domingo, 9 de septiembre de 2018

Humor echado







Las leyes mas absurdas del mundo, no son tan locas...(y algunas ni existen)

A la gente le encanta enterarse de las leyes más absurdas que tienen los países. Sin embargo, al indagar más sobre estas supuestas normas, resulta que, en realidad, muchas de ellas no existen, fueron revocadas hace tiempo o están redactadas de tal forma que, a primera vista, parecen de locos, aunque, de hecho, tienen sentido. Desde luego, abunda la legislación disparatada que, en efecto, lo es. Así que vale la pena distinguir entre las leyes descabelladas, las absurdas que no son reales… y aquellas que existen, pero que resultan no ser tan ilógicas.

Por ejemplo, existe la idea generalmente aceptada de que, en Francia, es ilegal llamar Napoleón a un cerdo. Desde luego, es cierto que había una ley francesa de 1881 que prohibía la burla injuriosa del jefe de Estado durante su mandato. Pero se promulgó 66 años después del reino del Emperador Napoleón y once años después de que su sobrino, Napoleón III, fuera derrocado. Así, jamás estuvo vigente mientras gobernó un Napoleón; después tampoco podía aplicarse ya que no había uno en el poder. En todo caso, la disposición se canceló en julio de 2013, después que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos decretara que se habían violado los derechos de un manifestante al multarlo con 30 euros, en 2008, por “burla injuriosa” del entonces presidente Nicolás Sarkozy, a quien le había dicho que era “un imbécil”.

Por otro lado, en Francia es completamente legal contraer matrimonio con una persona muerta, siempre y cuando se pueda proporcionar evidencia de que el difunto deseaba casarse con la pareja sobreviviente. La ley que lo permite entró en vigor en 1959 después que el presidente De Gaulle visitó Fréjus, un pueblo provenzal en el que había colapsado una represa, matando a cientos de personas. Allí De Gaulle conoció a una mujer joven cuyo futuro esposo había sido víctima del accidente. Suplicó que le permitieran celebrar su boda y se adoptó la disposición. Actualmente, se realizan decenas de matrimonios póstumos en Francia, motivados por el simple anhelo de hacer realidad el sueño de casarse.

Es verdad que los extraterrestres tienen prohibido aterrizar en los famosos viñedos de la comuna Châteauneuf-du-Pape, en el suroriente de Francia. En 1954, el alcalde Lucien Jeune proclamó: “Toda aeronave, conocida como plato volador o cigarro volador, que aterrice en el territorio de la comunidad será puesta inmediatamente bajo custodia”. Hace no mucho, en octubre de 2016, el alcalde Claude Avril afirmó: “No pienso cancelar la prohibición”. Claro, ¿por qué hacerlo? Ni un solo extraterrestre ha aterrizado en esta comuna. Evidentemente, ha sido útil. Cruzando la frontera, en Suiza, existe la creencia de que los residentes no pueden tirar la cadena del el inodoro después de las 10 p. m.

Resulta ser una verdad a medias. No hay una ley nacional en aquel país que prohíba hacerlo, pero hay legislación que exige a las personas ser considerados con sus vecinos. Entonces los cantones, municipios y propietarios de edificios utilizan la ley para justificar normas contra el ruido, como el de los zapatos con tacos en pisos de madera, bocinas de autos, mascotas ruidosas… y el de los inodoros en la noche. Pero esto no quiere decir que los suizos, tan sensatos, ordenados y pacíficos, no tengan sus propias leyes raras escondidas en sus códigos.

Por ejemplo, en Suiza es legal comerse un gato o un perro, a pesar de las solicitudes al Parlamento para que se vete esta práctica. ¿Alguien quiere una soupe de perro? ¿Nadie? Me lo imaginé. Cada cantón tiene la libertad de elaborar sus propias normas. En Appenzel, cantón ubicado en el nororiente de Suiza, los senderistas no pueden hacer su ejercicio favorito si están desnudos. Esta ley entró en vigencia después de que las conservadoras autoridades locales se alarmaran porque las colinas y los valles de su pintoresca región eran un imán para los exhibicionistas.

Sin saber cuál sería la sanción, los ingleses consideraban que era ilegal morir en el palacio de Westminster. En una encuesta hecha en 2007, esta ley fue considerada la más absurda del Reino Unido. Pero seis años después, la Comisión de Leyes de Inglaterra y Gales concluyó que nunca se había aprobado semejante ordenanza.


La Comisión, sin embargo, comentó que sigue vigente un estatuto de 1313, el cual prohíbe a los miembros del Parlamento usar armadura en los recintos… sin considerar, claro está, que más de un asediado Primer Ministro debió anhelar un yelmo o un peto. Pasando a temas que conciernen a los plebeyos, la Comisión también confirmó que, en Londres es ilegal llevar un tablón por la vereda, o disparar un cañón a menos de 275 metros de una casa. También es un delito menor en Inglaterra y Gales estar ebrio en un local autorizado para vender bebidas alcohólicas o borracho y a cargo de un caballo.

Diccionario curioso: Acrónimos de oficina y negocios

Son los acrónimos más usados en los correos electrónicos y ninguno se ha escapado de googlear su significado. Babbel compiló los anglicismos más usados que todo empleado debe conocer si no quiere perder su empleo.


“Lo necesito EOD”, sentenció tu jefe al final del correo electrónico en el que te solicita, ASAP, que te reúnas con el equipo y armes el informe con los KPI ́S del mes. ¿WTF? Te preguntas.

