domingo, 14 de octubre de 2018

Humor revolcado







Fascinantes imágenes de la historia

George Gillette llora en 1940 al ser testigo de la venta forzada de 155,000 acres de tierra para la Presa y Embalse de Garrison, que displazó a más de 900 familias nativas americanas

Marie Doro - Actriz 1902

Hans-Georg Henke, un soldado alemán de 16 años, después de una larga batalla fue capturado por los estadounidenses y tomado como prisionero de guerra. Estalló en lágrimas en una combinación de shock y miedo.

La única foto autenticada conocida (ferrotipo) de Billy the Kid, c. 1879

Aviso de muerte de la Segunda Guerra Mundial


Este daguerrotipo es la imagen fotográfica confirmada más antigua de Abraham Lincoln. Según informes, fue realizado en 1846 por Nicholas H. Shepherd poco después de que Lincoln fuera elegido para la Cámara de Representantes de los Estados Unidos.

Vampiros, los mitos del mito

Los vampiros no existen: es una enfermedad humana
¿De dónde surge el gran mito de los vampiros, unos seres que de noche atacan a sus víctimas chupando la sangre de su cuello? El vampiro más famoso es el conde Drácula, que dio nombre al libro homónimo del escritor Bram Stoker (1897) y al que hemos visto numerosas veces en el cine. El aristócrata tenebroso que protagoniza la historia podría no ser un ser tan de ultratumba como pensamos.

El origen del mito es la porfiria, una enfermedad de los seres humanos que consiste en el aumento de las porfirinas, unas proteínas que dan más color a la sangre. La enfermedad tiene entre sus síntomas fotosensibilidad, palidez y problemas psicológicos. Incluso, algunos curanderos daban a beber sangre de animales para calmar la ansiedad, otro de los indicios de la dolencia. ¿Nos suena de algo?

Por lo que se sabe, esta enfermedad y sus curiosos síntomas se fueron conociendo más y más durante el siglo XIX. Esto dio origen a que se difundiera en cuentos y leyendas populares de Europa y que llegara así hasta los oídos del irlandés Stoker.

En su origen no eran fantasmas ni tomaban sangre
Por otra parte, estos mordedores de cuello no nacen en un castillo de Transilvania, sino que son mucho más antiguos. En concreto, están documentados en la antigua Mesopotamia desde hace más de 5000 años. En aquel entonces se hablaba de seres que estaban a medio camino del mundo de los vivos y de los muertos, y que interrumpían los ciclos naturales (como las estaciones) del primero.

Entonces no se hacían con nuestra sangre… todavía. Habría que esperar hasta la Edad Media para que tomaran una apariencia fantasmal, y ya en la ilustración tendrían ese cariz de bebedores de líquido rojo. Después de la publicación de ‘Drácula’, muchos vampiros han seguido haciéndose con glóbulos y plaquetas humanos, pero los gustos han cambiado en los últimos años: Edward Cullen, de la saga ‘Crepúsculo’, tiene como norma beber solo sangre de animales…, aunque no le hará ascos a probar la de su amada Bella.

Por qué los murciélagos han pagado el pato

Los pobres animales, que tienen mejor prensa con Batman, también están asociados a los vampiros. Hemos visto cómo los portadores de colmillos afilados se transformaban en estos animales para morder en el cuello de sus víctimas o para viajar de un lado a otro. Sin embargo, en la vida real, los murciélagos son menos peligrosos.

Se calcula que hay unas 1100 especies de murciélagos. De ellos, solo tomarían sangre los de la subfamilia ‘Desmodontinae’. Y estos sí, llevan el vampiro en su nombre: el vampiro común, el vampiro de patas peludas y el vampiro de alas blancas. O sea, tan solo 3 de esos 1100. El resto de especies, mientras tanto, prefieren los insectos, los peces o los frutos.


