domingo, 26 de agosto de 2018

Humor testeado







Carteles de cine de conocidas películas de nuestro mundo, en un universo paralelo II

En un universo alternativo, David Bowie es Doctor Strange; un joven Al Pacino, Lobezno; y Bette Midler y Whoopi Goldberg forman Las cazafantasmas. Son nuevas sugerencias de cine soñado del diseñador Peter Stults.

En 2015 publicamos una tanda de pósteres de Stults. Desde entonces, el artista ha creado nuevos diseños. Esta es una selección de ellos:

El resplador

El resplandor de Stephen King sirve de excusa a Woody Allen para hablar del infierno del artista bloqueado y la degradación del matrimonio. Mia Farrow declarará años después: «Jack Torrance [el personaje protagonista] es una versión edulcorada de Woody Allen».

Guardianes de la galaxia
George Lucas escribe el guion poco después de El retorno del Jedi. Comparte las tareas de producción con un Coppola que necesita un éxito tras la debacle económica de Cotton Club.

El rutinario pero competente Nick Castle (Starfighter: La aventura comienza) dirige una película en la que Michael Jackson demuestra sus dotes como bailarín en las escenas de acción.

Blade Runner 2049 es la segunda película que dirige Bruce Lee tras El furor del dragón. Un film parco en palabras con el que Lee mezcla artes marciales, ciencia ficción y cine negro.

Alexander Saldkin, productor de Superman, confía a Jodorowsky la producción de Doctor Strange, con David Bowie. Tras la fallida adaptación de Dune, Jodorowsky acepta el reto: «El héroe creado por Ditko se acerca al guerrero espiritual de Castaneda».

7 predicciones asombrosamente exactas de Nikola Tesla

El nombre de Nikola Tesla es legendario. También son legendarios su genio científico y su capacidad de invención, así como su rivalidad con Thomas Alva Edison (sobre quien siempre pesará la sombra del plagio con respecto al trabajo de Tesla) y su enfrentamiento directo con J. P. Morgan, el empresario que le negó el apoyo financiero cuando supo del proyecto del físico para llevar los beneficios de la energía eléctrica al mayor número posible de personas, pero gratuitamente (lo cual, según una popular teoría de conspiración, sí consiguió, pero sus descubrimientos fueron incautados por no beneficiar los intereses económicos de una élite). Asimismo, es mítico su estilo de vida: célibe, vegetariano, casi asceta. Legendaria es, en fin, su capacidad para entender algunos de los problemas del género humano más allá de la coyuntura y hacer ver que cuando éstos se quieren resolver de verdad, la solución se encuentra en la raíz, no en la superficie. Prueba de esto es su capacidad preclara de anticipar mucha de la tecnología y ciertos fenómenos que vemos desarrollarse hoy en día. 

