quiere aumentar el espectro de pruebas clínicas en hospitales, con pacientes diagnosticados con problemas tales como autismo o esquizofrenia.

El estudio de tecnologías para estimular el cerebro, al principio mediante implantes quirúrgicos, se inició hace medio siglo, aunque con el cambio de milenio ha derivado a métodos menos invasivos, similares a los electroencefalogramas, y modelos computarizados.



¿Puedes ver al leopardo? (Estos jabalíes tampoco lo vieron...y así les fue)


Todos tenemos problemas, pero —a diferencia de los jabalíes— no tenemos que lidiar con los leopardos. Estos ágiles felinos alcanzan los 58 km/h y pueden dar saltos de hasta seis metros. Para colmo, su capacidad de camuflaje y su habilidad para esconderse hacen que solo los veas cuando es demasiado tarde.

Y si no, que se lo digan a este grupo de jabalíes que salió de su guarida al atardecer sin darse cuenta de que había un leopardo al acecho. Los jabalíes son animales nocturnos, pero el leopardo puede estar activo a cualquier hora del día (y este les había tendido una emboscada). ¿Todavía no lo ves? Está aquí:


Entre los arbustos o desde lo alto de un árbol, da igual dónde se esconda. Si un leopardo ha decidido que eres su cena, ya puedes empezar a rezar porque todo ocurre en un abrir y cerrar de ojos. En este caso, al menos tres jabalíes se salvaron mientras un cuarto acabó entre los dientes del gatito en apenas dos segundos. Cuidado: el vídeo esgráfico. La naturaleza no es apta para cardiacos:


Descubren por qué la boca se cura tan rápido (y eso podría ayudarnos)

Investigadores de los Institutos Nacionales de Salud (NIH), de Estados Unidos, creen haber descubierto por qué la boca sana tan fácilmente. Sus hallazgos, publicados en la revista científica Science Translational Medicine, incluso podrían ayudar a descubrir cómo hacer que el resto del cuerpo humano también se cure más rápido. Y lo único que tuvieron que hacer fue herir (levemente) a algunas personas inocentes.


Los científicos reclutaron a 30 voluntarios sanos y no fumadores para un experimento simple, con la idea de estudiar por qué la boca sana mucho más rápido que otras partes del cuerpo, como la piel. Durante el estudio, hicieron un par de heridas de tres milímetros de ancho en cada sujeto: una en el interior de la mejilla y otra en el brazo. Después, hicieron un seguimiento de cómo se curaron las heridas en los siguientes seis días, recolectando muestras de tejido antes y después de la lesión, y estudiaron los perfiles moleculares de las muestras.

La comparación directa entre heridas de la piel y de la boca en la misma persona permitió al equipo descubrir “nuevas ‘firmas moleculares’, que corresponden a distintas etapas de la mucosa oral y la piel durante la cicatrización”, dijo a Gizmodo Maria Morasso mediante un correo electrónico, autora principal del estudio y científica jefe del Laboratorio de biología de la piel piel del NIH.

Casi todas las células individuales en nuestros cuerpos tienen el mismo código genético subyacente. Pero diferentes tipos de células llevan diferentes instrucciones sobre cómo deben expresarse estos genes. En las células de la boca, el equipo descubrió que sus instrucciones les indicaban que estuvieran listas para sanar en cualquier momento. Estas células, a diferencia de las células de la piel del brazo, estaban expresando patrones de genes que fomentan la curación de heridas incluso antes de que se produjera la lesión. Eso permitió a las células acelerar el proceso de curación, y limitar la inflamación.

Una comparación de las heridas de la piel (arriba) y de la boca (abajo) de un sujeto de prueba inmediatamente después de la lesión, a los tres días y a los seis días.
“La preparación anticipada de la cavidad oral permite a las células responder rápidamente a la herida y desencadenar un cierre rápido, mientras que las células de la piel deben, antes que nada, activar estos mecanismos para poder cerrar la herida de manera efectiva”, explicó Morasso. “Esta podría ser una razón por la cual las heridas en la piel sanan más lentamente en comparación con las heridas orales”.
Los investigadores después intentaron algo más arriesgado con el experimento: aislaron una de las proteínas clave que retransmite estas instrucciones de preparar anticipadamente el proceso curativo, llamada SOX2, y criaron ratones para tener niveles de SOX2 más altos que lo normal ​​en sus células de la piel. Cuando lastimaron la piel de estos ratones, se curó más rápido de lo normal.

Los resultados de los animales no están destinados a ser más que una prueba conceptual. Pero Morasso dice que este estudios, y otros futuros, podrían ayudarnos a descubrir cómo curar nuestras heridas más rápido, al igual que a tratar heridas que aparentemente no pueden ser curadas, un problema común en afecciones como la diabetes de etapa tardía.




La leche cruda te puede matar

La leche cruda puede contener bacterias peligrosas como Salmonella, Brucella, Escherichia coli y Listeria, responsables de causar numerosas enfermedades, dice la pediatra española Lucía Galán.

"Desde una simple gastroenteritis hasta la muerte": Advierten sobre el consumo de leche cruda
Especialistas advierten sobre los riesgos de consumir leche cruda, debido a que atenta contra la seguridad alimenticia.

El debate se reavivó luego de que el Gobierno Autonómico de Cataluña emitiera un decreto mediante el cual autoriza la venta de leche cruda, según reza un comunicado de la Generalitat.

La pediatra Lucía Galán, en un artículo publicado en su blog 'Lucía, mi pediatra', explica los riesgos de tomar leche cruda, que –aclara– es aquella que se toma directamente de la vaca y no ha recibido ningún tratamiento térmico. Señala que los peligros incluyen "infecciones varias, que pueden ir desde una simple gastroenteritis hasta la muerte".

Galán cita a la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE.UU., institución que ha señalado que la leche cruda, que también puede provenir de ovejas y cabras, "puede albergar microorganismos peligrosos que representan riesgos graves para la salud".

Además de la FDA, el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de los EE.UU. ha publicado informes que evidencian que desde 2007 han aumentado los brotes de enfermedades relacionadas con el consumo de leche sin pasteurizar.

Bacterias peligrosas
Según Galán, esa leche puede contener bacterias peligrosas como Salmonella, Brucella, Escherichia coli y Listeria, responsables de causar numerosas enfermedades.

Son bacterias que pueden pasar de los animales al hombre al consumir sus productos, como la leche sin pasteurizar.

En el caso de la Brucella, produce brucelosis o fiebre de Malta, explica un artículo de National Geographic, una "enfermedad que puede llegar a ser mortal y cuyo tratamiento es largo, difícil y requiere de un agresivo tratamiento con antibióticos".

La FDA advierte, en su texto, que los riesgos aumentan cuando la leche cruda es consumida por personas con "sistemas inmunitarios debilitados", como "adultos mayores, mujeres embarazadas y niños", en los cuales los microorganismos allí presentes "pueden ser particularmente peligrosos".

¿Qué hacer al comprar leche cruda?
Genma del Caño, farmacéutica especializada en biotecnología y seguridad alimentaria, ofrece algunas recomendaciones.

Sugiere garantizar un correcto transporte en el envase, que nos asegure que no esté contaminado; al llegar a casa, hervir tres veces la leche, y luego refrigerarla a temperaturas de entre 1 y 4 grados centígrados.