Lo que tu jefe quiso decir fue… que necesita que te reúnas lo antes posible con tu equipo para definir los indicadores de rendimiento del mes y que lo necesita al final del día. ¿Qué demonios? ¡Estás LIT! Es decir, Lost In Translation.

Si eres de los que simplemente no comprende los acrónimos que habitualmente se usan en el acelerado mundo laboral y más de una vez has tenido que recurrir a Google para saber qué significa, Babbel compiló este práctico Diccionario Godín, indispensable para sobrevivir al síndrome del anglicismo sin que corras el riesgo de cometer un error y hasta perder tu empleo.

Comencemos con los anglicismos que te pueden dejar tranquilo

Este es el más conocido pero relevante. Si tu jefe dice FYI significa For Your Information y quiere decir “Para tu información”. Esta misma frase aumenta la confidencialidad cuando dice JFYI que significa, Just For Your Information, es decir, “Sólo para tu información”.

¡Define y cumple objetivos!
Es la favorita del jefe y del cliente, que cuando piden KPI ́S o Key Performance Indicators lo que te están sugiriendo es que definas los “Indicadores de rendimiento”, pero sobre todo, ¡que los cumplas!

¿En qué plazo?
Aquí viene lo divertido. Si tu jefe o tu cliente lo piden EOB/EOD ponte las pilas porque te lo está pidiendo End Of Business O End Of Day, es decir, “al final del día”, así que nada de dejar el trabajo para mañana.

Ahora, si en la comunicación los acrónimos son TBC/TBD primero quiere decir To be confirmed o To be determined, es decir, que está “por confirmar” y tendrás que estar atento. Otra sigla interesante que Babbel recupera es WC 11, que representa Week commencing y se identifica con la semana del día 11, en este ejemplo.

Pero quizá la más conocida y temida es ASAP, o As soon as posible, es decir ‘en cuanto sea posible’ que, en resumen, quiere decir que la tarea tiene que estar terminada a la de ya y vas tarde.

¿Y si te los piden QBR? Es que debes tenerlos listos Quarterly Business Review, o sea, para la “Revisión de resultados trimestral”.

Arma laboral estratégica o esnobismo
Para nadie es un secreto que todo anglicismo tiene una traducción en español, sin embargo, solemos usarlos en el mundo de los negocios como arma laboral porque nos hace sentir “globales o internacionales”, empezando por los puestos como CEO, Chief Executive Officer que significa “Consejero delegado” pero que comúnmente identificamos como el líder del negocio, aunque no necesariamente es el BM, el Business Manager, quien más bien tiene una función operativa.

Quién no ha escuchado una respuesta como esta: ¿A qué te dedicas? –Soy PM, Project Manager, o sea, “líder de un proyecto”. ¿Esnobismo? O simplemente querer ser más exacto.

Babbel recupera otros que pueden servirte como arma laboral aunque en su traducción no necesariamente ahorran palabras, pero sí pueden impresionar: BTW o By The Way, significa “Por cierto”. O FAQ (Frequently Asked Questions) que significa “Preguntas frecuentes” y puede ser tu mejor aliada para plantear correctamente una duda.

Si quieres notificar que tu correo lleva un documento adjunto que convendría revisar, puedes utilizar PFA, o Please Find Attached (‘lo encontrarás adjunto’). Y si quieres expresar una idea, tu mejor opción es IMO (In My Opinión), es decir, “en mi opinión”. Ya si lo emplea tu jefe, ¡mejor será que le hagas caso!

Los FAVS de la oficina

Los favoritos (FAVS) de los trabajadores quizás sea TGIF o Thanks God It’s Friday (“Gracias a Dios que es viernes”). De esta manera puedes decir a tus compañeros que el día de la semana más esperado por fin está aquí y hasta podrías tener una conversación de viernes con acrónimos:

– ¿Qué vamos a hacer?
– IDK (I Don’t Know), es decir, “No lo sé”.
– WTF (What The Fuck), “Qué demonios”
– LOL (Laughing Out Loud), “Reírse en voz alta”

Evidentemente estos últimos jamás debes usarlos con tu jefe a menos que quieras ser despedido.

Ahora que conoces los acrónimos más usados en las conversaciones de negocios, compártelos. Quizá este diccionario pueda salvar a alguien de un #Fail épico.




Asusta: todo lo que Google sabe de cada uno de nosotros

No vas a creer toda la información que Google tiene sobre ti… pero es verdad. Esto es lo que puedes hacer al respecto.