  • La TV Se puede decir que casi no existe ninguna tecnología importante que no haya sido anticipada por Tesla. Por ejemplo, en una entrevista en 1926, el inventor describe lo que hoy en día son los teléfonos celulares, los drones, el Internet inalámbrico y las impresoras. En ese entonces la televisión ya estaba desarrollándose, pero Tesla imaginó con gran precisión cómo la TV sería aplicada masivamente en la sociedad. "Podremos ver y escuchar eventos, la toma de poder del Presidente, un juego de la Serie Mundial, el terror de un terremoto o el de una batalla como si estuviéramos presentes", dijo.
  • Los smartphones En una especie de vaticinio sobre lo que hoy conocemos como celulares inteligentes, Tesla planteó lo siguiente: Podremos comunicarnos instantáneamente el uno con el otro, no obstante la distancia. Y no sólo eso, a través de la televisión y la telefonía nos veremos y escucharemos tan perfectamente como lo hacemos cara a cara, sin importar los intervalos de distancias de miles de millas, y estos instrumentos serán sumamente simples en comparación con nuestro teléfono actual. Un hombre podrá llevar uno de estos instrumentos en el bolsillo de su chaleco.
  • El wifi Antes que McLuhan imaginara una aldea global como resultado de los medios electrónicos, Tesla ya había concebido que la tecnología crearía un cerebro global al que todos estaríamos. conectados: "Cuando la tecnología inalámbrica sea aplicada, todo el planeta será convertido en un enorme cerebro, que es lo que en realidad es, todas las cosas siendo partículas de una totalidad real y rítmica".
  • Robots De acuerdo con Tesla, la promesa de los autómatas que, según se pensó desde el siglo XVIII, terminarían por abolir la condena divina del trabajo como única posibilidad de existencia en este mundo, sería finalmente una realidad en este siglo en el que nos encontramos: "Los robots tomarán el lugar que los esclavos tenían en las civilizaciones antiguas. No hay razón para que esto no suceda en menos de 1 siglo, dejando a la humanidad libre para aspiraciones más elevadas. (...) La solución de nuestros problemas no descansa en destruir las máquinas, sino en dominarlas".
  • Agencias gubernamentales de protección al medioambiente Aunque ya inserto en una dinámica irreversiblemente industrial, en la época de Tesla no existían en el mundo los niveles de contaminación que padecemos actualmente. Con todo, el hombre vislumbró que ésta se volvería algo intolerable y que, desgraciadamente, tendrían que crearse dependencias de gobierno que velaran por la conservación del medioambiente. "Solo un lunático beberá agua que no esté esterilizada", le dijo a Viereck. “El Secretario de Higiene o Cultura Física será, de lejos, mucho más importante en el gabinete del presidente de los Estados Unidos en el 2035 que el Secretario de Guerra". (Esto último queda por verse, pero Tesla al menos acertó en que tendríamos "secretarías de medioambiente").
  • Los drones Tan temprano como en 1898, Tesla hizo una demostración de lo que llamó un "autómata", una máquina controlada remotamente. Y en el mismo año, llenó una patente para un aparato que "controlaba vehículos en movimiento", el cual sería dirigido a través de "ondas, impulsos o radiación recibida a través del agua, la tierra o el aire". Además, el inventor predijo las guerras de drones, pues creyó que éstos serían usados con fines bélicos. 
  • El empoderamiento de la mujer En enero de 1926, un periodista llamado John B. Kennedy entrevistó a Tesla. La entrevista fue publicada en la revista Colliers bajo el título "Cuando las mujeres son jefes" y es discutida en Tesla: Man Out of Time (Public library), un libro que nos da una perspectiva más profunda y dimensionada de la mente y el espíritu del gran inventor. Tesla habló del empoderamiento de las mujeres como uno de los efectos más importantes de la tecnología en el mundo "del mañana": Es claro para cualquier observador entrenado, e incluso para el sociológicamente inexperto, que una nueva actitud frente a la discriminación sexual ha llegado al mundo a través de los siglos, recibiendo un estímulo brusco justo antes y después de la guerra mundial. La mente femenina ha demostrado una capacidad para todas las adquisiciones mentales y los logros de los hombres, y conforme las generaciones sobrevengan esa capacidad será ampliada; la mujer promedio será tan bien educada como el hombre promedio, y luego mejor educada, por las facultades latentes de su cerebro que se estimularán en una actividad que será tanto o más intensa y potente debido a siglos de reposo. La mujer ignorará precedentes y asustará a la civilización con su progreso.



Hipnótica y variada selección de GIFS (30)







Lugares épicos y peligrosos para practicar senderismo alrededor del mundo

a famosa editorial estadounidense Lonely Planet ha lanzado una nueva guía titulada 'Senderos Épicos del Mundo'. Más de 200 autores revelaron sus rutas favoritas para el 'trekking'. RT ha seleccionado los más interesantes, desde un parque nacional en EE.UU. hasta las montañas del Perú, y desde las junglas de la isla de Borneo hasta las rocas de Gales.

Laugavegur es la ruta más famosa para practicar senderismo en Islandia. El punto más alto del sendero de 55 kilómetros alcanza 1.050 metros. Por lo general, se tarda de dos a cuatro días para cubrir la ruta.


El monte Tubqal, el punto más alto de Marruecos y todas las montañas del Atlas, alcanza 4.165 metros. Subir es relativamente simple y rápido: solo dos días, por lo que la ruta de 72 kilómetros es muy popular.

Las ruinas de la ciudad inca de Choquequirao, en Perú, no son tan famosas como las de Machu Picchu. Por ello son visitadas por muchos menos turistas, y son más difícil de alcanzar. La ruta pasa a lo largo de la ruta inca original de 45 kilómetros de extensión.

El parque nacional Zion es una de las principales atracciones del estado de Utah. El principal interés de la ruta es el panorama que se abre desde la parte superior de una roca, con una altura de 454 metros.

La provincia de Kalinga en la jungla es lo mejor que Filipinas puede ofrecer a los fanáticos del trekking y el senderismo. Las terrazas artificiales con campos de arroz y la oportunidad de degustar la auténtica cocina local la hacen popular desde la década de 1960.

El monte Kinabalu es el punto más alto de la isla de Borneo (Malasia) y de todo el sudeste asiático: alcanza 4.095 metros. La ruta de 8 kilómetros comienza en la jungla, pasa a través de rocas de granito y mesetas sin vida.

Kilimanjaro. El clásico ascenso a este estratovolcán con una altura de 5.895 metros es de 59 kilómetros desde la puerta de Machame hasta el campamento de Mweka y se tarda una semana.

