viernes, 7 de septiembre de 2018

Imágenes que dicen mas que mil palabras







A veces nuestro planeta parece otro planeta

Benagil Sea Cave, Portugal

Increíbles colores de las tierras altas de Islandia

La superficie del lago Natron en Tanzania

Fantástica Islandia!

El fascinante verde de las plantaciones de té Kolukkumalai, India

Cueva de Fingal en la isla deshabitada de Staffa, Escocia

En el reino del WTF! todo es diferente







Humor disculpado







La picadura de un tipo de ácaros produce "alergia a la carne"

Ya se sabía que existía un tipo de garrapata llamado Amblyomma americanum, cuya picadura provoca que la persona se vuelva alérgica a la carne. Pero, ahora, un equipo de la Universidad de Virginia ha descubierto que hay un tipo de ácaro que provoca el mismo efecto.


Se trata de un miembro de la familia Trombiculidae, y es conocido como ácaro rojo. Y, al igual que las garrapatas, su picadura inocula en el torrentre sanguíneo un tipo de azúcar llamado alpha-gal, que está presente en la membrana celular de la mayoría de los mamíferos, salvo en los primates.

Al penetrar en el torrente sanguíneo, el alpha-gal provoca una reacción inflamatoria que hace que el sistema inmunológico genere anticuerpos para combatirla. Y esos anticuerpos provocan también que al comer carne roja (que contiene dicho azúcar) se produzca en nuestro cuerpo una reacción alérgica muy virulenta.

La alergia a las carnes rojas es la más atípica de todas. En las alergias a alimentos, basta estar en contacto con un trozo del alimento al que se tiene alergia y se dan inmediatamente los síntomas. Por lo contrario en la alergia a la carne roja, los síntomas aparecen entre la 3° y 6° hora de consumida la carne, también depende de la cantidad que se consume, si es menor a 80 gr no se presentan los síntomas, que para el caso de este tipo de alergia son los mismo que en cualquier otro tipo de alergias: erupción cutánea, dificultad respiratoria, espasmos cardíacos, y en caso de shock hay inclusive pérdida de la consciencia

¿CÓMO SE CURA LA ALERGIA A LA CARNE ROJA?
Como en el caso del resto de las alergias, la cura es eliminar el consumo del alimento por 6 meses hasta 12 meses, posteriormente se prueba tolerancia nuevamente. Por lo general una vez que el cuerpo retorna a su estado inmunológico original y si no está presente en sangre la alfa. Gal que deja la garrapata (y ahora este ácaro) porque el individuo no ha sido más picado por la misma, vuelve a tener tolerancia a las carnes rojas si consumidas entre 50 y 80 gr diarios 2 o 3 veces por semana. Las carnes rojas que si deben eliminarse de por vida son: las vísceras, lengua, hígado y riñón de ganado.



Logran regenerar heridas graves sin injertos de piel

Una investigación realizada por Juan Carlos Izpisua en el Salk Institute, en La Jolla, California, ha sentado la base para futuros tratamientos que sirvan para regenerar heridas graves en la piel sin tener que recurrir a la cirugía. Y es que el investigador español ha logrado regenerar heridas y úlceras en la piel de ratones, sin necesidad de utilizar injertos.


Cuando se produce una herida en la piel, las células epiteliales (que recubren la superficie del cuerpo) se mueven hacia la zona afectada para intentar reparar el daño causado. Eso es posible cuando la herida es pequeña, pero no cuando se trata de algo más grave.

Lo que Izpisua y su equipo ha hecho ha sido inyectar virus en células no epiteliales, para forzar la expresión de cuatro de sus genes y convertirlas en células epiteliales. A esa técnica se le llama reprogramación celular, y gracias a ella han logrado regenerar las heridas de los ratones en dieciocho días.

Por supuesto, aún hay que realizar muchísimas pruebas antes de que este tipo de terapia pueda aplicarse a los humanos, pero es el primer paso de una investigación que promete resultados que pueden ser revolucionarios.