Pero no nos hemos de preocupar mucho: aquellas tres especies solo están en el continente americano, de México al Cono Sur. Y sí, de noche, el de patas peludas y el de alas blancas pueden chupar la sangre de un humano, pero no transmite enfermedades o el deseo de atacar cuellos. Aun así, cuidado: dejaría expuesta la zona de la mordedora a parásitos, infecciones o virus como el de la rabia.

Los espejos que no merecía la pena romper
En casa de un vampiro no encontrarás ajos ni espejos: en estos últimos no se reflejan, así que mejor que no haya para evitar sospechas entre los invitados. Sin embargo, los pobres espejos, que ya llevan encima el sambenito de provocar mala suerte si se rompen, merecería aquí mejor imagen.

Desde la mitología griega, el espejo u objetos que se reflejaran ha sido muy importante en la cultura occidental. Por ejemplo, la diosa Atenea regaló un escudo a Perseo que funcionó como espejo para vencer a Medusa. Más adelante, las supersticiones llevaron a girar o cubrir los espejos en las casas donde había fallecido alguien. El temor era que su espíritu se reflejara o que el espejo absorbiera el alma, y no estaba la casa para más sustos.

Con el tiempo, las historias de vampiros se han aprovechado de esa creencia para destacar que estos, como seres muertos, no tendrían alma y por tanto no se verían reflejados en la superficie. En pleno siglo XXI, la imagen de un vampiro que rompe espejos se ha convertido en obra de arte. Sin embargo, con haberlos tapado habríamos seguido con la tradición más conservadora y folclórica y no tendríamos que ir luego recogiendo con la escoba.

Estos mitos han llegado hasta nuestros días, para escarnio de muchos murciélagos y de algunas personas enfermas. Y si estos han perdurado hasta el siglo XX, algunos no han tenido tanto éxito: precisamente otro de los síntomas de la porfiria es el crecimiento desmesurado de pelo. En ‘Drácula’, uno de los personajes se extraña de que el conde tenga “pelos en el centro de la palma [de la mano]”. Una imagen algo desagradable que no tiene nada que ver con la aristocracia o con los vampiros atractivos que veíamos en ‘Crónicas vampíricas’ ‘True Blood’. 










Ahora podrás hacer fotos en 3D y enviarlas por Facebook

El último atractivo de Facebook es la función de subir fotos 3D a la red social, gracias a la Inteligencia Artificial se podrán ver con profundidad.

Esta funcionalidad fue originalmente presentada en el Facebook F8 de mayo de este año, pero hasta ahora es una realidad y por el momento ya pueden hacer uso de ella los usuarios de iOS.

Esta función es una de los nuevas apuestas de la red social para enriquecer aún más la experiencia audiovisual de los usuarios. Es un sistema para poder ver lo que hay detrás de los objetos que estamos fotografiando, conocido como profundidad y además les agrega movimiento.

Las 3D Photos de Facebook comenzarán a estar disponibles al crear nuevos posts y hacer click en el menú de “tres puntos”; ahí aparecerá la opción “3D Photo”; tienes que hacer clic, seleccionar la foto que quieres convertir y compartirla.

Para sacarle más provecho a estas nuevas fotos de Facebook, puedes hacer tus fotos con varias capas de profundidad desde la toma agregando objetos en primer plano y enfocarlos manualmente; otra forma es usar colores contrastantes entre el objetivo y el fondo; usar texturas e iluminación también ayuda.


Crear capas
Obtendrás los mejores resultados si tu sujeto principal está a uno o dos metros de distancia. Para hacer sobresalir al sujeto, intenta capturar escenas con múltiples capas de profundidad, incluyendo algo en el primer plano y algo en el fondo.

Toma en cuenta el contraste
Obtendrás más del efecto 3D cuando la persona de tu foto tenga colores contrastantes con el fondo.

Toma en cuenta los materiales y las texturas
Obtendrás mejores resultados cuando los sujetos tienen bordes sólidos y no son demasiado brillantes. Además, trata de evitar objetos transparentes como plástico o vidrio, ya que no siempre son captados con precisión por los sensores de profundidad.