La ruta de Snowdonia se encuentra en el norte de Gales y cuenta con 14 picos de alrededor de 1.000 metros de altura. La tarea máxima es escalarlos todos en un solo día.

El país africano de Zambia ofrece caminatas por la sabana. Por lo general, la longitud de los senderos no supera los 12 kilómetros y la actividad se realiza de junio a octubre.



Primero fueron dibujantes, después se convirtieron en famosos directores de cine

David Lynch, Terry Gilliam y Tim Burton entre otros directores de cine comenzaron su carrera con un lápiz y un puñado de papeles. Estos primeros trabajos están llenos de anécdotas y dramas personales pequeños y grandes reconvertidos en fantasías.

Fellini
Poco antes de la Segunda Guerra Mundial, Federico Fellini ya dibujaba tiras cómicas para los periódicos. Estos trabajos tenían argumentos de fantasía que partían de historias personales. Como La bimba atomica:



Cuando el conflicto impidió la llegada de cómics de Estados Unidos, la distribuidora italiana de Flash Gordon contrató a Fellini como guionista. Por esto, en los 80, Dino de Laurentiis (productor de Barbarella y El ejército de las tinieblas) quiso que Fellini dirigiera la película del héroe espacial (responsabilidad que recayó en otras manos; hoy, aquella producción es recordable por la banda sonora de Queen).

En plena la guerra, Fellini pasó de Flash Gordon a dibujar carteles para Cinecittà (1939)… Seis años más tarde, trabajó en el guion de Roma, ciudad abierta, dirigida por Rossellini.

Lynch

David Lynch comenzó en el cine una carrera que pronto se estancó… Con una beca de 10.000 dólares de American Film Institute, Lynch empezó a rodar Cabeza borradora (Eraserhead), pero después de cuatro años la finalización del rodaje parecía imposible. No había fondos. Sobrevivía repartiendo periódicos y con el dinero de amigos y familiares.

En Atrapa el pez dorado escribe que dando vueltas a cómo terminar dibujó un perrito: «Parecía enfadado. Y empecé a mirarlo y a pensar en él y a preguntarme por qué estaría enfadado. Entonces dibujé una tira de cuatro viñetas en la que el perro no se movía».

En aquellos momentos, Lynch tenía cerca de treinta años y se consideraba un fracasado.

«La causa del enfado era el entorno. El perro oye sonidos provenientes de la casa».

Lynch dibujó bocadillos de lo que se hablaba en la casa. Presentó la idea al diario L. A. Weekly y así comenzó las desventuras de The Angriest Dog in the World durante nueve años.

Así consiguió fondos para acabar Cabeza borradora. Mantuvo la tira cómica hasta el estreno de la primera temporada de Twin Peaks.

Terry Gilliam
Terry Gilliam dirigió Los caballeros de la tabla cuadrada y La vida de Brian. Era el responsable de los dibujos y caricaturas de los Monty Python. Desaparecido el grupo cómico, demostró su genio visual con Brazil y Las aventuras del Barón Munchausen. No es raro: Gilliam comenzó trabajando como dibujante.


Estudiando Ciencias Políticas en Occidental College (Los Ángeles, Estados Unidos), dibujaba caricaturas en la publicación universitaria Fang de la que se convirtió en editor. A su salida de la universidad, trabajó para varios periódicos y revistas de humor. En una de estas publicaciones, conoció a John Cleese…


9 trucos para nunca olvidarte de nada

¡Nuestra memoria es golpeada con tanta información que es una maravilla que retengamos algo! Afortunadamente, estas estrategias recomendadas por expertos te ayudarán a recordar todo, desde eventos importantes hasta pequeños detalles, todo mientras aumenta tu potencia cerebral.

¿No puedes recordar el nombre de tu nuevo colega? “Olvidar este tipo de cosas es una señal de lo ocupados que estamos”, dice Zaldy S. Tan, MD, directora de la Clínica de Desórdenes de la Memoria en el Centro Médico Beth Israel Deaconess en Boston.

“Cuando no estamos prestando buena atención, los recuerdos que formamos no son muy sólidos, y tenemos un problema para recuperar la información más tarde”. La clave, dice Harry Lorayne, autor de Ageless Memory: Simple Secrets para mantener tu cerebro joven, es poner tu cerebro en forma.

“Ejercitamos nuestros cuerpos, pero ¿de qué sirve ese gran cuerpo si no tienes la capacidad mental para hacerle juego?”, dice. Claro, podrías escribir todo, mantener listas organizadas y dejar notas en tu teléfono celular. Pero cuando no tienes acceso a esas ayudas, o si solo quieres fortalecer tu cerebro, prueba estas estrategias recomendadas por expertos para ayudarte a recordar.