8 películas para recordar a Burt Reynolds

Burt Reynolds ha fallecido a los 82 años. Fue el tercer actor más taquillero del mundo durante los años 70, solo por detrás de Clint Eastwood y Paul Newman, aunque su fama se prolongó hasta bien entrados los años 80. Su género fue el cine de acción, en el que encajaba a la perfección gracias a su excelente forma física. Pero su sentido del humor y su capacidad para reírse de sí mismo también le ayudaron a triunfar también en la comedia. Hasta hizo sus pinitos en el cine musical, y obtuvo una nominación al Oscar.

Su imagen de hombre fuerte y musculoso, con ese inconfundible mostacho (del que solo prescindió en unas pocas películas), le convirtieron en uno de los iconos de la virilidad de los años 70, y en todo un sex symbol. 

Como homenaje, hemos seleccionado algunas de sus películas más destacadas.

Deliverance (1972)
Sin duda, su mejor película, y uno de los títulos claves del cine de los años 70. Dirigido por John Boorman (Excalibur), cuenta la historia de cuatro ecologistas que deciden pasar un fin de semana haciendo rafting en los montes Apalaches, pero se ven envueltos en una cruda epopeya de supervivencia.

Nadie que haya visto el filme, olvidará jamás la escena en la que un grupo de paletos veja y sodomiza al personaje de Ned Beatty, ni la del duelo de banjos.

Todo lo que siempre quiso saber sobre el sexo, pero nunca se atrevió a preguntar (1972)
Burt Reynolds realizó una colaboración especial en esta delirante comedia de episodios dirigida por un primerizo Woody Allen. Su aparición se produce en el segmento final, en el que se recrea de forma disparatada el mecanismo orgánico de una erección. Burt interpreta a una de las neuronas que controlan el proceso desde el cerebro, y Woody hace de espermatozoide.

Hay que verlo para creerlo.

El turbulento distrito 87 (1972)
Una comedia entre delirante y surrealista sobre el día a día de una comisaría de policía de Boston. Fue además uno de los dos filmes en los que coincidió con Rachel Welch.

Rompehuesos (1974)
Probablemente, uno de los filmes más antideportivos de la historia, dirigido por el maestro Robert Aldrich. Burt Reynolds encarnaba a una estrella en declive del fútbol americano, que acaba en prisión. Allí comienza a entrenar a un equipo de reclusos para enfrentarse a otro formado por guardianes. El choque entre ambos será de una brutalidad indescriptible. Habrá de todo, menos juego limpio.

¿Conoces el proceso de fabricación de la gasolina y el diésel?

La gasolina es uno de los derivados más importantes del petróleo, una mezcla de hidrocarburos (moléculas de carbono e hidrógeno) que se origina con la descomposición de organismos vegetales y animales, acumulados en el fondo del mar y lagos, sepultados bajo altas presiones y altas temperaturas durante millones de años.

El petróleo crudo es extraído y aquel que no es llevado a los buques para su exportación es conducido a las refinerías, donde los tipos de hidrocarburos que lo componen son separados para luego ser aprovechados. La gasolina es formada con el petróleo refinado, utilizado principalmente como combustible, es esencial para la red mundial de transporte, el combustible primario que hace funcionar los motores de combustión interna que mueven la mayoría de los automóviles y otros sistemas de transporte. Así se explica desde coches.com.

Para que se pueda obtener lo que hoy es la gasolina previamente hay que calentar el petróleo. A medida que sube la temperatura, los compuestos con menos átomos de carbono en sus moléculas (y que son gaseosos) se desprenden fácilmente; después los compuestos líquidos se vaporizan y también se separan, y así, sucesivamente hasta obtener las diferentes secciones. Esto se realiza en una torre de destilación, la parte clave de la refinería. Cuando el crudo está dentro, se calienta hasta alcanzar los 400 °C y hace que los vapores suban a través de las diferentes secciones, donde las sustancias se van condensando en función de sus características.