  • Donde sea que hayas ido Google realiza un seguimiento de tu historial de ubicación, según lo informado por su dispositivo móvil (suponiendo que su “ubicación” este activada), según Rami Yermiya, experto en ciberseguridad y fundador y presidente de Dignotion, una empresa de tecnología de marketing digital de Nueva York. 
  • Revisa tu historial de ubicaciones en tu cronología de Google Maps y verás qué tan completo es en realidad ¿No disfrutas sentir que te están siguiendo? Puedes cambiar tu configuración aquí, así como eliminar tu historial de ubicación, sin embargo, las fuerzas de orden público aún pueden citar su historial de ubicaciones, es decir, esencialmente: incluso si lo eliminas, en realidad no se ha ido.
  • Donde sea que vayas Cuando busques “mis vuelos” en google obtendrás una lista de todos tus próximos viajes aéreos. Según Yermiya, esta información se extrae de tus correos electrónicos, lo que lo hace aún más espeluznante. Y no parece que haya mucho que pueda hacer al respecto si está comprando boletos en línea y usando Gmail como su punto de contacto. Y eso nos lleva a…
  • El contenido de todos tus correos electrónicos Si usas Gmail, Google tendrá acceso a los contenidos de tus correos electrónicos. No hay mucho que puedas hacer al respecto (excepto eliminar su cuenta de Gmail), pero puedes decirle a Google que no use tu Gmail para dirigirse a ti en busca de publicidad. Haz clic en la configuración de Anuncio de Google y tendrás la opción de desactivar tu “personalización de anuncios”, aconseja Yermiya. Ten en cuenta que hacerlo no desactivará los anuncios y no impedirá que Google recopile tu información. Desactivar la “personalización publicitaria” no impedirá que Google conozca a través de cualquier otra información a la que le permitas acceder. ¡Pero evitará que accedas a tu perfil! Así que considera cuidadosamente antes de dar clic en “desactivado”
  • Tu edad aproximada Después de hacer clic en configuración de los anuncios de Google, puedes desplazarte hacia abajo para ver el dossier (es decir “perfil”) que Google ha preparado. Lo primero que aparece es tu edad. Es la estimación de Google, basada en la información que han recopilado sobre ti.
  • Tus sitios de compras favoritos En realidad… son todos los sitios de compras que visites. Lo verás en tu perfil cuando hagas clic en Configuración de anuncios de Google.
  • Todos los sitios que visites Cuando haces clic en Mi Actividad, desplázate hacia abajo para ver una línea de tiempo de tu actividad web… como en cada sitio que has visitado. Es impactante verlo así (¡y es preciso hasta el último minuto!). Al menos, Google promete que solo tú tienes acceso a esta información (suponiendo que tú, a diferencia de otra persona en tu casa… o tu oficina… no sea quien verifique tu Actividad de Google en este momento). Además, puedes eliminar tu historial (en el lado izquierdo de la página haz clic en “Eliminar actividad por”).
  • Tus pasatiempos e intereses Justo debajo de tu edad y sitios de compras favoritos en la configuración de Anuncios de Google, podrás ver lo que cree que sabe sobre tus aficiones e intereses. Esto puede variar desde futbol americano hasta la cocina y las mascotas.
  • Tu número de teléfono En el lado izquierdo de la pantalla aparece Mi Actividad, si haces clic en “Mi Cuenta”, accederás a la pantalla de tu cuenta. En la columna central de esta página, haz clic en “Tu Información Personal” y verás precisamente eso: toda tu información personal, incluido tu número de teléfono.Si no deseas que Google tenga tu número, haz clic en la flecha hacia la derecha y tendrás la opción de eliminarlo.
  • Todo lo que buscas en Google En el centro de la pantalla Mi Actividad, verás un cuadro con el encabezado, “visited: Google- My Activity”. Y es precisamente lo que te preocupa que sea: una lista de cada búsqueda de Google que hayas realizado. Puedes eliminar tu historial de búsqueda haciendo clic con el botón izquierdo en los tres puntos en la esquina derecha del cuadro. Se te dará la opción de “eliminar” o “detalles”.
  • Tus contraseñas ¿Recuerdas cómo Google Chrome siempre pregunta si te gustaría guardar tu contraseña? Es conveniente, sí. Pero es otra información que quizás no desees que Google tenga sobre ti.



Lo que "no hay que hacer" en casos de emergencia

"Jamás olvidaré el crujir del metal”, afirma George Larson, pasajero del vuelo 440 de Indian Airlines, que iba de Chennai a Nueva Delhi, en 1973. Eran las 10:30 p. m. Durante el descenso de aterrizaje, la aeronave se impactó con unos cables de alta tensión y se estrelló contra el suelo. Larson salió disparado de su asiento. Los pasajeros gritaron al ver que el fuselaje se estaba partiendo en dos.

Lo siguiente que supo Larson es que estaba tirado entre los escombros. Los tanques de combustible explotaron poco después.

Los fragmentos del avión volaban por doquier. Larson se quitó los restos que tenía encima y rodó hacia el suelo. Siguiendo su instinto de supervivencia, se arrastró hacia un lugar seguro antes de que lo alcanzaran las llamas. De los 65 pasajeros y miembros de la tripulación a bordo, tan solo hubo 17 sobrevivientes. Él fue uno de ellos.

Aunque parezca mentira, mucha gente tarda en reaccionar para salvar la vida en situaciones de peligro. Durante el terremoto de 2011 en Japón, las cámaras de seguridad de un supermercado captaron a la gente más preocupada por evitar que unas botellas de licor se cayeran que por ponerse a salvo. Y cuando un avión aterrizó de emergencia en el aeropuerto de Denver con uno de los motores en llamas, los pasajeros, lejos de evacuar de inmediato, se quedaron ahí para mirar el incendio y tomar fotografías. “Los cursos de supervivencia van más allá de una serie de pasos a seguir. La gente también aprende a inhibir ciertas respuestas automáticas”, señala John Leach, psicólogo especialista en supervivencia de la Universidad de Portsmouth, quien estima que entre 80 y 90 por ciento de las personas responden mal en momentos críticos.

¿Qué conductas debe evitar en situaciones de peligro?