  • 1. Presta atención Cuando te presentan a alguien, realmente escucha el nombre de la persona. Luego, para obtener una mejor comprensión, imagínate la ortografía. Pregúntate: “¿Es Katy con una K o una C?”. Haz un comentario sobre el nombre para ayudar a recordarlo (“Ah, Calzada, ese era el apellido de mi mejor amigo de la infancia”), y usa el nombre varias veces durante el proceso, la conversación y cuando dices adiós.
  • 2. Haz un poco de trampa Complementa estos consejos con algunas acciones más concretas. Cuando obtengas una tarjeta de presentación, después de la reunión, anota algunas notas en la parte posterior de la tarjeta (“gafas rojas, vive en Springfield, fue a mi alma mater”) para ayudarte cuando necesites un recordatorio. Si no obtienes una tarjeta de visita, establece un contacto para la persona en tu teléfono y usa la sección “Notas” para anotar detalles adicionales.
  • 3. Di en voz alta jugada por jugada ¿Pierdes objetos con más frecuencia de la que te gustaría admitir? Presta atención a lo que estás haciendo mientras colocas tus lentes sobre la mesa de noche. Recuérdate a ti mismo, “Estoy poniendo mis llaves en el bolsillo de mi abrigo”, para que tengas un recuerdo claro de hacerlo, dice Scott.
  • 4. Hazlo un hábito Pon una pequeña canasta en una mesa auxiliar. Entrénate para poner tus llaves, anteojos, teléfono celular o cualquier otro objeto que uses con frecuencia (o extravíes) en la canasta, siempre.
  • 5. Cantarlo Para recordar un pequeño grupo de artículos (una lista de compras, un número de teléfono, una lista de nombres, una lista de tareas pendientes), adáptalo a la melodía de una canción conocida, dice Vorderman. Prueba con “mantequilla de maní, leche y huevos” con la melodía de “Estrellita”, “Feliz cumpleaños” o incluso rimas infantiles.
  • 6. Usa tu cuerpo Cuando no tienes bolígrafo o papel y estás haciendo una lista de cosas para hacer o comprar, recuérdalo de acuerdo a las partes principales del cuerpo, dice Scott. Comienza por tus pies y sigue subiendo. Entonces, si tienes que comprar pegamento, comida para gatos, brócoli, pollo, uvas y pasta de dientes, puedes imaginarte que tu pie está atrapado en el pegamento, un gato en tu rodilla buscando comida, un tallo de brócoli que sobresale del bolsillo de tu pantalón, un pollo picoteando en tu ombligo, un racimo de uvas colgando de tu pecho y un cepillo de dientes en tu boca.
  • 7. Sé todo un romano Con la técnica de sala romana, asocia tu lista de comestibles, tareas pendientes o invitaciones a fiestas con las habitaciones de tu casa o el diseño de tu oficina, jardín o ruta al trabajo. De nuevo, cuanto más étnica sea la asociación, más probabilidades hay de que la recuerdes, dice Scott. Imagina manzanas colgando de la lámpara en tu vestíbulo, cereal derramado por todo el sofá de la sala, burbujas de champú rebosantes en el fregadero de la cocina y queso en la colcha.
  • 8. Dale forma a tus números Asigna una forma a cada número: 0 se parece a una pelota o un anillo; 1, es un bolígrafo; 2, es un cisne; 3, parece esposas; 4, es un velero; 5, una mujer embarazada; 6, una tubería; 7, un boomerang; 8, un muñeco de nieve; y 9, una raqueta de tenis. Para recordar el PIN de tu tarjeta de crédito(4298, por ejemplo), imagínate en un velero (4), cuando un cisne (2) intenta atacarte. Lo golpeas con una raqueta de tenis (9) y se convierte en un muñeco de nieve (8). ¡Intenta olvidarte esa imagen!
  • 9. Usa colores Dales un poco de color a tus notas con títulos en negritas y secciones con viñetas (es más fácil recordar una viñeta roja que buscarla a lo largo texto).



Cosas cotidianas que engañan y hacen "enloquecer" a nuestro cerebro

Probablemente no te des cuenta, pero estas experiencias ordinarias pueden mantener tus músculos mentales y tu cerebro en un ciclo sin fin.

Puertas
¿Alguna vez entraste en una habitación con algún propósito en mente, solo para olvidar por completo cuál era ese propósito? Resulta que las puertas mismas son las culpables de estos extraños lapsos de memoria.