Los primeros vapores que se licúan son los del gasóleo pesado, a 300º C aproximadamente, después el gasóleo ligero a 200º C; a continuación, la kerosina a 175º C, la nafta y por último, la gasolina y los gases combustibles que salen de la torre de fraccionamiento todavía en forma de vapor a 100º C. Esta última fracción se envía a otra torre de destilación, donde se separan los gases de la gasolina.
Los procesos de refinación del petróleo se han desarrollado en respuesta a las cambiantes demandas del mercado para ciertos productos. Con la llegada del motor de combustión interna la tarea principal de las refinerías se convirtió en la producción de gasolina, pero las cantidades disponibles de la destilación eran insuficientes para satisfacer la demanda de los consumidores. Las refinerías comenzaron a buscar maneras de producir más gasolina y de mejor calidad y para ello desarrollaron los procesos de refinación del petróleo de dos formas: romper grandes moléculas de hidrocarburos pesados y remodelación o reconstrucción de las moléculas de hidrocarburos.

Una vez que sale de la refinería, la gasolina se transporta a los depósitos al transcurrir un período obligatorio de almacenamiento, el combustible es transportado a las estaciones de servicio y posterior a esto es vendida a los usuarios. La gasolina es esencial para la red mundial de transporte, sirviendo como combustible primario que hace funcionar los motores de combustión interna que mueven la mayoría de los automóviles y otros sistemas de transporte como trenes, barcos, fábricas industriales.

El diésel, obtenido por destilación
El gasóleo es un hidrocarburo que se consigue mediante un proceso de destilación del petróleo. Para ello se utiliza la «torre de crackeo» donde se introduce el petróleo crudo y se calienta. El vapor se condensa y el residuo se utiliza para grasas, aceites pesados y fibras textiles. Después, el vapor condensado vuelve a calentarse y de esa segunda destilación se obtiene fuel oil. Si se vuelve a destilar, se obtiene gasóleo, con otra destilación más se obtiene keroseno, con la siguiente se obtiene gasolina, y si se destila la gasolina se obtiene nafta.

Hollywood retrocede en su intención de otorgar el Oscar a la Película Mas Popular

La Academia de Hollywood ha anunciado que la nueva categoría de los Oscar que iban a introducir para esta edición, el «Oscar a la película más popular» (que imitaba a los premios de la MTV o a los People Choice Awards), no se entregará en la próxima gala. Una apuesta que parecía patrocinada por los estudios que apuestan por las películas de superhéroes.


«Ha habido un gran número de reacciones sobre la introducción de un nuevo premio, y reconocemos la necesidad de una mayor discusión con nuestros miembros», ha afirmado Dawn Hudson, directora ejecutiva de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas, en declaraciones a «Variety». «Hemos realizado cambios en los Oscar a lo largo de los años, incluido este, y seguiremos evolucionando al tiempo que respetamos el increíble legado de los últimos 90 años», ha concluido.

Más dinámicos
El año pasado, la ceremonia de entrega de premios fue la menos vista de la historia moderna, con «solo» 26,5 millones de televidentes. Por eso, la junta de gobernadores de la Academia busca cambios en el formato que retengan a su audiencia. Para resolver las preocupaciones de aquellos que consideran que la ceremonia es demasiado larga y aburrida (debido al formato actual de 24 premios), anunciaron que están «comprometidos a producir un espectáculo entretenido en tres horas».

Explican que esto se logrará dando los premios de determinadas categorías durante los anuncios de televisión. Esas entregas, todavía sin determinar para qué categorías, «serán luego editadas y transmitidas más adelante». Este nuevo formato es similar al empleado en los Tony Awards, que se transmiten anualmente por CBS, aunque en los sindicatos de los técnicos del cine la medida ha sentado como una puñalada, ya que los relega a un nivel inferior.




La última moda entre los ricos: Submarinos privados

a última moda entre los propietarios de los yates más lujosos del mundo es embarcar en ellos su propio submarino.

Las empresas que los fabrican compiten por ofrecer características que superen al resto: el más elegante, el más rápido, el que puede sumergirse más. Cada vez hay más opciones para que los súper ricos cuenten con este «accesorio» en sus barcos. Estos son cuatro de los más espectaculares.

Proyecto Neptuno - Triton

En septiembre de 2017, Aston Martin y Triton Submarines anunciaron un acuerdo de colaboración para el diseño y la fabricación de un submarino de lujo, que bautizaron como «Proyecto Neptuno». En mayo, los responsables de las marcas comunicaron que el diseño final estaba listo y comenzaron con la fase de producción de la primera unidad, que será presentada a finales de año.