Dime el color de tu orina y te diré tu estado de salud

Te entran ganas de orinar, vas al baño y descubres que tu pis brilla y tiene un color verde azulado, algo fluorescente. Te asustass y corres como alma que lleva el diablo hasta el centro de salud más cercano. Allí, te hacen pruebas y descubren que has ingerido accidentalmente un refrigerante que, debido a uno de sus componentes, es el responsable del aspecto de tu orina. No es un relato de ficción, sino justo lo que le ocurrió a un cuarentón texano el pasado año.

El hombre acudió al hospital asustado y con respiración rápida, quejándose de vómitos y dolor abdominal. Allí le hicieron varias pruebas que revelaron que su presión arterial era anormalmente baja, y luego se le diagnosticó una intoxicación por etilenglicol –un compuesto químico presente en los anticongelantes para automóviles responsable del color de su orina–.

¿Es normal, entonces, mear fluorescente? Lo cierto es que no, pero tampoco debes poner el grito en el cielo si tu pis no es transparente o amarillo: la orina –que básicamente es agua con sustancias disueltas– puede cambiar de color por cosas como esta o por razones inocuas.

«Hay pacientes que consultan por orinas teñidas que están en relación con la alimentación», asegura el urólogo Alberto Pérez-Lanzac. «Por ejemplo, alimentos como la remolacha o las bayas tiñen la orina, y también algunos medicamentos. Siempre hay que estar atento a estas circunstancias para calmar al paciente».

En efecto, Pérez-Lanzac hace hincapié en que la orina se puede teñir por muchas circunstancias. «Una orina de diferente color es un signo de que puede haber una patología detrás. Por ejemplo, una orina de color coñac puede indicarnos que hay una infección, o una orina muy roja [puede indicar] que haya un tumor», sostiene.

«El riñón filtra todas las sustancias extrañas. Si esas sustancias son colorantes, la orina tendrá color», comenta el bioquímico José Miguel Mulet. «El color normal amarillento [de la orina] se debe a compuestos ricos en nitrógeno. De hecho, si bebemos mucho la orina se diluye y es casi transparente».

Hace poco, la Cleveland Clinic de Estados Unidos desarrolló un cuadro de los posibles colores de la orina humana y lo que cada uno de esos tonos revela sobre el nivel de hidratación y la salud de las personas. Así que puede que después de leer este artículo haya quien preste algo más de atención al aspecto de su orina antes de tirar de la cadena.

En torno al 70% del cuerpo es agua –esta molécula interviene en numerosas reacciones bioquímicas necesarias para el buen funcionamiento del organismo– y las sustancias de desecho se eliminan por la orina, lo que significa que uno debe recuperar el agua perdida de alguna forma.

Y la mejor forma de hacerlo es bebiendo. Si uno no está bien hidratado, se arriesga a experimentar cosas como fatiga, falta de apetito, intolerancia al calor, mareos… y efectos cerebrales que incluyen cambios de humor, pensamientos confusos, falta de atención y mala memoria.

Es más, una pérdida de entre solo un uno y un dos por ciento del agua corporal ya puede afectar el rendimiento cognitivo, según el estudio The Hydration Equation: Update on Water Balance and Cognitive Performance, elaborado en 2013 por los doctores Shaun Riebl y Brenda M. Davy, del Instituto Politécnico y Universidad Estatal de Virginia.

Volviendo al color del pis, a continuación, resumimos lo que cada uno de estos tonos puede revelar sobre tu salud o hábitos:

  • Sin color. Sabemos que la orina incolora sugiere que alguien está bebiendo más agua de la que realmente necesita (o que se pone hasta arriba de diuréticos).
  • Amarillo claro. Este tono denota la hidratación óptima del cuerpo. Es más, si uno está hidratado como Dios manda, el color de la orina debe ser amarillo pálido –debido a la presencia de un pigmento amarillo llamado urocromo–.
  • Rosa. Un empacho de remolacha o arándanos azules puede hacer que tu pis tenga un color rosáceo, mientras que otros alimentos, como las habas o el ruibarbo, pueden ser los culpables de que tu orina sea de color té. Además, algunos medicamentos, como los laxantes o los de quimioterapia, también pueden oscurecer el color de tu orina.
  • Naranja. El betacaroteno presente en las zanahorias, el jugo de zanahoria y la presencia de altas dosis de vitamina C en el cuerpo puede causar orina de color naranja.
  • Rojo. Es uno de los tonos más alarmantes. Mucha gente suele pensar que, si mea rojo, es porque está prácticamente a punto de palmarla. A veces, ese color se debe a la presencia de sangre (por ejemplo, durante la menstruación), a una infección del tracto urinario, a alguna enfermedad del riñón o la vejiga, o a una próstata agrandada. Incluso después de practicar algún ejercicio físico extenuante (como una carrera larga o un triatlón), uno podría encontrarse con su orina teñida de sangre.
  • Azul. El azul de metileno, tinte usado en algunas pruebas de diagnóstico, puede hacer que tu orina aparezca con ese tono. Para quien lo desconozca, el metileno posee propiedades antimicrobianas, por lo que también puede aparecer en medicamentos y remedios caseros.
  • Verde. Aunque puede parecer alarmante, la orina verde es, generalmente, inofensiva y ocurre como resultado de la vitamina B, de la ingesta de ciertos alimentos como espárragos o colorantes artificiales, o como efecto secundario de ciertos medicamentos. Sin embargo, en casos extraordinarios, la orina verde puede ser un síntoma de una rara enfermedad genética llamada hipercalcemia –un exceso de calcio en la sangre–.
  • Morado. Este tono es más chulo que un ocho y puede presumir de ser el único color de orina con síndrome propio: el de la bolsa de orina púrpura. Un fenómeno único que hace que la orina tenga un tono entre azul, violeta y púrpura, y que se da principalmente entre personas de avanzada edad, encamadas o con un catéter urinario permanente. Las bacterias que colonizan ese catéter, la bolsa de recolección o ambas cosas producen unas sustancias llamadas indirrubina (que es roja) e índigo (que es azul), que se combinan para dar un color púrpura brillante.



En el siglo XIX la tuberculosis era el cúmulo de la elegancia

A mediados del siglo XIX, tener tuberculosis era lo más parecido a la heroína chic de los 70 y 80. A pesar de sus devastadores resultados, la apariencia que proporcionaba la enfermedad en las personas era deseada por muchas mujeres, hasta el punto de influir en la moda y los cosméticos de la época.

En 1812, Robert Koch descubrió que el bacilo que a partir de entonces llevaría su nombre era el verdadero causante de la tuberculosis. Eso demostraba que, en contra de lo que se pensaba hasta ese momento, la enfermedad no era causada por los miasmas, por el ambiente enrarecido o por una tendencia natural de ciertas personas a contraerla.

También era la prueba de que la tuberculosis era contagiosa, lo que encendió las alarmas de los sistemas de salud públicos que, desde entonces, hicieron lo posible por trabajar de manera coordinada en aras de atajar lo que ya era una epidemia en muchos países de Europa y en algunas zonas de Estados Unidos.

Hasta que eso sucedió, la tuberculosis era algo chic entre la buena sociedad de la época. Tal vez no tanto lo que se refiere a la parte de las toses, la hemotisis y lo de fallecer entre esputos, pero al menos sí lo de la apariencia externa que provocaba la enfermedad en los pacientes aquejados por ella.

A consecuencia de la debilidad y la fiebre, esas personas mostraban una extrema delgadez, total falta de apetito, una piel nívea en la que destacaban las mejillas sonrojadas, languidez y unos ojos brillantes con pupilas dilatadas.

Las novelas como La dama de las camelias, de Alexander Dumas hijo, los folletines, las obras de teatro o las óperas, como La Traviata, de Giuseppe Verdi, no hacían más que explotar esa imagen enfermiza y dotar a la tuberculosis de grandes dosis de romanticismo. Tanto es así que, cuando los espectadores y lectores de esas obras no tenían la «fortuna» de sufrirla, buscaban accesorios y ropas que les permitieran recrearla.