Los psicólogos de la Universidad de Notre Dame han descubierto que atravesar una puerta desencadena lo que se conoce como un límite de eventos en la mente, separando un conjunto de pensamientos y recuerdos del siguiente. Tu cerebro archiva los pensamientos que tenías en la sala anterior y prepara una lista en blanco para la nueva configuración regional.

Aquí está la razón científica por la que te olvidas aleatoriamente de los hechos que conoces.

Pitidos
Si no puedes concentrarte durante el sonido irritante de un camión que retrocede, culpa a tu cerebro por el fallo evolutivo. Los sonidos naturales se crean a partir de una transferencia de energía (por ejemplo, un palo que golpea un tambor) y se disipan gradualmente, y nuestro sistema perceptual ha evolucionado para usar esa disminución del sonido para descubrir qué lo hizo y de dónde vino.

Pero los pitidos generalmente no cambian o desaparecen con el tiempo, por lo que nuestros cerebros tienen problemas para mantenerse al día.

Amplios espacios abiertos
Caminamos en círculos cuando atravesamos terrenos desprovistos de caminos, como el desierto. Aunque juraríamos que estamos caminando en línea recta, en realidad curvamos en círculos tan apretados como 66 pies de diámetro.

La investigación alemana del Instituto Max Planck de Cibernética Biológica revela por qué: con cada paso que da un andador, se produce una pequeña desviación en los sistemas de equilibrio del cerebro (vestibular) o de conciencia del cuerpo (propioceptivo). Estas desviaciones se acumulan para enviar a ese individuo girando en círculos cada vez más ajustados. Pero no ocurren cuando podemos recalibrar nuestro sentido de la orientación, usando un edificio o una montaña cercanos, por ejemplo.

AtractivoDecimos “no juzgues un libro por su portada”, pero desafortunadamente, nuestros cerebros tienden a hacer precisamente eso. En lo que se conoce como el “efecto Halo”, una sola cualidad positiva en una persona puede engañar a nuestro cerebro haciéndole creer que esa persona tiene muchas buenas cualidades, incluso si no las conoce en absoluto.

Por ejemplo, cuando encontramos a alguien físicamente atractivo, también podemos tener automáticamente la impresión de que es inteligente, amable, divertido, etc. Este es de lejos el ejemplo más común del “efecto Halo”, en la medida en que el efecto también se conoce como “el estereotipo del atractivo físico”. Esto tiene mucho que ver con las celebridades y por qué sentimos que las “conocemos” cuando en realidad no las tenemos.

Cuando estás muy alto
Para muchas personas, estar a cierta altura, especialmente por primera vez, crea una sensación surrealista de desapego. Esto se conoce como el “fenómeno de fuga”. “Te sientes como si estuvieras desconectado de la tierra, literalmente, aunque estés en un edificio o en un avión”, dice el Dr. James Giordano, profesor de neurología y bioquímica en Centro médico de la Universidad de Georgetown.

Aunque algunos experimentan esta sensación en la parte superior de un edificio alto o en un balcón, lo más común es sentirlo mientras vuelas. Esta sensación está totalmente separada del miedo a las alturas; de hecho, hace que algunas personas se sientan muy tranquilas y pacíficas. “Algunas personas realmente disfrutan de la manera en que se siente; otros, los hace sentir incómodos “, dice el Dr. Giordano.

Esa vez que comiste pollo en mal estado
Si alguna vez te has preguntado por qué una mala experiencia puede arruinarte algo, culpa a tu cerebro. Una sola experiencia desagradable con la comida, en particular, puede manchar el sabor de esa comida en tu mente, incluso si realmente la disfrutas. Esto se conoce como el “efecto Garcia”, debido a un científico llamado Dr. John Garcia que lo probó en ratas.

Si experimentaste náuseas o enfermedades poco después de comer algo (ya sea que el alimento mismo sea o no lo que te hizo enfermar), es probable que desarrolles lo que se conoce como aversión al gusto por ese alimento. Esto hace que tu cerebro vacile en consumirlo nuevamente, incluso si es un alimento que amas.

Como era de esperar, esto ocurre con frecuencia con cierto tipo de alcohol o incluso un mezclador sin alcohol.

Flechas
Aunque parecen directos, sorprendentemente, las flechas tienen el potencial de trastornar nuestros cerebros un poco. Pueden distorsionar nuestras percepciones de distancia, dirección y longitud; de hecho, dos ilusiones ópticas populares usan flechas para engañar a la mente.

Una es la ilusión Muller-Lyer, que tiene tres líneas de igual longitud y usa puntas de flecha para que aparezcan longitudes diferentes. La otra, la “tarea Flanker”, es más interactiva; te muestra una pantalla con varias flechas y te hace seleccionar la dirección hacia la que apunta la flecha del medio. (¡Es más difícil de lo que parece!). Las flechas que no están en el centro son “estímulos irrelevantes”, que distraen a tu cerebro al apuntar en diferentes direcciones.