Por el momento, lo que se sabe y lo que se ha podido ver de esta joya náutica es que aúna lo mejor de cada casa: la elegancia y la exclusividad de Aston Martin y la funcionalidad y el rendimiento de Triton. Así, este submarino con capacidad para dos pasajeros y un piloto es sumergible hasta 500 metros, alcanza una velocidad de carrera anticipada superior a cinco nudos (9,7 km/h) y tiene una autonomía de unas 12 horas.

Su interior ofrece una visión de 360º de las profundidades marinas y combina cuero cosido a mano con fibra de carbono de alto rendimiento. Por fuera, desprende ese aire elegante y deportivo de la casa automovilística, sin dejar de prestar atención a la hidrodinámica. Cuenta con tres especificaciones de diseño y puede personalizarse gracias a la división ‘Q’ de Aston Martin. Su precio rondará los 3,5 millones de euros.

Super Falcon 3S - DeepFlight

El último submarino de DeepFlight, el Super Falcon 3S, es un ingenio que, según la propia marca, permite volar por el mar. Tiene capacidad para dos pasajeros y un piloto. Cada uno de ellos viaja acomodado en su propia cabina individual, con sistemas de comunicación entre sí y todas con vistas de 360º. Permite sumergirse a 100 metros, alcanza una velocidad de 4 nudos (7,4 km/h) y dispone de una autonomía de hasta 8 horas.

La idea inicial del fabricante es que este submarino, además de ser adquirido por súper ricos, se convierto también en una oferta experiencial más de los resorts más lujosos del mundo, situados en zonas de Hawaii, la Polinesia, el Caribe, Fiyi o o las Maldivas, donde el fondo marino ofrece postales espectaculares. Así, el Super Falcon 3S presume de una maniobrabilidad avanzada, que permite a la nave adaptarse a las necesidades o los deseos de los pasajeros: desde contemplar tranquilamente la fauna marina a un ritmo lento, hasta recorrer los arrecifes de coral a gran velocidad. Su precio ronda los 1,1 millones de euros.

C-Researcher 2 - 3000 - U-Boat Worx

El fabricante de submarinos privados de lujo U-Boat Worx ofrece el submarino privado de buceo más profundo del mundo. El C-Researcher 2 – 3000 es capaz de alcanzar la increíble profundidad de 3000 metros.

Para hacerlo, dispone de los sistemas más avanzados para no comprometer la seguridad de las dos personas (un piloto y un pasajero) que puede llevar a bordo, como un sonar con un alcance de hasta 100 metros, que actúa como los ojos de la nave en las zonas más oscuras.

Pensado para aquellos ricos aventureros, científicos y exploradores, este ingenio alcanza una velocidad de 3 nudos (5,6 km/h), una autonomía de 18 horas y dispone de una batería de 62 kWh, seis propulsores, que permiten un movimiento omnidireccional (es decir, que se puede desplazar en todos los sentidos), e impulsores para descender a grandes profundidades y ascender de ellas en tiempo récord. Para hacerlo más apetecible, el fabricante incorpora un sistema de control y una interfaz de conducción intuitiva que permite, incluso, que el submarino sea pilotado por su pasajero, bajo la supervisión del piloto.

Existe otra versión para pasajero y piloto que alcanzan los 500 metros de profundidad, así como otras para dos pasajeros y piloto que llegan pueden sumergirse hasta los 480, 1.100, 1.700 y 2.500 metros.

Ortega Submersible - D.R

Inspirado en el concepto de la «Bella Durmiente» (una canoa sumergible creada por los ingleses durante la II Guerra Mundial para realizar operaciones de infiltración), el Ortega Submersible es uno de los submarinos más rápidos del mundo. Es capaz de navegar por la superficie, a modo de canoa, a una velocidad de 10 km/h y, sumergido, a 8 nudos (14,8 km/h), pudiendo llegar hasta a los 100 metros de profundidad.

