jueves, 23 de agosto de 2018

¡NECESITO ESTO!







Veo doble (y triple, y ¡hasta cuádruple!)







En esta imagen hay una víbora ¿la podrás ver?


*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*

La perspectiva lo cambia todo







La reina de la "disforia de género" en Instagram

Disforia, como término opuesto a «euforia», designa disgusto, desajuste o malestar; la disforia de género es por tanto el disgusto, desajuste o malestar con el sexo biológico que le ha correspondido al sujeto.

"Tengo problemas con la disforia de género y esto me ha llevado a distorsionar mi apariencia porque es más cómodo para mí confundir a la gente sobre mi género que hacer que la gente me vea como un hombre".

Salvia, que es una mujer trans, ha dicho: "Creo que la belleza es completamente subjetiva; vestirme me da la oportunidad de experimentar una fantasía y celebrarme a mí mismo ". "Y aunque no necesito hacerlo para sentirme hermosa, es una forma importante de amor propio para mí".

"Creo que siempre voy a querer disfrazarme, pero también quiero ser capaz de sentirme confiada y cómoda con un aspecto normal".










9 consejos para cuidar tu auto y hacerlo lucir como nuevo

Los automoviles son nuestros fieles compañeros de viaje. A menudo son considerados una cosa mas de un simple medio de transporte, representan un status symbol, nuestra personalidad y en algunos casos son mimados y amados de los propietarios casi como un hijo! Exacto para el uso diario y el desgaste que se deriva de ello, la suciedad y los signos de la edad se acumulan con el tiempo,tanto de hacerlos irreconocibles. Aquí hay 9 pequeños trucos que le pueden devolver a su auto la apariencia del pasado.

1. Limpiar las ventanillas

Utiliza las hojas de papel de diario, vinagre y aceite para eliminar de los vidrios las manchas fastidiosas de suciedad. Con este metodo, la suciedad se reformara mas dificilmente.

2. Cuidado del cuero de los asientos

En vez de usar los costosos productos especiales, se puede usar aceite de oliva para tratar el cuero de los asientos. Frotar un paño mojado en aceite sobre las partes interesadas y sacar con un trapo limpio el producto en exceso.

3. limpiaparabrisas como nuevos

Si los limpiaparabrisas hacen un feo ruido y no sacan el agua como deberian, podran haber llegado al momento de cambiarlos. Pero puedes probar en darles una segunda vida, limpiando la goma con una hoja de papel mojado de alcohol. El resultado esta asegurado!

4. Desmanchador para asientos

Limpiar los asientos en tela no es simple como puede parecer. Menos con este remedio! Poner un frasco spray vacio con vinagre, bicarbonato, jugo de limon, detergente y mezclar todo. Aplicar sobre las partes interesadas y limpiar a fondo con un cepillo, veras el resultado!

"Triste como uruguayo contento": curiosa celebración "La Noche de la Nostalgia"

Los uruguayos tenemos fama de tristes, grises y pesimistas. Gran parte de la población uruguaya dice que somos tristes, ‘bajoneados’ como particularidades sobresalientes de nuestro pueblo. La famosa "tristeza uruguaya" inspiró incluso una obra de teatro titulada: Triste como uruguayo contento...

En ese contexto es lógico que los uruguayos tengan una fiesta para celebrar la nostalgia.  ¿Has escuchado hablar de la noche de la nostalgia?. En uruguay hay una jornada dedicada a la nostalgia que, contrariamente a lo que se pudiera creer, es una fiesta de gran alegría y participación popular. Precisamente mañana 24 de agosto es "La noche de la nostalgia" en uruguay.

¿Por qué celebrar la nostalgia?
Pues porque aunque en la vida hay que ir mirando hacia adelante, de vez en cuando es importante recordar el pasado. Porque recordar es vivir y las experiencias son importantes para moldear el futuro. Y la música es la mejor herramienta para llevarnos a esos momentos que nos marcaron. Sean buenos o malos. 

La nostalgia no es necesariamente negativa, recordar esa época de nuestras vidas, dependiendo de la época de la música, puede ser una experiencia maravillosa. Y en Uruguay lo hacen mejor que en ningún otro lugar del mundo, con su Noche de la Nostalgia. 