  • Paralizarse Una respuesta típica frente al peligro es, simplemente, no hacer nada. Durante los ataques con arma blanca en el puente de Londres el año pasado, el policía fuera de servicio que derribó a los terroristas dijo que los transeúntes y testigos se quedaron “como perros frente a un auto”. La reacción es tan universal, que los psicólogos la llaman respuesta de agresión, huida o parálisis. Conforme distintas sustancias neuroquímicas inundan el cuerpo y los músculos se tensan, la parte más primitiva del cerebro, ubicada en la base del cráneo, envía señales para que no nos movamos de nuestro lugar. Todas las especies animales, desde las ratas hasta los conejos, poseen este mecanismo, un último intento por evadir a los depredadores. Pero, en un desastre, resulta esencial evitarlo.
  • La inhabilidad para pensar Durante la Guerra del Golfo, Israel pensó que Irak lanzaría un ataque químico. Para preparar a la población, el gobierno distribuyó máscaras y antídoto contra el gas neurotóxico. Al escuchar la alarma, la gente debía refugiarse en una habitación hermética y ponerse la máscara. Entre el 18 de enero y el 28 de febrero de 1991, el enemigo lanzó 39 misiles sobre Israel. El objetivo, casi siempre, fue Tel Aviv. Aunque no se utilizaron armas químicas, hubo más de 1.000 heridos. Y no por lo que cree. Según los registros hospitalarios, solo el 22 por ciento de estos fueron víctimas de las armas. La gran mayoría (más de 800 personas) sufrieron percances debido al temor infundido por las alarmas. Siete ciudadanos murieron porque se pusieron la máscara, pero olvidaron abrir el filtro; 230 se inyectaron el antídoto aún sin haberse expuesto al gas, 40 lesiones (en su mayoría esguinces y fracturas) se produjeron mientras la gente corría a los refugios. ¿Qué fue lo que pasó? Nuestro cerebro es desconcertantemente lento y los desastres ocurren en un santiamén. Los fabricantes de aeronaves están obligados a demostrar que es posible desalojar un avión por completo en 90 segundos, ya que después de ese periodo el riesgo de perecer dentro de una cabina en llamas se incrementa brutalmente. La realidad es que, en situaciones de emergencia, pelearíamos para quitarnos el cinturón. “El cerebro tiene una capacidad muy limitada para procesar información nueva”, dice Sarita Robinson, psicóloga de la Universidad del Centro de Lancashire, en Inglaterra. En un desastre, la velocidad a la que pensamos va de mal en peor. “Cuando nos enfrentamos a situaciones demasiado estresantes, el cuerpo libera muchas hormonas: cortisol, adrenalina, noradrenalina y dopamina”, explica Robinson. Este cóctel altera el funcionamiento de la corteza prefrontal, responsable de las facultades mentales superiores, como la memoria de trabajo. Justo cuando más necesitamos nuestro buen juicio, se nos olvidan las cosas y estamos más propensos a tomar malas decisiones.
  • La estrechez de miras Nos reconforta pensar que en una crisis podríamos recurrir a nuestro pensamiento creativo para liberarnos de un problema. Pero... adivinó: sucede lo contrario. Una respuesta típica ante el desastre es la llamada “perseverancia”, es decir, intentar resolver un problema por los mismos medios una y otra vez sin importar los resultados. Por ejemplo, en las aeronaves ligeras, el cinturón de seguridad suele abrocharse por encima del hombro. Aun así, la reacción automática de mucha gente es buscarlo a nivel de la cintura y entrar en pánico al no encontrarlo donde esperaban. También se ha comprobado que los pilotos estresados tienden a obsesionarse con un solo control o maniobra. Curiosamente, el fenómeno de la visión túnel es muy común entre pacientes con daño permanente en la corteza prefrontal. Lo anterior sugiere que el estrés, dado su efecto negativo sobre el desempeño de esta área cerebral, es el culpable del pensamiento inflexible en momentos de crisis.
  • La obsesión con las rutinas En el momento, regresar por la billetera en vez de salir corriendo de una casa en llamas puede parecer loco o insensato. No obstante, es tan común que los psicólogos de la supervivencia acuñaron un término para dicha reacción: “conducta estereotípica”. “Al salir de casa, uno toma la cartera. Eso ya ni siquiera se piensa; es automático”, explica James Goff, especialista en gestión de desastres y emergencias en la Universidad de Nueva Gales del Sur. Cuando el vuelo 521 de Emirates aterrizó impactándose contra el suelo en el Aeropuerto Internacional de Dubai, en 2016, la gente se paró desesperada para agarrar su equipaje de mano, según videos de testigos. Afortunadamente, el incidente no provocó ninguna muerte. Y, entonces, ¿por qué no podemos “apagar” estos reflejos inconscientes? El cerebro confía en aquello que le es familiar. En situaciones normales, sin estrés, el acto irreflexivo de ponerse de pie para buscar una maleta cuando aterriza el avión podría ayudarnos a liberar espacio mental que invertiríamos en tareas novedosas, como ubicarnos en un aeropuerto extranjero. “Estamos en el presente, pero con miras al futuro”, afirma Leach. En una emergencia, adaptarnos a una nueva situación puede resultar demasiado desafiante para el cerebro. Por eso, tendemos a reaccionar como si no estuviera pasando nada.
  • La negación Una reacción extrema es ignorar el peligro por completo. “Sin duda, más del 50 por ciento de la población lo hace; se acercan al mar para contemplar el tsunami”, explica Goff, quien se dedica a concientizar a la población sobre estas olas gigantescas en áreas de alto riesgo. Según Robinson, la negación se debe a dos factores: la gente no capta la gravedad del peligro o, sencillamente, se rehúsa a hacerlo. Esto último es lo más común en casos de incendio forestal. Y es que, para muchos, evacuar el área afectada equivale a dar su casa por perdida. “La gente suele esperar hasta ver el humo, cuando ya es casi imposible evacuar”, asevera Andrew Gissing, experto en gestión de riesgo de emergencias en la consultoría Risk Frontiers. El cerebro tiende a ignorar los pensamientos estresantes cuando hay mucho que perder. Esto podría explicar los hallazgos de un estudio reciente, según el cual los pacientes con cáncer esperan cuatro meses, en promedio, para hablar de sus síntomas con el médico. Entonces, ¿Qué se hace en un desastre? En opinión de Goff, debemos tener un plan. “Si sabes lo que tienes que hacer y actúas de inmediato, sobrevivirás hasta a un tsunami”, asegura. “Eso sí, del susto nadie te salvará”. Leach lleva años enseñando estrategias de escape a personal militar, de modo que puedan salir ilesos de escenarios escalofriantes, como tomas de rehenes y desplomes de helicóptero. Según su experiencia, para salir de un bache mental lo mejor que uno puede hacer es sustituir las reacciones automáticas inútiles por otras que ayuden a salvar la vida. “Uno debe desarrollar conductas adaptativas de supervivencia que tomen control de la mente en una emergencia”, señala. Por lo general basta con verse en apuros una vez para crear y adoptar tales respuestas. Para George Larson, sobreviviente del vuelo 440 de Indian Airlines, el mayor peligro no fue el desastre en sí, sino lo que vendría después. Tuvo quemaduras de primer y segundo grado, se fracturó los huesos de la cadera y el brazo, y se lesionó la vejiga. Para asegurarse de que no hubiera lesiones internas, los médicos de la India le hicieron una cirugía exploratoria. Semanas después, la herida seguía sin cicatrizar. Entonces, movido por una corazonada, el ortopedista de Larson cortó los puntos y metió unas pinzas en la herida. “Acto seguido, sacó una gasa enrollada que llevaba ahí 30 días”, recuerda el paciente. Fue un hallazgo afortunado. De no haberlo hecho, su suerte habría sido otra muy distinta. 