Una ganga
Los vendedores pueden engañar a tu cerebro haciéndole creer que quiere un producto que realmente no quiere. Según la Dra. Deborah Searcy de la Universidad Atlántica de Florida, los minoristas usan este engañoso truco todo el tiempo: te dicen el precio de un artículo e intentan que lo compres.

Si dices que ese precio es demasiado, te ofrecerán uno más bajo. Debido a que tu mente ha estado “anclada” en torno al precio más alto, crees que está obteniendo un buen negocio, y es más probable que compres el artículo. Pero, si el vendedor te ofreció el precio más bajo desde el primer momento, es probable que no compres el producto. Tu cerebro es engañado por el encanto de un buen trato.





9 hábitos que revelan que posees una gran inteligencia

1. Tu escritorio es un desastre
No es fácil definir la inteligencia (los científicos han discutido sobre esto por años). De acuerdo con Robert J. Sternberg, profesor de la Universidad Cornell, la inteligencia es la capacidad “para aprender de la experiencia, adaptarse a situaciones nuevas, comprender y manejar conceptos abstractos, y recurrir al conocimiento para manipular el entorno”.

Habilidades como percepción, aprendizaje, memoria, razonamiento y resolución de problemas facilitan adquirir dichas capacidades, y ciertos hábitos pueden revelar que las posees.

Por ejemplo, pensarías que una persona inteligente es organizada y tiene ordenado su lugar de trabajo… pero no es así.

En un experimento de la Universidad de Minnesota, las personas que trabajaban en un ambiente desordenado tuvieron más ideas creativas que aquellos que laboraban en un ambiente impecable.

“Los ambientes desordenados parecen inspirarlas a romper con lo convencional, lo cual genera ideas frescas”, dice Kathleen Vohs, autora del estudio. “Los ambientes impecables, en contraste, impulsan lo tradicional y a actuar conservadoramente”.

La creatividad es uno de los rasgos que las personas inteligentes suelen poseer y que, en consecuencia, lleva al desorden, añade Jonathan Wai, investigador científico en el Programa de Identificación de Talento (TIP) en la Universidad Duke.

“Me parece que no es el caos lo que impulsa la creatividad, sino que es la creatividad lo que trae el caos“, afirma. “Esas personas suelen perderse en sus pensamientos mientras se concentran en un tema o en un problema, y resolverlo se vuelve más importante que conservar el orden”.

2. Te vas a dormir muy tarde
En las películas, el genio creativo siempre trabaja hasta tarde, a la luz de las velas… y quizá el estereotipo sea cierto.

Un estudio de la Escuela de Economía y Ciencias Políticas de Londres descubrió que las personas que suelen irse a dormir más tarde tienen IQs más altos.

Los autores del estudio creen que su origen se encuentra en la evolución: como la noche era más peligrosa, nuestros ancestros que se aventuraban en ella en lugar de dormir necesitaban ser más inteligentes. Además, permanecer despierto durante la noche era una idea novedosa que resultaba atractiva para las mentes curiosas.

Hoy, nuestros variables ritmos circadianos podrían seguir reflejándolo. “Quizá [algunas personas inteligentes] se quedan despiertas hasta tarde porque tienden a ser introvertidas, y les gusta permanecer despiertas porque se acaban las distracciones para pensar y resolver problemas”. Pero aunque seas una lechuza, recuerda que necesitas de siete a nueve horas de sueño.

3. Dices malas palabras
Suele creerse que decir groserías es un reflejo de mala educación y poca inteligencia: la teoría es que, cuando las personas no encuentran el adjetivo correcto, recurren al argot, malas palabras incluídas. Pero un estudio del reconocido experto en groserías Timothy Jay detectó que las personas que dicen más groserías suelen tener, en general, un vocabulario más amplio.

“La fluidez en palabras prohibidas o ‘groseras’ está muy correlacionada con la fluidez verbal en general”, afirmó el doctor Jay a Medical Daily.

“Entre más palabras se generan en una categoría, más palabras se generan en otra, sea oral o verbalmente”. La habilidad lingüística es una de las características de las personas más inteligentes, incluso aunque no digan groserías todo el tiempo.

“Es parte de la inteligencia emocional saber cuándo y con quién decirlas”, afirma el doctor Jay.

4. Te gusta bañarte con agua fría
Quizá conoces la moda de bañarse con agua fría o nadar en ella para darle a tu cuerpo una sacudida de energía.