La nave tiene capacidad para tres personas y dos silenciosos motores eléctricos. Eso sí, debe tenerse en cuenta que las cabinas, que son individuales, no están cubiertas, por lo que los ocupantes deberán sumergirse con su propio traje de buceo. La parte positiva es que esto permite que pueden «aparcar» el vehículo en la superficie y salir de él para explorar por su cuenta.

Así, teniendo en cuenta su inspiración, no es de extrañar que la empresa holandesa lo ofrezca como un submarino de doble uso: civil (para labores industriales e investigación y exploración) y militar (para tareas de infiltración, rescate, operaciones especiales, etc.).




Después de Francia, España también planea prohibir el uso de teléfonos en las escuelas

Francia acaba de estrenar su primer curso escolar «libre de móviles» después de el Gobierno de Macron impulsara hace unos meses una nueva ley para atajar lo que se había convertido en «un problema de salud pública». Y la prohibición, en vigor para los alumnos franceses de entre 6 y 15 años, ha encontrado eco en España. En una entrevista a Efe, la ministra de Educación y Formación Profesional (FP), Isabel Celaá ha avanzado que el Gobierno estudia la posibilidad de prohibir el uso de los móviles en los centros educativos con el objetivo de disminuir la adicción digital de los estudiantes. «Hemos encontrado opiniones fuertemente encontradas. Lo vamos a estudiar con expertos», asegura la ministra.

En España, según datos del Instituto Nacional de Estadística, el 25% de los niños de 10 años tiene teléfono; a los 11 un 45,2%; a los 12, un 75%. Para cuando llegan a los 14, nueve de cada diez dispone de móvil. Y su presencia en las aulas españolas es incontestable. Hasta ahora, cada comunidad ha ido regulando su uso en la escuela, la mayoría prohibiendo su presencia en clase, aunque dando cierta libertad a los centros educativos.

Pero ya hay colegios con sus propias experiencias «piloto». Desde hace cuatro años en el colegio Arenales Carabanchel están prohibidos los smartphones en sus instalaciones: no solo no pueden usarse en clase, sino que tampoco en los recreos. Para ello han creado un «párking móvil»: si algún alumno necesita llevar el dispositivo, lo deja custodiado en la secretaría hasta el final de la jornada. «Hay alumnos que no lo aceptan de buena gana, pero muchos se dan cuenta de que sin limitaciones no se pueden poner a estudiar», explica su director José Luis Marrero.

En Castilla-La Mancha, en 2014 entró en vigor una normativa por la que el uso de los teléfonos quedaba restringido «salvo en los casos previstos expresamente en el proyecto educativo del centro o en situaciones excepcionales, debidamente acreditadas». Una normativa que se ha quedado corta para muchos centros, que en la práctica han ido más allá. Es el caso del Instituto Alfonso X El Sabio de Toledo. Allí primero prohibieron el uso del móvil en clase. Si se detectaba a algún alumno con él, se requisaba y solo era devuelto cuando los padres iban a recogerlo. «Pero no teníamos autoridad para quedárnoslo», explica Fernando López Luengos, profesor de Filosofía del centro.

Los roces con los padres, algunos casos de bullying con los dispositivos y su omnipresencia en el instituto acabaron desembocando en otra medida más restrictiva: la de vetar directamente su entrada en el centro. Encontrar uno supone la expulsión inmediata de su portador durante un día, incluso en el caso de los alumnos de Bachillerato. «Cuando implantamos la medida tenía mis dudas, pero ahora veo que es lo mejor», dice López Luengos. Solo se permite el móvil excepcionalmente en clases de tecnología o informática. «Una cosa es que usen el móvil, y otra es dejarles a ellos el control. Un adolescente no tiene la madurez para gestionarlo con responsabilidad», explica.

El problema del acoso
«El mal uso de la tecnología no es culpa del adolescente, sino de los adultos», asegura por su parte Marrero. «Les hemos dado un Ferrari y luego nos hemos dado cuenta de que antes debíamos pedirles el carné de conducir». Pese a la normativa del colegio Arenales Carabanchel, Marrero es consciente de que algunos de sus alumnos introducen el teléfono en las instalaciones escolares. Estima que hasta el 15% de ellos. «Pero sería un error cachearlos. Solo si los sacan les sancionamos». Por ello, la clave es formarles. Dentro de las aulas a sus alumnos les esperan unas tablets. «La tecnología hay que meterla en el aula para dejar de llegar tarde», asegura.