Si te falta hierro andas triste y sin ganas de sexo...

Pierdes pelo a mansalva. No tienes ganas de sexo, ni aunque te paguen por hacerlo. Pareces un zombi con la palidez de piel que tienes. Estás triste y sufres palpitaciones y niebla mental. Te ha dado por comer cubitos de hielo, como si fueses Renee Zellweger tratando de adelgazar. O tienes el síndrome de las piernas inquietas –esa sensación de hormigueo en ellas y necesidad de moverlas que uno siente al tumbarse–.

No son los efectos de una maldición gitana ni nada por el estilo. Son solo algunos de los curiosos signos (en modalidad individual o combinada) con los que el cuerpo puede avisarte de que le falta hierro y a los que, probablemente, nunca hayas prestado demasiada atención. Porque, lejos de lo que muchos piensan, el cansancio no es el único síntoma asociado a esta deficiencia –que, por cierto, es el desorden nutricional de minerales más común en el mundo–.

Está claro que el cuerpo necesita hierro para funcionar correctamente. «Una falta de hierro hace que los glóbulos rojos tengan menos capacidad de transportar oxígeno a todo el organismo (lo que es fundamental para que las células obtengan energía), así que las células disponen de menos capacidad de trabajo, de modo que el metabolismo se enlentece», señala el doctor Alberto Cabañas. Esto explicaría, precisamente, algunos de esos síntomas como el cansancio, el ahogo o el deterioro del estado de ánimo.

La reducción de la presencia de hierro en el cerebro afecta a su función, explica otra teoría, provocando otros signos como el síndrome de piernas inquietas o la niebla mental.

«Las palpitaciones o un corazón palpitante son comunes con la anemia y se asocian con la falta de hemoglobina y con que el corazón tiene que trabajar más duro», asegura en una entrevista digital el profesor de operación quirúrgica del University College London, Toby Richards.

Lo más importante, en cualquier caso, es controlar el nivel de deficiencia del mineral. «Si la falta de hierro alcanza ciertos niveles, los glóbulos rojos no pueden generar suficiente hemoglobina, dando lugar a la anemia –falta de hemoglobina–, que en este caso sería de tipo ferropénica (por falta de hierro)», argumenta Cabañas.

Este tipo de anemia, asegura el doctor, supone aproximadamente la mitad de las anemias de todo el mundo. Y puede producir fatiga crónica, irritabilidad, insomnio, ansiedad, dolor de cabeza y hasta depresión. Pero ¿qué causa la anemia producto de la falta de hierro? La más frecuente es el sangrado de la menstruación.

Y ojito si no menstrúas. «En caso de hombres o mujeres que no menstrúan, hay que buscar la pérdida de sangre en otros sitios, siendo lo más habitual la pérdida de sangre por el tubo digestivo (por una úlcera en el estómago, dilatación de vasos en el colon, pólipos o incluso cáncer gástrico, colorrectal o de otro tipo)», nos cuenta.

«Los síntomas de deseo de hielo de algunas personas son una forma de geofagia, un deseo inexplicable e irracional de comer productos no alimentarios», añade Richards en la misma entrevista. «Los antojos de hielo son muy comunes en personas con deficiencia de hierro severa. He tenido pacientes que confiesan comer tierra de macetas o incluso kleenex. La pérdida de la libido también es un síntoma muy común de la deficiencia de hierro, posiblemente debido a la fatiga o la depresión».