En dicha fecha, se organiza un gran número de fiestas en discotecas, centros nocturnos y carpas montables, para bailar música de décadas 60, 70, 80 & 90's. Es el evento uruguayo de mayor convocatoria en cuanto a salidas nocturnas se refiere.

Esta fiesta uruguaya nació cuando el grupo propietario del CX 32 Radiomundo organizaba el 24 de agosto de 1978 una fiesta con "música vieja" para aprovechar que el siguiente día era feriado patriótico en el país. Pero no fue sino en los 80 cuando el empresario Pablo Lecueder la convirtió en una fiesta nacional destinada a recordar los queridos "oldies". Un poco para rendir homenaje a esos éxitos de otras décadas, como los 60 y 70, que dieron soundtrack a la vida.

Esta fabulosa fiesta sigue tan viva como cuando comenzó. Porque no existe ningún melómano que se respete que no tenga un playlist titulado "oldies", donde suenen joyas del disco como en Funkytown, o algo de Queen, The Beatles, Elvis, etc. 





Con el pasar de los años, varios empresarios del rubro entretenimiento, amigos, familiares, comenzaron a hacer otras fiestas de la nostalgia. Rápidamente, el mercado y la demanda crecieron, y se produjeron diferentes fiestas para diferentes públicos, con una variada gama de precios, fiestas del reencuentro, cenas show y hasta fiestas de antinostalgia para quienes quieren salir ese día y no se encuentran identificados con la temática (sobre todo público entre los 18 y 25 años).


Hoy, esta fiesta se ha convertido en un negocio, y es un foco comercial importante en el ambiente del entretenimiento, que da trabajo a restaurantes, discotecas, DJ´s, mozos, empresas de catering, alquiler de infraestructuras para fiestas, servicios de seguridad, de iluminación, de amplificación, de transportes, promotoras y hasta casas de lencería y hoteles de alta rotatividad, con promociones especiales por la noche.


Junto con las fiestas de Navidad y Fin de Año, la noche de la Nostalgia se convierte en uno de los eventos que convoca más gente a fiestas. Incluso se considera que se supera en movimiento de gente a las fiestas de fin de año, ya que en esa jornada suelen salir tanto mayores como jóvenes, casados y solteros, a recordar viejos tiempos y no tanto, dependiendo de la edad. Esta fiesta tiene tanta convocatoria debido a que el 25 de agosto es fecha patria en Uruguay y, por lo tanto, es no laborable.

Cabe destacar que esta fiesta se realiza en todo el Uruguay y en cada departamento o ciudad hay por lo menos entre 15 y 30 fiestas entre privadas y públicas, todas con lleno total.

El Ministerio de Turismo promociona esta noche como un atractivo turístico. El 26 de agosto de 2004, mediante la Ley N.o 17.825, esta fiesta fue denominada en forma oficial Noche de la Nostalgia, estableciendo en su artículo 2.o: «El Ministerio de Turismo incluirá en los eventos de carácter turístico a la Noche de la Nostalgia, promocionando la misma en el exterior a través de Embajadas, Consulados y oficinas comerciales»


Humor aprendido







23 de agosto "El día del Internauta"

23 de agosto de 1991. Aquel día, Tim Berners-Lee presentó la primera página web de la historia. Internet ya existía, pero la WWW es la que nos ha hecho navegar desde entonces. Y lo que ha pasado desde aquel día es difícil de resumir. Nos hemos convertido en internautas y hemos hecho amigos a través de chat y foros, hemos comprado en la otra punta del mundo a golpe de clic o hemos viajado en coches compartidos con más facilidad que haciendo dedo. Y por eso cada 23 de agosto se celebra el Día del Internauta, esas personas que surfean la World Wide Web y se han adaptado con presteza a todos estos cambios que han sido revolucionarios.

Pero, ¿Cómo será la web de mediados del siglo XXI? ¿Y el mundo? Visto cómo ha cambiado el planeta en 27 años y las innovaciones tecnológicas que se suceden cada día, se avecina otra revolución. Y la única certeza que tenemos es que nuestros descendientes solo necesitarán una cosa: saber adaptarse.