Aunque todavía no hay suficiente información científica para confirmarlo, los autores de un estudio en Finlandia, donde es común nadar durante el invierno, destacan que “la adaptación al agua fría se asocia con una disminución significativa en la tensión y en la fatiga, y en una mejora en el estado de ánimo y la memoria“.

Todo esto puede impulsar la función cerebral y la productividad. Además, salir de tu zona de confort y reunir el valor suficiente para abrir la llave podría inspirarte para el resto de tu día, de acuerdo con un artículo sobre baños con agua fría publicado en el New York Times.
5. Te molesta que alguien mastique
¿Te incomoda cenar con alguien que mastica sonoramente? ¿O has deseado que la persona que está a tu lado se trague su chicle? Bueno, podría significar que eres una persona inteligente.

Un estudio de la Universidad Northwestern descubrió que las personas con altos niveles en cognición creativa suelen carecer de la capacidad para filtrar información sensorial irrelevante: tienen entrada sensorial “con fuga”. Esto significa que estás percibiendo todo, a veces al extremo.

“La entrada sensorial ‘con fuga’ puede ayudar a que la gente incorpore ideas que no se encuentran en el centro de su atención, lo que les ayudará a ser creativos”, escribieron los autores del estudio.

El doctor Wai cree que esto podría conectarse con la misma razón por la cual las personas inteligentes se van a dormir más tarde: les gusta trabajar sin distracciones.

Irónicamente, otros estudios han demostrado que masticar chicle mejora el desempeño intelectual.

6. Garabateas
Otro hábito de las personas inteligentes es garabatear, así que si disfrutas este pasatiempo, podría significar que eres muy inteligente. De acuerdo con Sunni Brown, autora de The Doodle Revolution, es una herramienta para pensar que puede afectar la forma en que procesamos información y resolvemos problemas.

Esta idea está respaldada por investigaciones científicas: un estudio del Reino Unido detectó que las personas podrían recordar el 29% más de información si estaban dibujando.

Garabatear distraídamente beneficia la memoria y le da al cerebro una alternativa visual para expresar conceptos y emociones.

El doctor Wai tiene una teoría: “Quizá no sea el hecho de dibujar en sí, sino de que se esté adoptando una distracción”, afirma. “La idea es que la mente sigue trabajando inconscientemente, incluso cuando no se está concentrando en resolver un problema”.

7. Te criticas a ti mismo
Tendemos a pensar que las personas inteligentes confían en sí mismas; de no ser así, ¿por qué son inteligentes? Pero las investigaciones sugieren que no podría ser el caso.

En un importante estudio de 1999 de la Universidad Cornell, los científicos descubrieron que las personas incompetentes no pueden detectar su propia incompetencia, lo que los lleva a tener autoimágenes infladas. Esto se conoce como el efecto Dunning-Kruger.

“Para reconocer su ineptitud, las personas incompetentes requieren justo las habilidades de las que carecen”, escribió recientemente David Dunning, autor del estudio, en el Pacific Standard.

“Saber qué tan capaz o incapaz eres al usar las reglas de la gramática, por ejemplo, implica tener conocimiento suficiente de las mismas, una imposibilidad entre las personas incompetentes. Los ejecutantes incompetentes”, agrega, “no pueden ver las fallas en su razonamiento ni las respuestas que les faltan”.

El estudio también detectó que las personas muy competentes tienden a subestimar sus capacidades.

Las personas inteligentes pueden reconocer que no saben algo; de hecho, saben cuánto conocimiento existe. Por eso, en lugar de confiar demasiado en ellos mismos, tienden a criticarse.

8. Sueñas despierto
Aunque los científicos pensaban que soñar despierto afectaba negativamente el desempeño del cerebro, nuevas investigaciones sugieren que podría no ser el caso.

Un estudio de la Universidad de California descubrió que, al asignarles una tarea exigente, los participantes que tomaron un descanso para dedicarse a tareas más ligeras presentaron mejores resultados en el proyecto más difícil.

Los investigadores creen que darle al cerebro un “periodo de incubación” al permitirle divagar con una tarea ligera, impulsa la creatividad y la resolución de problemas.

Al igual que garabatear, se “relaciona con cómo un problema sigue trabajándose en el fondo de tu mente aunque no estés pensando directamente en él”, dice el doctor Wai.

“Algunas anécdotas de descubrimientos científicos destacan la importancia de alejarse del problema y cambiar de ambiente, y cómo puede ayudar a que tu mente aborde diferentes perspectivas acerca de un problema, lo que potencialmente aumentará la creatividad”.

Así que si soñar despierto es uno de tus hábitos, quizá tengas más habilidades creativas y para resolución de problemas.




Organizaciones secretas y sus símbolos

Las prácticas de algunas sociedades secretas han sido históricamente muy siniestras. Las organizaciones fascistas tendieron a crear clubes que dramatizan la perspectiva elitista mundial y se refuerzan a través de rituales clandestinos.