Los profesores coinciden en que, aunque es necesario un código más concreto de buenas prácticas, son los centros los que deben decidir cuáles son necesarias. «La medida de Francia suena a un intento de proteger a los docentes que toman las decisiones», dice Marrero, también miembro de la Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE). Y aunque el apoyo público es fundamental, dice, al final son los docentes y los padres quienes deben educar a los menores.

En el mismo sentido se pronuncia Sonia García, secretaria de comunicación del sindicato de profesores ANPE. No ven bien una prohibición, dice, aunque sí son partidarios de establecer unas normas de uso responsable. «Pero los centros deben tener autonomía», recalca. Porque aunque los dispositivos provocan distracciones, también ofrecen posibilidades educativas: «El profesorado puede enseñarles a recurrir a aplicaciones como el diccionarios de la RAE o a traductores».

Los padres, conscientes
Desde el otro lado del tablero, los padres también ven cada vez con mayor preocupación el rol que juegan los dispositivos. El presidente de Concapa, la Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y Padres de Alumnos, Pedro José Caballero, asegura que «la medida que han anunciado en Francia es la que reclamamos en España». El mal uso de las redes sociales, las grabaciones de agresiones o los casos de acoso suponen ya un quebradero de cabeza. «No es controlable. Estamos luchando contra el acoso y el fracaso escolar, y parte de la culpa está en los móviles», dice. Por ello, reclama que, «si no se llega a un consenso para prohibirlo entre todos, por lo menos habrá que regularlo».
Desde Ceapa, la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos, Leticia Cardenal, no lo ve necesario, aunque reconoce que «podría estar bien». Al final, asegura, «dentro del aula el móvil no es necesario para nada».





El futuro será de los trasnochadores

He escuchado esto toda la vida: a la sociedad le gusta la gente que madruga. La ama, de hecho. Quienes se levantan temprano tienden a ser más puntuales, sacan mejores calificaciones en la escuela y progresan en la jerarquía corporativa. Estas personas, llamadas alondras, son reconocidas como los triunfadores, los aduladores, los directores ejecutivos.

Pero ¿qué tal si los búhos son en realidad los genios no alabados? ¿Qué tal si son los innovadores por excelencia y quienes cambian las reglas, los más aptos para la sociedad moderna y post industrial dominada por los codificadores trasnochados, nómadas digitales, magnates de trabajo independiente y emprendedores de espacios de cowork?

Cuestión de ADN
Supe que era diferente desde que tenía 7 u 8 años. Los esfuerzos de mis padres para que me durmiera a las 19:30 eran infructuosos. Años después, los doctores especialistas en sueño me diagnosticaron síndrome de la fase del sueño retrasada (SFSR), que se refiere a cualquiera que se va a dormir horas más tarde que la hora convencional.

Según Matthew Walker, director del Centro de la Ciencia del Sueño Humano en la Universidad de California, cerca del 40% de la población son personas mañaneras, el 30% son nocturnas y el resto se encuentra en algún punto intermedio.

Tengo un SFSR muy pronunciado. Naturalmente mi cuerpo quiere irse a dormir alrededor de las 2 de la mañana y levantarse cerca de las 10.

Y no es que la sociedad alguna vez haya mostrado mucha flexibilidad hacia mi ciclo del sueño. He tenido un empleo de oficina durante la mayor parte de mi vida adulta, y ahora un matrimonio y dos hijos que tienen menos de 10 años, por lo que me levanto a las 7:30.

Mi hora de la verdad ocurrió este año hace unos meses, cuando leí Why We Sleep, de Matthew Walker, director del Centro de la Ciencia del Sueño Humano, en la Universidad de California, campus Berkeley.