No lo decimos nosotros, sino el futurólogo Yuval Noah Harari en su nuevo libro, ‘21 lecciones para el siglo XXI’, que sale a la venta el 30 de agosto. Harari es conocido por ‘Sapiens: De animales a dioses’, un recorrido por la historia de la humanidad, y ‘Homo Deus: Breve historia del mañana’, centrado en el futuro que nos espera. Por tanto, estas nuevas 21 lecciones siguen la senda de hablar sobre el destino que aguarda a las personas, un tema con el que ha conquistado a millones de lectores.

En su nuevo ensayo, Harari recuerda conceptos que ya se tocaban en sus otros volúmenes, como las numerosas revoluciones que han jalonado la historia de la humanidad hasta dar un giro a su trayectoria. Ahora estaríamos a punto de experimentar una nueva de esas revoluciones. “¿Cómo podemos prepararnos nosotros mismos y nuestros hijos para un mundo de transformaciones sin precedentes e incertidumbres radicales?”, escribe en uno de los fragmentos. El autor israelí se centra en los niños que nacerán hoy y que tendrán treintaipocos años en 2050. Por ellos se pregunta qué habría que enseñarles para que consiguieran un trabajo, comprendieran lo que está sucediendo a su alrededor y navegar en “el laberinto de la vida”.

Mucha información, incluida en las escuelas
“Mucho de lo que los niños aprendan hoy será probablemente irrelevante en 2050”, escribe. A la vez, critica que muchas escuelas se enfocan en “empollar información”. Esto, en su opinión, podía tener sentido en el pasado, “porque la información era escasa, e incluso el lento goteo de información existente fue bloqueado repetidamente por la censura”. Sin embargo, en el siglo XXI hay grandes cantidades de información. Es más, hay también ‘fake news’ o irrelevancias.

Por ello, lo último que un profesor tiene que dar a los alumnos es más información, en opinión del ensayista. Lo que necesitan los niños es “la habilidad de dar sentido” a esta, “la diferencia entre qué es importante y qué es insignificante y por encima de todo mezclar muchos bits de información en una amplia imagen del mundo”. Así, se debería minimizar la enseñanza de las habilidades técnicas y hacer hincapié en otras que sirvan para la vida en general.

Ni siquiera las matemáticas o la informática se salvarán
Lo que los pequeños han de aprender es “la habilidad de tratar con los cambios” y mantener el equilibrio mental en situaciones desconocidas. Es más, esas personas tendrán que ser capaces de reinventarse a sí mismas “una y otra vez”. El autor advierte que habrá que seguirse reinventando (en el trabajo, en la vida…) hasta cuando tengamos 50 años.

El autor va más allá con algo que puede resultar polémico. Muchos centros educativos se centran en destrezas que hoy resultan muy innovadoras. Por ejemplo, aprender a resolver ecuaciones diferenciales, programar en C++ o aprender chino, por decir algunas de las que se citan en este libro. Sin embargo, ya que no sabemos cómo será el mundo en 2050, no sabemos qué conocimientos ‘techies’ o ‘geeks’ necesitará la gente. ¿Y si para entonces, como sugiere Harari, la inteligencia artificial sabe picar código mejor que nosotros? ¿O la tecnología ha conseguido un traductor perfecto?

Pero si todo esto te agobia, no te preocupes demasiado: ten siempre en mente las dificultades para predecir el futuro. El propio Harari lo sabe, y solo mantiene una seguridad: “No podemos estar seguros de los detalles, pero el cambio en sí mismo es la única certeza”. Si hoy somos capaces de reproducir órganos en un laboratorio, ¿qué no conseguiremos en 2050? Mientras tanto, lo que parece seguro es que un gran cambio ante el que adaptarnos será lo único que necesites saber para trabajar.

La capacidad de adaptarse de los internautas se notará cuando se popularicen algunos elementos que hoy son ciencia ficción: “Máquinas superinteligentes, cuerpos diseñados, algoritmos que pueden manipular tus emociones con insólita precisión, raudos cataclismos climáticos provocados por el hombre y la necesidad de cambiar tu profesión cada década”. Ante ello, él nos propone “mucha flexibilidad mental y grandes reservas de equilibrio emocional”. Y, por tanto, trabajar muy duro para conocernos mejor y conseguirlo.