Los carbonari no fueron la única sociedad secreta que intentó alterar la dirección política de un país. Un caso más conocido y mucho más perturbador está representado por el Ku Klux Klan. Como los carbonari, el KKK nació de la desilusión política; en este caso, la derrota de los estados confederados en la Guerra Civil estadounidense.

Y, como los carbonari, el Klan basó su jerarquía y sus ritos en los de los francmasones. En su primer pico de influencia, en la década de 1870, el Klan se consideró así mismo como un “imperio invisible” gobernador por un “gran mago”. Cada grupo de miembros en los distintos estados se llamaba “reino” y estaba bajo el mando de un “gran dragón”.

Las unidades territoriales más pequeñas, basadas en condados o grupos de condados, estaban encabezadas por “grandes titanes” o “grandes gigantes”. Los miembros individuales eran “demonios” y había puestos oficiales —tesorero y otros— designados como términos como “noctámbulos” y “duendes”.

El fundador del KKK fue un francmasón y exgeneral del ejército confederado, Nathan Bedford Forrest. El nombre disparatado de su organización es una corrupción de la palabra griega ‘kuklos’, que significa ‘círculo’, más la palabra ‘clan’ escrita de manera errónea deliberadamente para subrayar la aliteración.

Las túnicas blancas del KKK eran un disfraz criminal al mismo tiempo que un uniforme, y su práctica de quemar cruces estaba destinada a provocar terror.

Los primeros miembros de la organización eran todos oficiales sureños desmovilizados, hombres humillados y enfurecidos por la paz que los estados victoriosos del norte les habían impuesto. Ventilaban su furia y su frustración contra los más débiles de sus enemigos: la gente negra que, hasta hace poco, había sido su propiedad personal y la de sus vecinos.

La principal actividad del KKK en esta primera etapa de su existencia era ni más ni menos que aterrorizar a los esclavos emancipados a través de matanzas llevadas a cabo por una multitud enfurecida.

El Klan fue eliminado efectivamente en la década de 1880, pero resurgió después de la Primera Guerra Mundial y, una vez más, durante la lucha por los derechos civiles en las décadas de 1950 y 1960. En los últimos tiempos, los partidos neonazis norteamericanos han brindado un lugar a las personas que siguen suscribiendo a la filosofía racista y violenta del KKK, pero rechazan la terminología ridícula de la vieja organización del Klan.

Soñadores nazis


La Sociedad Thule en Alemania usaba como insignia una forma de esvástica mucho antes de que los nazis la adoptaran.

Los propios nazis —o ciertos elementos dentro del movimiento nazi— eran aficionados al mismo tipo de construcción de mitos esotéricos que parece formar parte del atractivo de las sociedades secretas. En los años posteriores a la Primera Guerra Mudial, varios personajes que luego serían las principales figuras del Partido Nazi que eran miembros de una organización con sede en Munich, llamada la Sociedad Thule (die Thule-Gesellschaft). Este grupo, que tenía la aparicencia de una especie de club genealógico o grupo de lectura, era de hecho una conspiración sumamente nacionalista, antisemítica, cuasi académica, interesada en la idea completamente ahistórica de una raza aria protogermánica. Rudolf Hess, el segundo Hitler, era un devoto, así como Alfed Rosenberg, el atolondrado ‘filósofo’ del nazismo.

La sociedad hacía uso de símbolos antiguos como la esvástica y adoptó como lema: “Recuerda que eres alemán ¡mantén pura tu sangre!”

En la caótica situación política que dominó Bavaria después de la Primera Guerra Mundial, la Sociedad Thule forjó vínculos con el DAP (Partido Alemán de los Trabajadores), que evolucionó hacia el NSDAP (Partido Alemán de los Trabajadores Nacional Socialista Partido Nazi). Esta conexión real entre las organizaciones ha llevado a la perspectiva inversa de que la Sociedad Thule de algún modo es el origen del nazismo, cuando en realidad no hay nada más que una superposición en sus posiciones extremas, además del poco sorprendente hecho de que algunos individuos pertenecieron a ambas organizaciones.

Adolf Hitler nunca fue a una reunión de la Thule y más bien desaprobaba sus imprecisas obsesiones ocultas. Objetaba la idea de que la Sociedad Thule hubiera de algún modo allanado su camino o forjado su pensamiento sobre la raza y la historia: quería llevarse todo el crédito por su original visión del mundo. Una vez que Hitler estuvo en el poder, hizo cerrar las numerosas organizaciones esotéricas que había en Alemania, al igual que las muchas logias masónicas del país.