3 aplicaciones que te generan (mucho) estrés

No hay ninguna duda que el estar conectados a los diferentes canales actuales ayuda al momento de comunicarnos al acortar la distancia. El problema es que también hay efectos negativos en la salud por el uso a veces exagerado de esos mismos medios.

Datos de la Organización Mundial de la Salud revelaron que una de cada cuatro personas sufre de trastornos de conducta vinculados con las nuevas tecnologías.

En general, el estrés destaca como efecto de este fenómeno, particularmente con las aplicaciones móviles.

Un estudio publicado por el portal Nascia determinó que hay tres aplicaciones específicas que generan estrés en los usuarios, provocando alteraciones en los patrones de sueño, en las actividades rutinarias y en su salud.

1. Mensajería instantánea

Aplicaciones como Whatsapp, Telegram y Messenger ocupan el primer puesto en la lista del estudio.

Según Nascia, solemos contestar 75% de los mensajes que recibimos al momento, pues según los códigos y estándares sociales no hacerlo implica ignorar al emisor, lo cual se considera una falta de respeto, y, evidentemente, esto genera presión en los usuarios y una “necesidad autoimpuesta de responder”.

Resaltan en el portal que el ser humano pasa al menos una hora de su día respondiendo mensajes, sin importar la hora o actividad en la que estemos en ese momento, lo cual hace que nuestras tareas se retrasen y se acumulen.

2. Redes sociales
Hay un efecto negativo sobre las personas, primero por una creciente necesidad de estar informados a todo momento, por saber lo que hacen los demás y por contar lo que hacemos nosotros.

Se produce entonces una especie de competencia por demostrar quién tiene la mejor vida, los mejores lujos y por demostrar que todo está perfecto cuando en realidad no es así.

La comparación consciente o inconsciente con los demás puede generar frustración. Una reciente investigación en la que se estudió un grupo de 50 personas que viven completamente desconectadas de canales digitales determinó que viviendo fuera de las redes sociales son seres paradójicamente más sociales.

3. Correo electrónico
Dentro de los lugares de trabajo esta herramienta es algo esencial para el desarrollo de nuestras actividades, por eso se mantiene abierto todo el tiempo por lo que lo revisamos varias veces al día para no dejar pasar algún pendiente, una urgencia o responder algo importante.

Nascia explica que responder correos también se ha vuelto otra tarea que hacemos de forma autoimpuesta y en consecuencia, esto genera presión, una necesidad de estar conectados permanentemente.

El estudio determina que “existe una relación directa entre el estrés y la ausencia de interacción”, lo cual quiere decir que para los seres humanos la necesidad de estar conectados es tan vital como el acceso al agua o a la comida.

Según las cifras de la investigación, 55% de la población siente que la conectividad es una necesidad básica que deben cumplir a cabalidad, teniendo presión por cumplir con ciertos estándares y etiquetas impuestas por la sociedad.

Según Nascia dentro de 10 años los casos por estrés tecnológico triplicarán los existentes en la actualidad.





Aunque no lo creas, comer ajo, aumenta tu atractivo

Está comprobado que el olor corporal de los hombres que habitualmente comen ajo resulta muy atractivo para el sexo opuesto.

Ni el gimnasio ni el perfume ni la inteligencia. Lo que podría convertirte en una persona atractiva para las mujeres es ¡el ajo! Sí, el mismo que se usado en la mitología para mantener a raya a los vampiros podría hacerte más deseable.

Según un estudio de la Universidad Carolina de Praga, República Checa y de la Universidad de Stirling en Reino Unido, la ingesta regular de ajo en los hombres produce un olor corporal que es muy seductor para las mujeres.

Los hombres que comieron el equivalente a cuatro dientes de ajo crudo, lo que equivale a unos 12 gramos, fueron percibidos como más atractivos que los que no lo consumieron. Y los que previamente no consumieron el ajo y después sí lo hicieron, fueron catalogados por las mujeres como más interesantes y atractivos.