Asimismo, la deficiencia de hierro y ferritina (proteína almacenadora de hierro) son causas tremendamente comunes de pérdida de pelo, especialmente en mujeres con menstruación. «El cuerpo necesita ferritina para producir la proteína de la que está hecho el cabello. Una deficiencia puede acortar la fase de crecimiento, por lo que los pelos se caen antes de que alcancen la longitud que son capaces de lograr», expone en otra charla Anabel Kingsley, tricóloga de la clínica Philip Kingsley en Londres.

Pero tampoco hace falta acojonarse. Si la falta de hierro es leve, puedes controlar el problema con una buena alimentación rica en productos con este mineral o con algún suplemento.

Y, hablando de comida, aprovechamos la ocasión para romper un mito de nuestra infancia: Popeye era un trolero de cuidado. Un estafador emocional. A fin de cuentas, se pasaba el tiempo haciendo pensar a sus seguidores que su fuerza y músculos eran fruto de las espinacas que tomaba. Pero aquello no era exactamente así.

De hecho, el bioquímico José Miguel Mulet nos cuenta que esta verdura no tiene tanto hierro como se pensaba –y que, para más inri, al tener mucha fibra y moléculas como el ácido oxálico que secuestran el hierro, su absorción es muy pobre–.

«Tienen poco hierro y no se asimila demasiado bien. El hígado, las almejas y mejillones o las lentejas tienen mucho más», apostilla. Vamos, que las famosas espinacas que se jalaba Popeye antes de pegarle a Brutus iban bastante aliñadas (y seguramente darían positivo en una prueba antidopaje).




Cómo influye el "efecto halo" a la hora de la conquista

Más allá de la canción de Beyoncé, la palabra halo aparece en las conversaciones más coloquiales, sobre todo como una forma de describir a las personas: «tiene un halo de misterio» o «tiene un halo místico», por ejemplo. En este contexto, halo se podría acercar más a la definición de la RAE de «brillo que da la fama o el prestigio» más que al aro de los santos o a un meteoro luminoso.

Porque, de hecho, en psicología existe el denominado «efecto halo», precisamente como una forma de categorizar mental e inconscientemente a las personas. El término proviene de las investigaciones del psicólogo y pedagogo estadounidense Edward Thorndike y destaca sobre todo por el rol que tiene en el atractivo, y por lo tanto, su papel clave en la seducción.

Tal y como lo describe la psicóloga y sexóloga Sonia García, se trata de «un fenómeno psicológico mediante el cual atribuimos cualidades positivas o negativas a alguien a partir de un rasgo llamativo o cualidad característica de esa persona, sin saber si son o no ciertas».

En concreto, el efecto halo está especialmente relacionado con la belleza, ya que como explica García, «la belleza tiene un halo verdaderamente potente». De esta forma, «los guapos y las guapas son considerados personas de éxito y felices», ya que «una característica positiva parece que trae consigo otras muchas más». Por ello hay ciertos individuos cuyo «halo» les hace parecer más atractivos, en todos los sentidos, de lo que quizás sean.

¿Por qué se produce?
Para la psicóloga, este fenómeno psicológico tiene una explicación sencilla. «Se produce porque hacemos juicios de valor constantemente, tanto de lo que ocurre, como de las personas con las que nos vamos encontrando en nuestra vida cotidiana». Así, básicamente, el efecto halo no es sino «un auténtico sesgo cognitivo, a partir de la apariencia externa y superficial».

La cuestión de fondo es qué efectos tiene el mismo. «A partir de esa primera impresión que generamos de una persona, adoptamos una determinada actitud con ella que tiende a generar en esa persona un comportamiento hacia nosotros que cumple nuestra predicción», reflexiona la psicóloga.

De esta forma, este efecto tiene su parte positiva y negativa. Como punto a favor, cabe destacar que, como insiste García, «supone un mecanismo de autodefensa ante alguien que sabemos más o menos con certeza que puede suponer peligro, poniéndonos alerta».

Como punto negativo, «conlleva que los prejuicios pueden estar limitando nuestras relaciones e interacciones sociales, y como con frecuencia nos equivocamos, ponemos barreras a otras nuevas, no dándonos la oportunidad de conocer a la gente más allá de ese sesgo ni dando a la oportunidad a esas personas de dejarse conocer».

¿Influye el efecto halo a la hora de ligar?Teniendo en cuenta todo esto, cabe pensar que el llamado efecto halo puede funcionar como un mecanismo a favor para conocer gente y puede suponer un punto a favor para aquellas personas que poseen un halo embriagador. Por el contrario, no tenerlo puede suponer una barrera para aquellas personas que no solo por su físico, sino por múltiples motivos, no suelen causar una buena primera impresión.

Entonces, ¿podemos hacer algo para que el efecto halo juegue a nuestro favor? Especialmente en verano, donde se dan más posibilidades de conocer gente nueva. En este sentido, la sexóloga Sonia García recuerda que hay que tener en cuenta «todo lo que puede transmitirse, por ejemplo, a través de nuestro lenguaje no verbal o corporal».

Así, la experta apunta que «estudiando o preparando determinados gestos o reacciones podemos buscar generar en otras personas unas determinadas impresiones. Es lo mismo que cuando jugamos con la estética en cuanto a vestimenta, peinado, perfume, maquillaje, etc. en una primera cita para atraer a alguien que nos gusta».