Cuando se obliga a los "búhos" a levantarse temprano, su corteza prefrontal, que controla sofisticados procesos de pensamiento y el razonamiento lógico, permanece inactivo, o en estado de ‘apagado’"

El libro explica en detalle la manera en que todos los humanos seguimos un ritmo circadiano de 24 horas, un reloj interno, que coordina un descenso en la temperatura corporal, por ejemplo, cuando se prepara para dormir, y se eleva de nuevo cuando es momento de despertarse. Lo que las alondras como mi padre nunca han entendido es que no todos tenemos el mismo reloj.

De acuerdo con Walker, cerca del 40% de la población son personas mañaneras, el 30% son nocturnas y el resto se encuentra en algún punto intermedio. «Los búhos no lo son por elección», escribe. «Están atados a un horario retrasado por una inevitable y sólida configuración del ADN. No es un error consciente, sino más bien su destino genético».

Eso incluso podría deberse a un propósito evolutivo. Cuando los primeros humanos vivían en pequeñas tribus, los horarios de sueño escalonados brindaban una ventaja para la sobrevivencia: siempre había alguien despierto para estar atento a los leopardos que merodeaban y los rivales con palos, según el libro.

Pero desde entonces todo fue en picada para los búhos, con el advenimiento de la agricultura y más tarde con la Revolución Industrial.

Haz igual que tu jefe
En el mundo corporativo, levantarse temprano siempre ha funcionado como un útil significante de la ambición sin límites, de la voluntad de tener éxito. Robert Iger, de Disney, Howard Schultz, de Starbucks, e Indra Nooyi, la saliente directora ejecutiva de PepsiCo, tienen fama de levantarse entre las 4:00 y 4:30, y son relativamente unos flojos en comparación con Tim Cook, de Apple, quien se dice que salta de la cama a las 3:45.

No sorprende que los «empleados que comenzaban a trabajar desde más temprano fueron calificados por sus supervisores como más dedicados, así que recibieron mejores puntuaciones de desempeño», según un estudio de 2014 de la Escuela de Negocios Foster (Universidad de Washington). Pero ¿y si el ambiente laboral moderno ya no funciona con esa fórmula?

«Nunca he sido madrugador», dijo Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, en una entrevista por video de 2016 en la red social. Dice que se levanta cerca de las 8:00.

«Los codificadores más productivos que conozco, así como los escritores y probablemente otros muchos creativos», dijo Tim Ferriss, el autor de trucos para mejorar la productividad e inversionista de tecnología, «tienden a hacer gran parte de su mejor trabajo cuando otros duermen, en momentos que coinciden con menos distracciones bombardeantes».

El tradicional espacio de trabajo de 9:00 a 17:00 está perdiendo popularidad, en especial en Silicon Valley y otros sectores creativos donde el día laboral ya no está ligado a las horas de sol. Además, con los robots y la inteligencia artificial erosionando aun más el viejo sistema al encargarse de las tareas rutinarias, la nueva cultura laboral tiene que ver menos con la puntualidad y más con ser creativos y romper reglas.

¿Fin de las alondras?
En 2009, Satoshi Kanazawa, un provocador psicólogo evolucionista de la Escuela de Economía y Ciencias Políticas de Londres, inspiró muchos titulares con un estudio que sugeriría que las personas nocturnas podrían ser más inteligentes que las madrugadoras.

En un estudio de 2014 de la Universidad de Chicago se encontró que los búhos estaban «asociados con una mayor toma de riesgos general» en cuanto a las finanzas, la ética y el tiempo libre. Concedo que esas características pueden conformar a un defraudador tanto como a un innovador, pero después de toda una vida de escuchar cosas negativas sobre nuestro cronotipo, me quedo con lo que puedo.

El EE.UU. corporativo ya se está actualizando. Cerca del 80% de las empresas ofrece ahora alguna forma de horarios laborales flexibles, de acuerdo con una encuesta de 2015 realizada por WorldatWork, una asociación no lucrativa de recursos humanos.

El término «diversidad de cronotipos» está comenzando a ganar fuerza, conforme los administradores de las empresas exploran conceptos como la asincronía energética del equipo: horarios de trabajo escalonados para asegurar que todos los empleados trabajen al pico de su eficiencia. Ya era hora.



Hipnótica y variada selección de GIFS (42)