Si no quieres comer el ajo al natural, hazlo en pastillas, pues también de ese modo funcionó.

“El consumo de ajo puede tener efectos positivos en el placer derivado de la percepción de olor corporal quizás debido a sus efectos sobre la salud. Desde una perspectiva evolutiva, la formación de las preferencias de los olores corporales asociados a la dieta fue posiblemente el medio de la selección sexual. Investigaciones anteriores indican que infinidad de especies animales utilizan señales asociadas a la dieta para seleccionar compañeros en buen estado físico” explicó el líder del estudio, Craig Roberts.

Para el experimento se reclutaron a 42 hombres divididos en tres grupos: el grupo 1 comió ajo crudo, el grupo 2 tomó cápsulas de ajo y el grupo 3 fue el grupo control y no comió ajos. Después se reclutaron a 82 mujeres que tuvieron que clasificar a cada uno de estos hombres a través de tres factores: su olor, su simpatía y su atractivo o masculinidad.

Pues ya lo sabes, el ajo no solo es un alimento con múltiples beneficios a la salud, sino que también puede ayudarte a ser mejor percibido por el sexo opuesto.





10 datos sorprendentes sobre Cristóbal Colón

Hay más en el famoso explorador que descubrir américa en Octubre de 1492.


  • No sabemos en donde nació Los historiadores están de acuerdo en que Colón nació en algún lugar de la República de Génova, en el norte de Italia, pero no están seguros si nació en la ciudad de Génova o no.
  • O cuando nació Su cumpleaños fue en algún momento entre agosto y octubre de 1451. Algunas fuentes dicen que pudo haber nacido en octubre de 1450.
  • Era el mayor de cinco hermanos Tenía cuatro hermanos: Bartolomeo (que también se convirtió en explorador e incluso se unió a Cristobal durante algunos años), Giovanni, Pellegrino y Giacomo. También tenían una hermana llamada Bianchinetta.
  • Su primer viaje probablemente no fue al nuevo mundo No se sabe mucho sobre la vida temprana de Colón, pero de joven, presuntamente estuvo involucrado en un ataque contra barcos españoles frente a las cosas del norte de África. Se dijo que su primer viaje largo fue en 1474, cuando fue contratado para una expedición a la isla de Chios en el mar Egeo.
  • Tuvo 2 hijos El primero, Diego, siguió sus pasos y se desempeño como almirante, virrey y gobernador de las Indias. Después de que su esposa murió o lo abandono (los historiadores no están seguros), Colón tuvo a su segundo hijo, Fernando, fuera del matrimonio.
  • Hizo cuatro viajes al Nuevo Mundo Después de su primer viaje en 1492, Colón regresó a la colonia Hispaniola (hoy Haití y República Dominicana) en 1493, visitó Trinidad y el continente sudamericano en 1498 y llegó a Panamá durante su último viaje en 1502.
  • Tenía muchos esclavos Cómo las nuevas tierras que descubrió Colón no tenían gemas preciosas, vio a las personas como los recursos más valiosos. En su primer día en el Nuevo Mundo, le dijo a su equipo que tomara a seis de los nativos como sirvientes. En el transcurso de sus viajes, ordenó que miles de taínos, los nativos a los que llamaba indios, fueran enviados a España para ser vendidos o permanecieran en la isla y trabajaran para su tripulación.
  • Casi destruye a toda una raza Solo unos pocos cientos de la población taína quedaron 60 años después de que Colón tocó tierra por primera vez, principalmente debido a las enfermedades que trajo su tripulación. Sin embargo, algunos descendientes de los tainos todavía viven en las islas del Caribe.
  • Nunca supo que descubrió un nuevo continente Murió convencido de haber encontrado un nuevo pasaje a la India.
  • Sus restos están dispersos Los historiadores creen que los restos de colón están dispersos entre el viejo y el nuevo mundo por que fue transportado a través del oceáno muchas veces.




Hipnótica y variada selección de GIFS (76)