Otro factor a tener en cuenta es «preparar el propio discurso verbal». En este punto, Sonia García recuerda que tanto para ligar como para ser ligados, las palabras tienen un poder importante en la impresión que nos generan y generamos en las personas.

Pero para evitar dejarnos engatusar, la psicóloga nos invita a hacer una reflexión: «personas expertas en mentir pueden influir consciente e intencionadamente en el halo que producen en los demás».

De esta forma, la experta concluye que, sea como sea, «lo que está claro es que en este efecto halo la apariencia cuenta más de lo que pensamos y tiene mucho juego». Todo un apunte para las relaciones sociales.





Señales que te da tu cuerpo para avisarte que estás enfermo (o por enfermar)

Señales de los intestinos

Daño en los dientes
“A menudo recibo pacientes que no se quejan de acidez estomacal ni de reflujo, pero tienen muy desgastado el esmalte dental”, dice el doctor Evan Dellon, gastroenterólogo de la Facultad de Medicina de la Universidad de Carolina del Norte. Muchas de esas personas se sorprenden al enterarse de que tienen reflujo ácido. Mientras que las bebidas azucaradas desgastan los dientes delanteros, el ácido gástrico regurgitado tiende a disolver el esmalte de los dientes traseros.

Otros síntomas sutiles de reflujo ácido son dolor de garganta persistente, tos, sibilancias inexplicables o un frecuente mal sabor de boca. Si tu dentista o tú notan cualquiera de estas señales de alarma, consulta a un gastroenterólogo lo más pronto posible. Sin tratamiento, el reflujo no sólo conduce a la caries, sino que puede aumentar también el riesgo de contraer cáncer de esófago.

Sarpullido con ampollas y comezón
Esta afección, que puede aparecer en codos, rodillas, glúteos, espalda o cuero cabelludo, a veces se confunde con el eccema, pero podría tratarse de un problema más grave: la celiaquía, un trastorno autoinmunitario en el que la ingestión de gluten, aun en una cantidad mínima, provoca que el organismo ataque sus propios intestinos. Hasta 25 por ciento de los celiacos presentan esta erupción, conocida como dermatitis herpetiforme. Muchos de los pacientes no tienen síntomas digestivos.

Cuando un celiaco ingiere gluten, su organismo libera un anticuerpo conocido como inmunoglobina A (IgA), que ataca los intestinos; a veces la IgA también se acumula en los vasos capilares de la piel y provoca la erupción delatora.

A diferencia de las personas aquejadas de otras formas de celiaquía, las que padecen dermatitis herpetiforme no deben someterse a una biopsia endoscópica para obtener un diagnóstico definitivo. Un médico puede realizar una biopsia de la erupción y buscar anticuerpos que indiquen celiaquía.

La adopción de una dieta sin gluten normalmente alivia la erupción y protege al organismo de otros daños graves de largo plazo de la celiaquía, como la osteoporosis y el cáncer de intestino delgado.

Hemorroides
Cerca de un tercio de quienes padecen la enfermedad de Crohn —un trastorno inflamatorio del tracto gastrointestinal— presentan una forma de ella que afecta sólo la zona anal.

Se manifiesta con llagas, úlceras o abultamientos carnosos que pueden confundirse con hemorroides. “Los pacientes aseguran que permanecer sentados les resulta muy molesto, como si estuvieran sentados sobre una canica”, señala el doctor David Rubin, director de gastroenterología del Centro Médico de la Universidad de Chicago.

Esta forma de la enfermedad de Crohn suele ser la más dolorosa y la que tiene el peor pronóstico, añade Rubin (si no se trata, el padecimiento puede conducir a una obstrucción intestinal, fisuras dolorosas e incluso cáncer de colon).

Si presentas unas hemorroides aparentes que no responden al tratamiento del médico general, el doctor Rubin te aconseja acudir cuanto antes a un gastroenterólogo para obtener otra opinión. Este especialista probablemente te pida que te hagas análisis de sangre para conocer el recuento de leucocitos, proteína C reactiva y otros indicadores que podrían revelar una enfermedad no diagnosticada.

Señales del cerebro

Cambios en la caligrafía
Es probable que relaciones la enfermedad de Parkinson con temblores corporales, pero una señal de alerta temprana más reveladora es que la letra manuscrita de la persona se vuelve mucho más pequeña.

Un análisis de caligrafía identificó a pacientes en las primeras etapas de esta enfermedad con una exactitud de más de 97 por ciento, según un estudio israelí de 2013. “Les pido a los pacientes que escriban 10 veces una oración como ‘Hoy es un buen día’”, dice el doctor Michael S. Okun, director médico de la Fundación Nacional de Parkinson de Estados Unidos. “A medida que escriben la oración, su letra se va haciendo cada vez más pequeña y las palabras se amontonan”.

La enfermedad de Parkinson ocurre cuando las neuronas del cerebro se dañan o mueren, y dejan de elaborar dopamina, una sustancia que envía señales para producir movimientos; esto provoca rigidez muscular en manos y dedos, lo que afecta la escritura a mano. Otras dos señales de alarma tempranas del parkinsonismo son la pérdida de olfato —las personas dejan de percibir olores que hacen agua la boca— y los sueños intensos en los que el durmiente se agita en la cama y lanza patadas y puñetazos.

Si presentas cualquiera de los síntomas anteriores —y si duran más de dos semanas—, acude a un neurólogo. Cuanto más pronto se diagnostique la enfermedad de Parkinson y se controlen los síntomas, tanto mejor será tu calidad de vida.