Adiós a los adultos
Harari da un consejo quizá algo radical a los quinceañeros actuales: “No confíes demasiado en los adultos”. “La mayoría de ellos tienen buenas intenciones, pero no entienden el mundo”. Debido a los cambios constantes, para el escritor no se sabe si los adultos dicen cosas que son “sabiduría intemporal” o “sesgo obsoleto”.

El proceso de adaptación no solo será tecnológico. Los niños también deberán adaptarse a nuevas formas de relación de género, de residir en una vivienda. Incluso de tratar con la burocracia o de cómo se organicen los ejércitos. Y entre medias, otra misión: “Conócete a ti mismo”. Siguiendo todas las pautas que nos da Harari, y ante la dificultad de concretar hechos que están por venir, con ellas podremos ser capaces de sobrevivir a un inquietante 2050 pero que promete ser tan revolucionario como lo fue el 1991 de la WWW.



Hipnótica y variada selección de GIFS (27)







Tiburones en el espacio, y otras locuras de la saga "Sharknado"

Sharknado es una serie de terror que comenzó en 2013 y ya va por sexta película. Trata sobre un tornado marino que levanta los tiburones del océano y los esparce por Los Ángeles. En 2013 fue nominada a La Peor Pelicula Del Muno.

Tara Reid
Fue emitido por primera vez en el canal Syfy de Estados Unidos el 11 de julio de 2013, protagonizado por Frankie Muniz, Ian Ziering, Cassie Scerbo, Tara Reid, Aubrey Peeples y John Heard.

A continuación repasamos las mayores locuras de guion perpetradas durante las entregas de esta saga:


«¡Mi madre siempre dijo que Hollywood me mataría!». Puede que la primera entrega de «Sharkado» (2013) sea la que más se tome en serio de toda la saga, pero eso no impide que ofrezca algunos giros de guion ridículos. En uno de los momentos en los que el personaje de Fin (Ian Ziering) demuestra sus agallas como héroe, acaba rescatando a los integrantes de un autobús escolar. Dentro del vehículo se encuentra un personaje que había llegado a Los Ángeles para buscarse la vida como actor, pero tuvo que conformarse con ser cuidador de niño. En un momento dado, a causa del tornado, las letras del famoso letrero de «Hollywood» empiezan a volar. Tras esquivar varias, una de ellas acaba aplastando al «amargado» cuidador. De hecho, una de las improvisadas tradiciones de la saga es matar a los personajes «deleznables».

Fin sale vivo de un tiburón

Durante los últimos minutos de la primera parte de «Sharknado», y tras lograr «desactivar» el tornado, Fin fue devorado por uno de los tiburones que caían del cielo. El exsurfero, sin embargo, consiguió salir del escualo a golpe de motosierra. Pero ahí no quedó la locura: dentro del tiburón se encontraba también su compañera de caza Nova (Cassie Scerbo), a la que consigue sacar con vida. Para más inri, la exmujer de Fin, April (Tara Reid), le planta un beso en toda la boca a su exmarido, repleto de sangre.

La Estatua de la Libertad

Puede que la mejor escena de «Sharknado 2» sea la de apertura a bordo de un avión, pero si hay una locura digna de mencionar es cómo la cabeza de la Estatua de la Libertad –arrancada a causa del tornado– siembra el terror por las calles de la ciudad e incluso persigue a las protagonistas. Las metáforas de la saga televisiva, dirigida por Anthony C. Ferrante, no son precisamente sutiles.

Mitad de tiburón

Tras salvar la ciudad de Los Ángeles en la primera entrega, Fin se convirtió en un héroe en la segunda parte, ambientada en la ciudad de Nueva York. Con viandantes espectadores inclusive, el protagonista partió milimétricamente por la mitad a uno de los escualos procedentes del cielo.

Tiburones en el espacio

Tras «desactivar» los tornados con tiburones gracias a bombas caseras durante las dos primeras entregas, los «sharknados» se hicieron más resistentes en la tercera parte. Para ello, los felizmente re-casados Fin y April viajaron al espacio exterior junto al padre de él (interpretado por David Hasselhoff) para salvar el mundo. ¿El resultado? Tiburones voladores en el espacio e incluso una motosierra «galáctica».