Estallidos de ira súbitos

En el caso de muchas personas, la depresión no se traduce en llanto ni en estar acostadas todo el día en un sofá. Más de la mitad de quienes la padecen manifiestan irritabilidad e ira; de hecho, estos síntomas se relacionan con una forma de depresión más grave y duradera, indica un estudio de 2013 de la Universidad de California en San Diego.

“Planteemos un caso típico: la persona X jamás se enojaba cuando conducía, pero ahora, si otro automovilista le cierra el paso, se enfurece tanto que toca el claxon frenéticamente”, dice el doctor Philip Muskin, profesor de psiquiatría en el Centro Médico de la Universidad de Columbia.

Las mujeres padecen depresión con mayor frecuencia que los hombres, pero éstos son más propensos a manifestarla a través de la irritabilidad y con arrebatos de ira, de acuerdo con un estudio de 2013 de la Universidad de Michigan.

Si constantemente le gruñes a tu pareja o la molestia más mínima te acelera el pulso —y estas reacciones han durado más de dos semanas—, hay una alta probabilidad de que la depresión sea la causa.

Muchos casos de depresión grave responden bien a una combinación de antidepresivos y terapia conductual cognitiva, un tratamiento de corto plazo que enseña habilidades para evitar los pensamientos o las acciones perjudiciales.

En un estudio británico publicado en abril pasado se observó que la terapia cognitiva basada en la atención plena, que ayuda a aumentar la conciencia de las espirales negativas, es tan eficaz como los medicamentos para prevenir la recurrencia de la depresión durante un periodo de dos años.


Algunos datos curiosos (y algunos escandalosos) de la Reina Isabel

Apodada por un historiador como “Isabel la Silenciosa”, la vida de la monarca reinante más longeva de Gran Bretaña esta lejos de ser tranquila.

  • Ella celebra su cumpleaños dos veces al año La Reina celebra su cumpleaños el 21 de abril y luego lo vuelve a hacer en junio. En realidad, desde 1784 es una tradición que las celebraciones del cumpleaños del monarca se hagan en un día que no es su cumpleaños real. Eso se debe a que el clima de Londres podría literalmente frenar el desfile de celebración militar si no se lleva a cabo en meses con climas más favorables.
  • Era apenas una adolescente cuando se enamoró de su primo lejano De acuerdo con un artículo de 1957 en Time, el Príncipe Felipe conoció a Elizabeth, su prima tercera, cuando eran niños (compartían los mismos tatarabuelos, la Reina Victoria y el Príncipe Alberto quienes eran también primos) . Desde que ella tenía 13 años, cayó en el hechizo. Nunca se enamoró de otro hombre, aunque tuvo otras relaciones mientras crecía. Su amor resistió la prueba de la época y en 2009 la Reina Isabel se convirtió en la primera monarca británica en celebrar su aniversario de bodas de diamante tras 60 años de matrimonio con el Príncipe Felipe.
  • Su abuela desaprobaba uno de sus regalos de boda Durante su reinado, la Reina ha recibido algunos regalos interesantes como jaguares y perezosos, una arboleda de arces y 15 libras de gambas. Pero fue uno de sus regalos de boda en 1947 lo que hizo que su abuela se preocupara: según el corresponsal real de la BBV en ese momento, la Reina María desaprobaba el presente de encaje hecho a mano de Mahatma Gandhi llamándolo “indelicado”. Resulta que había confundido la cubierta de la bandeja con el taparrabos del líder indio.
  • Ella es la Reina que más tiempo ha estado en el puesto en la historia británica El 6 de febrero de 2018, la Reina se convirtió en la primera monarca británica en reinar durante 65 años, celebrando su “jubileo de zafiro”. Para conmemorar esta gran ocasión, hubo nuevas monedas, un nuevo sello, saludo de armas y un retrato realizado por el fotógrafo británico David Bailey, en donde la Reina lleva un conjunto de joyas de zafiro que recibió como obsequio de su padre, el Rey Jorge VI el día de su boda en 1947.
  • Tiene algunos apodos Cuando aún era una princesa, su familia cercana la llamaba “Lilibet” por que no podía pronunciar su propio nombre, mientras que su esposo, el duque de Edimburgo la llama “Cabbage”(repollo en español). “George tiene solo dos años y medio y la llama “Gan-Gan”” dijo Kate Middleton refiriéndose a su hijo y bisnieto de la Reina, el príncipe George, en una entrevista de la BBC. Finalmente, un apodo no tan afectuoso le fue otorgado por su tío Edward. En cartas publicadas en 1988 se refirió a su sobrina como Shirley Temple a causa de su cuerpo “rechoncho” y pelo rizado, que se parecía al de la estrella infantil.
  • Su padre ascendió al trono después de un escándalo El padre de Elizabeth, el Rey George VI, se convirtió en Rey después de que su hermano mayor, el Rey Eduardo VIII abdicó al trono y se casó con Wallis Simpson, una divorciada socialista estadounidense. Esto fue escandaloso ya que Simpson todavía estaba legalmente casada con su segundo marido cuando se juntaron por primera vez y la abdicación fue la mayor crisis constitucional en la historia real moderna. Supuestamente existía mala sangre entre el duque y la duquesa de Windsor (Edward y Wallis) y la familia real.
  • “El Discurso del Rey” es una película biográfica de 2010 sobre el Rey Jorge VI lidiando con un tartamudeo mientras asciende al trono después de su hermano. 

Hipnótica y variada selección de GIFS (44)